Conectarse

Recuperar mi contraseña





































Amaranth
KHAcademy.:Magatsu World:.Foro RPG NarutoLeague of LegendsPhotobucket Bleach: Shadow Of Seireitei Foro RPG Naruto Foro de rol +18 - Historias originales - Hentai, Gore, y mucho mas

Revisión programada: 01/04/2015, si su banner fue borrado por error, pueden informarnos y lo añadiremos en menos de 24 horas. Revisen en portal, quizás su banner pudo haber sido movido de lugar.
Hermanos: 2/20; Élite: 27/50
Últimos temas
» Una sugerencias-Revivir
Dom 22 Mar 2015, 12:29 pm por Sciffer

» Hola a todos, Me presento
Mar 17 Mar 2015, 8:20 pm por Ichigo Kurosaki

» Hola a todos!:D
Lun 16 Mar 2015, 9:50 pm por Ichigo Kurosaki

» Cambio de botón-Elite-La Pluma y la Ficción
Jue 12 Mar 2015, 1:49 pm por Ichigo Kurosaki

» Magnetic {Normal - Nuevo}
Jue 12 Mar 2015, 1:33 pm por Ichigo Kurosaki

» Problema con botón de afiliación élite
Jue 12 Mar 2015, 1:28 pm por Ichigo Kurosaki

» Alternia-Sgrub [CONFIRMACIÓN ÉLITE]
Jue 12 Mar 2015, 12:54 pm por Ichigo Kurosaki

» Deux ex Heros : Nuevo foro de rol futurista [Afiliacion Normal]
Jue 12 Mar 2015, 12:52 pm por Ichigo Kurosaki

» Loving Pets (Afiliación Normal - Confirmación)
Jue 12 Mar 2015, 12:43 pm por Ichigo Kurosaki

» Leek
Lun 09 Mar 2015, 7:30 pm por Thibaut

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 60 el Dom 10 Abr 2016, 7:09 am.

Trama: "El shinigami que no sabe Kidō"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trama: "El shinigami que no sabe Kidō"

Mensaje por Ichigo Kurosaki el Vie 28 Nov 2014, 10:11 pm

Los personajes que presentaré a continuación, podrían ser de mucha relevancia para la historia no tan concreta que tengo planeada para mi pj. El desarrollo de cada personaje está a criterio de su interpretador,

Como podrán ver, También busco villanos, y esto es para hacer las cosas más emocionante.

Como administrador de foro y al tener cierto poder en este, me tomo a libertad de (como pido personajes cannon) indicar si alguno necesita, o no, de una prueba de interpretación.

   

   

   
Pasa el cursor aquí
Shinji Hirako
Visored · Edad Desconocida · Sociedad de Almas · Libre



Personalidad
La mayor parte del tiempo Hirako mantiene cierto aire frívolo y despreocupado, que parece no dar mucha importancia a todo lo que ocurre a su alrededor. Sin embargo, en realidad es una persona muy perceptiva, sensible al comportamiento de la gente próxima a él y una de las pocas personas que desde un principio entrevió la verdadera forma de ser de Aizen.

Su actitud de dejadez y pasotismo siempre enerva los ánimos de Hiyori Sarugaki, siendo muy frecuentes las peleas entre ambos, y dándole a Hirako cierto aire cómico por la inmadurez que demuestra en esos momentos, al provocar a su compañera. No obstante, a la hora de luchar abandona su displicencia y falta de interés, adquiriendo una gran seriedad que también saca a relucir cuando se halla molesto.


Historia
Más de 110 años antes de la historia principal, Shinji Hirako era el Capitán de la 5ª División, y aunque por los comentarios de otros capitanes se ha dejado entrever que él se trataba de uno de los que más tiempo llevaba en el cargo, de ninguna forma superaba los cien años en dicha posición (algo que sólo podía decirse de los Capitanes Yamamoto, Unohana, Kyōraku y Ukitake).

El Subcapitán de Hirako era Aizen, al que había ascendido a este puesto al tener la intuición de que detrás de su forma de ser educada, amistosa e intelectual se encontraba una amenaza para la Sociedad de Almas, con la confianza de que bajo su vigilancia no podría hacer nada sospechoso.

Una noche aproximadamente 99 años antes de los eventos centrales de la serie, una patrulla de Shinigami comandada por el Capitán de la 9ª División, Kensei Muguruma, y su Subcapitana, Mashiro Kuna, desapareció de forma misteriosa y en una reunión de urgencia el Comandante General Yamamoto decidió enviar un escuadrón de investigación y rescate. Este grupo estaba formado por Hirako, Rose, Love, Risa y Hachi, quienes partieron sólo unos momentos después de haber ido al lugar de los hechos por orden de Urahara su Subcapitana, Hiyori Sarugaki.

En el lugar de los hechos Hirako y los demás se vieron forzados a luchar contra Kensei y Mashiro, que habían sido víctimas de la Hollowficación, logrando detenerlos in extremis gracias a un eficiente trabajo en equipo. Sin embargo, todos habían resultado heridos de mayor o menor gravedad a raíz de la pelea y se vieron totalmente indefensos ante el ataque sorpresa de Kaname Tōsen y los efectos de la Hollowficación preparada por Aizen, que había esparcido una especie de agente infeccioso en el ambiente que contagió a todos los miembros del grupo de apoyo.

Al revelarse Aizen, Hirako trata de atacarlo pero sufre los efectos de la conversión de Hollow mientras su Subcapitán afirma que el error que cometió a lo largo de todos aquellos años fue el no dedicarse a conocerle más profundamente, algo que facilitó la traición que acababa de sufrir. Más, cuando Aizen se disponía a matar a todos los Shinigamis afectados por su experimento, aparecieron Kisuke Urahara y Tessai Tsukabishi, ante lo cual decidió retirarse. Una vez transportados los afectados por la Hollowficación a las dependencias de la 12ª División, Urahara trató de curarlos mediante el empleo de la Hōgyoku, pero falló en el proceso. La Cámara de los 46 ordenó la ejecución de Hirako y los otros Shinigamis, al ser considerados Hollows sin posibilidad de curación. No obstante, sus cuerpos inconscientes pudieron ser puestos a salvo por Yoruichi Shihōin, a esperas de la llegada de Urahara y Tessai.
Todo el grupo acabó por exiliarse al mundo de los vivos, donde Urahara dio unos gigai indetectables a los ocho Visored. A partir de entonces, Hirako y los otros Visored han vivido escondidos y olvidados, tanto por la Sociedad de Almas como por Aizen.

Un siglo después de su obligada partida de la Sociedad de Almas, Hirako se muestra ante Ichigo en un intento de reclutarle, al afirmar que, como él, también es un Visored. Para ello, Hirako toma la apariencia de un estudiante de secundaria más y llega a verse con Ichigo cuando éste se encuentra realizando sus labores de Shinigami sustituto, pero todos los intentos de convencerle acaban frustrándose. Al final, Hirako acaba por abandonar la escena, recibiendo una buena riña por parte de Hiyori al no haber logrado su objetivo. Más Ichigo acaba por presentarse ante los Visored, convencido de que necesitará su ayuda para controlar su Hollow interno.

IAl tener noticia de una nueva invasión Arrancar en Karakura, Ichigo abandona con rapidez el escondite de los Visored y parte a luchar contra Grimmjow Jaegerjaquez. Percibiendo el peligro que corre, Hirako sigue a Ichigo y acaba por rescatarle tanto a él como a Rukia de Grimmjow, a quien casi derrota en cuestión de segundos. La batalla de Hirako y Grimmjow es interrumpida en el momento en que éste último se dispone a liberar su Zanpakutō, al llegar Ulquiorra Cifer y llevarse consigo a Grimmjow, al decir que la misión que los había llevado al mundo de los vivos ya ha sido cumplida.

Tras esto, Hirako lleva a Ichigo de regreso al escondite, donde es parcialmente curado por Hachi antes de ser devuelto a su casa. Una vez que Ichigo parte al Hueco Mundo , deja una nota escrita a Hirako con "gracias" por la ayuda prestada en el control de sus poderes.

Poco tiempo después del encuentro de las fuerzas de Aizen y de la Sociedad de Almas en la copia de Karakura Town dispuesta a tal efecto, Hirako abandona su escondite junto con sus compañeros, armado y listo para la lucha, afirmando tener sendas cuentas pendientes tanto con Aizen como con Urahara.

Aunque los Visoreds tardan más de lo previsto en hacer su aparición debido a una barrera protectora finalmente llegan al campo de batalla, sorprendiendo visiblemente al Comandante General Yamamoto y los demás Shinigami del Gotei 13. Como portavoz del grupo, Hirako se acerca a Yamamoto para decirle que, como aliados de Ichigo y enemigos de Aizen, en esta ocasión combatirá a su lado aunque en realidad ya no quiera saber nada de la Sociedad de Almas.

Seguidamente, los ocho Visored se ponen simultáneamente sus respectivas Máscaras para combatir a una enorme cantidad de Gillian que ha vomitado la enorme criatura que acompaña a Wonderweiss Margera. Hirako no tarda en dirigirse hacia donde está Aizen, proponiéndose acabar con él de un solo golpe, más es detenido por Tōsen, quien le asesta un corte en la frente antes de ser a su vez interceptado por Sajin Komamura.

Al mismo tiempo que sus compañeros Visored se encargan de combatir con los Arrancar que aún siguen en pie, Hirako hace lo propio con Ichimaru, el lugarteniente de Aizen, pero su breve pelea es detenida de forma abrupta cuando Aizen llama la atención a Ichimaru y a Tōsen y, seguidamente, acaba con Harribel, la última integrante de los Espada aún con vida en el lugar de la batalla.

Hirako se acerca a Hiyori y Risa , las que se encuentran más cercanas a Aizen, y avisa en voz alta (en especial a Hiyori) de que es mejor no apresurarse y no atacar a su antiguo subordinado hasta que no hayan trazado un plan. Aizen se muestra divertido ante la afirmación de Hirako, y se burla de los Visored diciendo que, hagan lo que hagan, el resultado será el mismo, ya que su destino ha sido decidido de antemano.

Hirako desoye las palabras de Aizen y trata de contener a Hiyori, mas cuando Aizen afirma que los Visored llevan muertos desde aquella noche hace ya un siglo, finalmente Hiyori sale de sus casillas y se dirige hacia él imbuida de furia. Pese a la advertencia de Hirako, Hiyori acaba siendo cortada en dos por Ichimaru y entre gritos el líder de los Vizard se lanza hacia ella y la recoge en sus brazos. Fatalmente herida, Hiyori se disculpa ante su compañero y amigo por no haberse podido controlar, y totalmente fuera de sí, Hirako llama a Hachi antes de recordar la existencia de Orihime y sus increíbles poderes, que hacen que llame desesperadamente a Ichigo, deseando que llegue cuanto antes. Confiando en que el Shinigami sustituto llegará a tiempo, Hirako deja a Hiyori en manos de Hachi y se encara directamente con Aizen, aunque éste se burla de la fe que ha depositado en Ichigo, afirmando que es algo propio de los débiles y explicándole que a causa de sentimientos de dependencia como aquél, él mismo ha acabado por convertirse en un "Dios" para los suyos.

Después de haber dejado tan claras sus ideas, Aizen desenvaina su Zanpaku-tō, e Hirako comenta que le sorprende que finalmente haya decidido hacerlo. Aizen permanece en silencio después de que Hirako le pregunte si está asustado y de que, por muy fuerte que pueda llegar a ser, será complicado derrotarle, tras lo cual el líder de los Visored continúa rememorando las palabras que le dijese Aizen un siglo atrás, acerca de que nunca había llegado a confiar en él ni se había mostrado nunca lo suficientemente cercano.

Gracias a haberse comportado así, Hirako hace ver a Aizen que no sabe cuáles son las habilidades que puede tener su propia Zanpakutō. Seguidamente, Hirako libera su shikai, después de decir que la Zanpakutō de su enemigo, Kyōka Suigetsu no es la única capaz de controlar y manipular los sentidos y la percepción de la gente. Confundiendo la percepción espacial de Aizen , Hirako logra herirle una vez en el hombro, tras lo cual acaba por referirle la extensión total de su shikai, que no sólo crea un "mundo al revés" en cuanto a las direcciones del espacio, sino también en cuanto a la vista o a las zonas donde es cortado su oponente.

Sin embargo, Aizen se sobrepone con rapidez y logra herir a Hirako en la espalda, afirmando que cuando uno se acostumbra a los poderes de Sakanade, combatir resulta ser un "juego de niños". La lucha es interrumpida por la llegada de Ichigo Kurosaki quien, nada más llegar del Hueco Mundo, se enfrenta con Aizen pese a encontrarse en una clara desventaja.

Pese a ello, Hirako y los demás Shinigami y Visored que aún están en condiciones de luchar se interponen entre Aizen e Ichigo, preparados para luchar todos a la vez contra el primero de ellos antes de que libere su shikai delante del segundo, y así darle una oportunidad al Shinigami sustituto de atacar a Aizen cuanto vea una apertura en sus defensas. Ichigo se queja de que todos estén dispuestos a protegerle pese a encontrarse heridos por sus enfrentamientos anteriores, más Hirako le responde que aquella lucha les pertenece a todos ellos y que, de todas formas, no podría enfrentarse él solo a un adversario de la talla de Aizen.

Antes de lanzarse al combate, Hirako le pregunta por qué no ha traído consigo a Orihime , cuyos cuidados permitirían renovar las energías de todos los presentes en muy poco tiempo, más se da cuenta de que le ha acompañado en su viaje la Capitana Unohana, y comenta que seguramente ésa haya sido la mejor elección para una batalla. Seguidamente, Hirako prosigue su lucha con Aizen, esta vez acompañado de otros muchos Shinigami y Visored.

Aunque se encuentra en una evidente desventaja numérica, Aizen derrota sin ningún problema a Sajin Komamura , Rose, Love y Risa. Sin embargo, el trabajo combinado de Hirako, Kyōraku , Suì-Fēng e Hitsugaya parece dar sus frutos, y Aizen acaba siendo atravesado por la espalda (gracias a la inversión del espacio de Sakanade) por la Zanpakutō de Hitsugaya.

Sin embargo, y para horror de los presentes, todo esto ha resultado ser una ilusión proyectada por el propio Aizen, y lo que ha ocurrido en realidad ha sido que Hitsugaya ha atacado de esa forma tan brutal a su amiga Momo Hinamori.

Furioso por la situación, Hirako le pregunta a Aizen cuándo había empezado a valerse de esa ilusión, ante lo cual éste le da a entender calmadamente que lo había estado haciendo todo el tiempo.

Inmediatamente después, Hirako y los otros tres capitanes acaban bajando la guardia, y es en ese momento cuando son atacados por Aizen y gravemente heridos. Más tarde él y el resto de sus compañeros Visored son curados por Retsu Unohana y este lo agradece diciéndole que le debe una.

Ya con Aizen capturado gracia al chigami sustituto, Ichigo Kurosaki, y el antiguo capitán del duodécimo, Urahara, Shinji, junto con sus miembros Visored, son invitados a ocupar sus antiguos, por lo cual algunos aceptados, y entre esos, aunque de malas ganas, acepto Shinji.


Relación con Ichigo Kurosaki
Con el propósito de ganarse la confianza de Ichigo, Hirako se hizo pasar por un estudiante de intercambio en su instituto, y entonces revelarle la existencia de los Visored y darle la opción de unirse a ellos. En un principio Ichigo rechazó la oferta de Hirako, pero viendo cómo ganaba control sobre sí mismo su parte Hollow, acabó por aceptar a someterse a un entrenamiento supervisado por los Visored.

El Shinigami sustituto pasó un mes entero bajo la tutela de los ocho Visored, en el que fue aceptado por todos los miembros y con los que no pareció llevarse mal (pese a las constantes peleas con Hiyori). Si bien es cierto que desde un principio Ichigo afirmó que no se uniría a los Visored, sino que tan sólo se serviría de sus conocimientos, Hirako no ha dudado en salir y luchar contra uno de los Arrancar de Aizen al ver que Ichigo se encontraba en peligro. De forma similar, Ichigo parece preocuparse a su manera de Hirako y los otros Visored, llegando a dejarles una escueta nota de agradecimiento antes de partir al Hueco Mundo en rescate de Orihime.

Actualmente, Shinji es el "jefe" de Ichigo en el escuadrón número 5 del Gotei 13.  


Necesidad de Prueba por ser personaje Cannon

     
creado por Lyska





Pasa el cursor aquí
Rukia Kuchiki
Shinigami · Edad Desconocida · Sociedad de Almas · Libre



Personalidad
Al haber crecido en el Rukongai, la zona más pobre de la Sociedad de Almas, Rukia mantiene unas costumbres rudas y poco educadas al hablar con la gente. No obstante, también se percibe la influencia de la familia noble de los Kuchiki en su conducta fría, solitaria en la mayoría de las ocasiones y con buenos modales, así como en su tendencia a ocultar sus problemas personales a sus amigos más cercanos, pero ha demostrado que puede ayudar a sus amigos y siente un gran amor hacia su hermano.

Aunque en su presentación le dice a Ichigo que tiene unas diez veces su edad, no está nada acostumbrada a la forma de vida del mundo de los vivos, debido a que la de la Sociedad de Almas es similar a la del Japón del siglo XVIII. Por ejemplo, en un principio ella se vio totalmente incapaz de beber zumo envasado al no saber cómo utilizar la pajita, y debe aprender a hablar en japonés moderno a partir de manga y novelas.

Al igual que a Ichigo, a Rukia la acosan intensos sentimientos de pérdida y culpabilidad por hechos que ocurrieron en el pasado. Además, es una persona que aparenta estar totalmente resignada a su destino, sea cual sea, si bien es cierto que existen algunos momentos en los que su determinación se resquebraja, como se vio al cruzarse con el capitán Ichimaru de camino a su ejecución. Rukia es una actriz consumada, capaz de salirse con la suya en un gran número de situaciones, ante la sorpresa de Ichigo, que parece ser el único que se da cuenta de la situación.

Le gusta mucho dibujar, y por ello siempre que tiene que dar una explicación o contar algo recurre a dibujos. Un gag recurrente de la serie es precisamente la mala calidad de los dibujos de Rukia, parecidos a los de un niño pequeño (además de dibujar a todos los personajes como conejos u osos de peluche) y las constantes críticas al respecto que recibe por parte de Ichigo, por lo cual, Rukia siempre acaba golpeándolo en la cabeza.


Historia
Rukia y su hermana mayor, Hisana, fueron llevadas juntas al distrito número 78 del Rukongai Sur una vez que murieron en el mundo de los vivos. Hisana abandonó a Rukia cuando aún era un bebé por no verse capaz de mantenerla, así que desde el principio tuvo que aprender a valerse por sí sola para subsistir en uno de los lugares más peligrosos de la Sociedad de Almas.

Con el tiempo, Rukia conoce a Renji Abarai y, junto a otros niños del lugar, trabajan y subsisten robando comida y trabajando en equipo. Ya en esta época Rukia y Renji muestran signos de poseer poder espiritual, por lo que desde un principio se abre un horizonte prometedor para ambos, al tener la posibilidad de ingresar en la Academia de Shinigami . Sólo la muerte de todos sus amigos hace que finalmente ambos tomen la decisión de llegar a ser Shinigami y acceder a una vida mejor, lejos de las penurias en las que se criaron.

En la Academia, Renji es admitido en la clase de más nivel, algo que no logra Rukia, y a partir de ese momento sus caminos comienzan a tomar rumbos distintos. Muy poco tiempo después de que Rukia llegue a la Academia es descubierta por Byakuya Kuchiki, jefe del prestigioso clan Kuchiki, quien ofrece adoptar a Rukia como su hermana, alegando el gran parecido que existía entre ella y su difunta esposa, que no era otra que Hisana (ocultando así su propósito de cumplir el deseo que le formuló Hisana en su lecho de muerte, arrepentida de haber abandonado a su hermana pequeña en el Rukongai).

Al enterarse Renji de la visita de los Kuchiki, simuló felicidad y recomendó a la atribulada Rukia que aceptase la invitación. A causa de haber ocultado sus deseos de que Rukia no se alejase de él para siempre, Renji ve que su amiga, triste y reticente, acababa por seguir sus consejos y pasaba a formar parte de la familia Kuchiki. Dada su nueva condición de noble, Rukia es graduada instantáneamente en la Academia y entra en la 13ª División, aunque en un puesto de Shinigami raso (dada la influencia de Byakuya, que no quería que la enviasen a misiones peligrosas).

El vacío que siente Rukia ante la falta de su amigo Renji y el escaso interés que recibe por parte de Byakuya es de inmediato llenado por el Subcapitán de la división, Kaien Shiba, con quien traba una profunda amistad. Rukia también siente una gran admiración, no exenta de sana envidia, por la esposa de Kaien y 3ª Oficial de la división, Miyako Shiba, y cuando ésta es asesinada por un Hollow, decide acompañar a Kaien y al Capitán Ukitake a cobrarse venganza.
Muerte de Kaien

Las consecuencias de aquella fatídica noche acabarían por marcar un antes y un después en la vida de Rukia, ya que el Hollow al que perseguían acaba poseyendo a Kaien y, cuando se dispone a atacar a una aterrorizada Rukia, es empalado por la Zanpaku-tō de la Shinigami.

Antes de morir en los brazos de su amiga, discípula y protegida, Kaien agradece a Rukia y Ukitake no haber intervenido en la pelea y haberle permitido mantener intacto su honor, pero esto no impide que ella se sienta culpable de su muerte y afecte profundamente a su forma de ser el trágico episodio.

Rukia Kuchiki es enviada a la ciudad de Karakura, en el mundo de los vivos, para eliminar Hollows y enviar las almas a la Sociedad de Almas. Allí conoce a Ichigo Kurosaki , un estudiante capaz de ver los espíritus de los muertos, al interferir en el combate entre Rukia y un Hollow que ha atacado su casa. A consecuencia de esto, Rukia es gravemente herida y se ve forzada a transferir a Ichigo sus poderes de Shinigami para que pueda matar al Hollow y salvar sus vidas y las de su familia.

Lo que no esperaba ella era que durante este hecho trascendental, que marcaría definitivamente sus vidas, Ichigo absorbiese más poder del previsto, y Rukia se debilita tanto que es incapaz de regresar a la Sociedad de Almas. Por ello, la Shinigami acepta un gigai temporal que le ofrece Kisuke Urahara hasta que recupere sus poderes, y comienza a vivir en el armario de Ichigo, enseñándole todos los entresijos del oficio de Shinigami, para que pueda sustituirla de forma temporal.

Transcurridos tres meses y una gran cantidad de aventuras en las que Ichigo y Rukia se enfrentan a numerosos enemigos y comienzan a conocerse de una forma más profunda tanto a ellos mismos como el uno al otro, la Shinigami acaba por comprender que la situación no puede mantenerse por más tiempo, y que la Sociedad de Almas debe estar en su busca. Viendo que sus poderes de Shinigami no regresan, sino que incluso parecen debilitarse más a cada día que pasa, Rukia decide partir y abandonar a Ichigo y a las amistades que ha hecho, para evitar que todos se vean implicados en el caso.

En medio de su huida Rukia se encuentra con Byakuya Kuchiki y Renji Abarai , que han sido enviados precisamente para detenerla y enviarla de regreso a la Sociedad de Almas.

Aunque Ichigo llega a tiempo, no puede hacer frente a tales contrincantes y sólo puede ver, derrotado y con los poderes de Shinigami que Rukia le prestó totalmente perdidos, cómo su amiga regresa a su lugar de origen. Allí, Rukia es rápidamente juzgada por la Cámara de los 46 y condenada a muerte, acusada de haber dado poderes de Shinigami a un humano. Al ser avisado de estos hechos por Urahara, Ichigo se entrena duramente para convertirse él mismo en un Shinigami, y junto con sus compañeros Orihime Inoue, Uryū Ishida y Yasutora Sado parten a la Sociedad de Almas, guiados por Yoruichi Shihōin y con el firme propósito de rescatar a su amiga.

Encerrada en la Torre de la Penitencia, Rukia espera con calma el día de su ejecución, que misteriosamente es adelantado cada vez más. La aceptación al destino que esgrime la Shinigami se rompe sólo momentáneamente cuando descubre que Ichigo y sus amigos han ido a rescatarla, en contra de sus deseos.

Tras muchos combates, cuando Ichigo logra por fin reencontrarse con Rukia a los pies de la Torre de la Penitencia se encuentra también presente el mismísimo Byakuya Kuchiki, y sólo la intervención de Yoruichi, quien poco antes había revelado a Ichigo su verdadero aspecto, evita que éste muera a manos del poderoso Capitán Kuchiki, aunque para ello se vean obligados a dejar atrás a Rukia.

La fecha de la ejecución vuelve a ser adelantada de improviso, y dos días después de haber visto a Ichigo ésta es enviada al Sōkyoku. De camino al lugar donde será ejecutada, Rukia se encuentra con el Capitán Ichimaru, quien momentáneamente es capaz de romper el escudo de determinación de la Shinigami y logra sumirla en la desesperación.

También es entonces cuando se percata de que Renji está luchando con todas sus fuerzas contra Byakuya, sorprendiéndose la Shinigami al percibir que las fuerzas parecen encontrarse igualadas. Más Rukia no tarda en percatarse de que este hecho es una mera ilusión, y de que Byakuya en realidad no está mostrando todo su potencial. Al sentir debilitarse la energía espiritual de Renji, Rukia cae en un estado de pánico al pensar que su amigo ha muerto, pero acaba tranquilizándose al percibir un leve pulso que demuestra que aún sigue con vida.

Cuando llega al Sōkyoku, Rukia ya ha recuperado la calma y llega a solicitar al Comandante General Yamamoto que, como último deseo, libere a sus amigos y les deje partir en paz de vuelta al mundo de los vivos. Éste acepta la petición de Rukia aunque no esté dispuesto a cumplirla en realidad, con el único propósito de que la Shinigami no muera sintiéndose culpable de que sus amigos paguen las consecuencias de haber ido en pos de ella. No obstante, en el preciso momento de la ejecución, Ichigo regresa y ya sí consigue rescatar a Rukia ante la mirada estupefacta de buena parte de los Capitanes y Subcapitanes del Gotei 13.

Mientras Ichigo lucha con Byakuya, Rukia queda al cuidado de Renji, mas su desesperada huida es detenida por el Capitán Aizen, quien revela ser un traidor y la figura que estaba detrás de la sentencia a muerte, al haber asesinado en secreto a todos los miembros de la Cámara de los 46. El motivo de que Aizen desease la muerte de Rukia era a causa de tener en su interior la Hōgyoku, un poderoso artefacto creado por Kisuke Urahara (y supuestamente insertado dentro de Rukia en el momento en que se le dio el gigai especial, al ceder sus poderes de Shinigami a Ichigo) capaz de dar poderes de Hollow a Shinigami, y viceversa. Finalmente, Aizen es capaz de extraer la Hōgyoku del interior de Rukia sin necesidad de matarla y con este instrumento en su poder, huye de la Sociedad de Almas declarando sus intenciones de ocupar el trono de los Cielos.

Antes de partir Aizen, éste ordena a su lugarteniente, que no es otro que Ichimaru, que mate a Rukia. Afortunadamente, el letal ataque es detenido por Byakuya, quien se interpone entre ambos y es atravesado por la Zanpaku-tō del Capitán de la 3ª División. Al poco de marcharse los traidores al Hueco Mundo , mientras Byakuya recibe un tratamiento de urgencia éste decide revelar a Rukia la historia de Hisana, pidiéndole perdón por todo el daño que le ha ocasionado. Ya en paz con su pasado, Rukia hace una visita a la familia Shiba para disculparse por su participación en la muerte de Kaien. Cuando Ichigo y sus amigos regresan de vuelta al mundo de los vivos, Rukia decide quedarse en la Sociedad de Almas y recuperar sus poderes, prometiendo volver algún día.

Rukia vuelve a ser enviada al mundo de los vivos junto con un selecto grupo de Shinigami para ayudar a Ichigo y sus amigos a combatir a los Arrancar, Hollows que han adquirido poderes de Shinigami y se han aliado con Aizen.

Al reencontrarse con Ichigo, es capaz de sacarle de la depresión en la que se hallaba sumido, despertando los amargos celos de su amiga Orihime Inoue. Durante la ofensiva Arrancar orquestada por Grimmjow Jaegerjaquez, Rukia interviene en la batalla, demostrando que por fin ha recuperado sus poderes.

Cubriendo a Ichigo, Rukia se enfrenta a Di Roy Linker, al que consigue derrotar en cuestión de segundos con la primera técnica de su shikai. Desgraciadamente, la Shinigami no puede hacer nada ante Grimmjow y es herida de gravedad, si bien es curada gracias a los cuidados de Orihime.

Urahara, previendo que Aizen se interesara en los poderes de Orihime, la obliga a que no no tome parte de la guerra que está por venir, haciéndola sentir incapaz de luchar, lo que entristece a la joven, ya que ve frustrados su intentos de ayudar a sus amigos y ser útil para todos. Rukia se ofrece a ayudarla y juntas regresan a la Sociedad de Almas, donde entrenan durante un mes entero, afianzándose más si cabe su amistad.

Más el nuevo e inesperado ataque de los Arrancar obliga a Rukia a abandonar rápidamente la Sociedad de Almas y regresar al mundo de los vivos, evitando que Grimmjow mate a Ichigo (si bien volviendo a poner su vida en serio peligro a manos de este Arrancar y teniendo que ser salvados, tanto Ichigo como Rukia, por Shinji Hirako).

Al finalizar las luchas, llega la noticia de que Orihime ha desaparecido, y según los designios de Aizen se la llega a considerar una traidora a la Sociedad de Almas. Sabiendo que su amiga en realidad ha sido secuestrada por Aizen, Ichigo se propone partir a su rescate. Rukia y Renji se disponen a seguirlo, pero las órdenes de Yamamoto de no intervenir son tajantes y se ven obligados a regresar a la Sociedad de Almas.

Renji y Rukia consiguen escabullirse de la Sociedad de Almas con la implícita aprobación de Byakuya y viajan al Hueco Mundo en pos de Ichigo y sus amigos al rescate de Orihime. Al llegar, Rukia salva a sus compañeros de un serio aprieto al destruir con la segunda habilidad de su shikai al Hollow guardián del desierto, Lunuganga.

Rukia se separa del grupo y cae al subterráneo Bosque de los Menos, donde conoce al Shinigami Ashido Kanō, al que le ofrece unirse a ellos para regresar a la Sociedad de Almas. Un desprendimiento de rocas provocado por las luchas de Ichigo y compañía contra los Menos evita que Ashido se pueda unir al grupo, y permanece abajo luchando, si bien Rukia promete volver a por él cuando hayan logrado rescatar a Orihime.

Ya en el palacio de Las Noches y separada de sus compañeros, Rukia se encuentra con la Novena Espada, Aaroniero Arruruerie, que se muestra con la apariencia del difunto Kaien Shiba. En un principio, Rukia muestra su desconcierto y llega a creer la historia que le cuenta a Aaroniero, quien mantiene que Kaien ha asumido el control de sí mismo y planea matar a Aizen, mas necesita a Rukia para llevar a cabo su plan.

Rukia está dispuesta a ayudarle, más de improviso recibe un ataque sorpresa de Aaroniero, que logra esquivar de tal forma que sólo recibe un rasguño en la mejilla. Viéndola aún más confusa y desesperada, la Novena Espada le dice que tiene una deuda de sangre con Kaien, ante lo cual Rukia le da permiso para disponer de ella como guste sólo después de haber logrado salvar a Orihime.

Aaroniero recupera la faceta menos seria de Kaien, y afirma haber estado bromeando, ofreciéndole a Rukia una forma más sencilla de que Rukia salde su cuenta con él: que le traiga las cabezas de sus amigos. Estas palabras provocan la más fría furia de Rukia, quien ya entonces queda convencida de que alguien así no puede ser Kaien, por lo que libera su shikai y comienza a combatir con él.

Más, como Kaien, Aaroniero está al tanto de gran parte de las habilidades de Rukia y logran evadir sus ataques y ponerla en serios aprietos hasta que a la Shinigami se le ocurre una treta para poner fin a sus dudas y temores. Por medio de una eficaz combinación de Kidō de alto nivel, Rukia logra poner a Aaroniero en contacto con la luz que hay bajo el domo de Las Noches, y puede ver el verdadero aspecto de su enemigo, cuyos poderes sólo son operativos en la penumbra. Con gran horror y pesar, Rukia comprende que el verdadero Kaien no ha logrado alcanzar el descanso tanto tiempo esperado, ya que realmente su alma y sus poderes están en poder de Aaroniero, que años antes absorbió a Metastacia, el Hollow que poseyó a su admirado Kaien.

Durante la postrer lucha, Rukia es empalada por la Zanpaku-tō de Kaien, pero antes de perder la consciencia y caer en un estado próximo a la muerte, recuerda parte de las enseñanzas de Kaien, quien le dijo que una persona seguiría viva siempre que sus seres queridos mantuviesen en sus recuerdos el vínculo que en su día les unió y que él denomina "corazón". Afirmando que, por más que Aaroniero haya obtenido el aspecto, los poderes, los recuerdos e incluso el alma de Kaien, el corazón de su admirado Subcapitán sigue con ella, Rukia logra asestar por sorpresa un golpe mortal al Espada antes de perder la consciencia.

Poco después hace su aparición en el lugar donde yace Rukia junto al cadáver de Aaroniero Zommari Leroux, la Séptima Espada, con el objetivo de rematar a la Shinigami que ha acabado con el último miembro de la primera generación de los Espada. Sólo la intervención de Byakuya, que junto con otros Capitanes ha llegado al Hueco Mundo con el objetivo de ayudar al equipo de rescate de Orihime, permite que Rukia salve su vida y pueda ser curada por la Subcapitana de la 4ª División, Isane Kotetsu.

Cuando ésta recupera el conocimiento, se preocupa visiblemente al ver las heridas de Byakuya pero éste le replica que debe mirar adelante y prepararse para las luchas, que aún están lejos de acabar.

Junto con Renji y Chad, Rukia cubre a Ichigo cuando éste se prepara para entrar en la torre en la que Orihime está siendo retenida por Ulquiorra Cifer. Rukia pelea con los miembros del escuadrón ejecutor de los Exequias, a los que derrota con facilidad, para después enfrentarse con su líder, Rudobon.

Al congelar los miembros de Rudobon y evitar que éste cree más subordinados por medio de la sorprendente habilidad de su resurrección, Rukia logra una clara ventaja sobre su oponente, pero el combate es suspendido al aparecer de súbito el Espada Yammy Llargo, quien en un ataque de furia acaba con Rudobon. Inmediatamente después, Renji y Chad se unen a Rukia, listos para combatir con Yammy, mas éste libera su Zanpaku-tō y revela que, en ese estado, pasa a convertirse en el Espada Cero, el más poderoso de todos ellos.

Cuando Ichigo regresa de su combate con Ulquiorra, tanto Renji como Chad se encuentran en el suelo inconscientes, y sólo Rukia sigue en pie, aunque a duras penas. Después de que Yammy la aprisionase en su mano y de que ésta se defendiera lanzándole un hechizo de destrucción Sōkatsui, el gigantesco Espada la lanza al suelo con una velocidad tal que ella es incapaz de frenar su caída. Ichigo llega en el momento preciso para salvar a Rukia, a quien lleva a un lugar seguro y alejado, tras haberle dicho que Orihime se encuentra curando a Ishida y, una vez que le ha prometido que acabará cuanto antes con toda esa lucha sin sentido, ataca a Yammy.

La Shinigami contempla desde lejos cómo Ichigo se enfrenta al Espada Cero, a la vez que se pregunta, bastante preocupada, por qué los ojos de su amigo no son de los de una persona que ha salido victorioso de un combate, ni tampoco los de alguien que está preparado para destruir a todos los enemigos que se interpongan en su camino.

También se percata de que la Máscara Hollow de Ichigo ha cambiado su aspecto, y cada vez más confusa, se pregunta qué es lo que le ha podido ocurrir a su amigo.

Más tarde, acabada la batalla entre Ichigo y Aizen, Rukia, junto a Ishida, Chad, Orihime y Renji, aparecen en Karakura para reunirse con Ichigo, pero cuando este se dirigia hacia ellos, cae al suelo gritando de dolor y perdiendo la consciencia.

Despues de esperar un mes, Ichigo recobra el conocimiento en su habitación rodeado por Chad, Orihime, Ishida y Rukia. Esta le dice a Ichigo que ha estado durmiendo un mes y le explíca que a perdido la mayoría de sus poderes de Shinigami, y que los que le quedan no tardarán en desaparecer, a lo que Ichigo contesta que no le sorprende.

Luego, Ichigo pregunta si pueden salir, y se da cuenta de que no puede sentir presencias espirituales, y que incluso la de Rukia está desapareciendo, a lo que esta dice que es una despedida, y cuando Ichigo dice que si, ella le contesta que no tiene que poner cara triste, porque aunque el no pueda verla, ella si que podrá verlo a él, a lo que Ichigo contesta que eso no le gusta en absoluto. Mientras su presencia desaparece ante Ichigo, ella se acerca a Ichigo, quedando ambos frente a frente, y le dice que mande saludos a todos, a lo que Rukia accede, para después desaparecer por completo ante los ojos de Ichigo.

Muchos años han pasado luego de eso. Conserva aun su puesto como teniente de la decimotercera división y a podido verse nuevamente con su gran amigo Ichigo Kurosaki, ademas de convivir y compartir mas compañerismo al a verse convertido en un Shinigami permanente.


Relación con Ichigo Kurosaki
Rukia es una persona muy cerrada, a la que le cuesta mucho tiempo y esfuerzo llegar a hacer amigos. Su carácter rudo y a un mismo tiempo reservado hace que la mayoría de sus amistades sean masculinas, como son los casos de Renji, Kaien e Ichigo. No obstante, su estancia en el mundo de los vivos ha ayudado a que deposite más confianza en otras personas, entre las que destaca Orihime Inoue, con la que finalmente acaba trabando una buena amistad. Pese a ello, Rukia no es una Shinigami insociable, y es bastante conocida en el Seireitei. La división a la que pertenece, la 13ª, la tiene en muy alta estima, tanto es así que su Capitán, Jūshirō Ukitake, y los dos 3º Oficiales, Kiyone Kotetsu y Sentarō Kotsubaki, llegaron a arriesgar sus vidas y reputación tratando de liberarla cuando estaba a punto de ser ejecutada.

Otros personajes con los que Rukia ha interactuado mucho a lo largo de la historia, aunque de forma muy distinta, ha sido con Kon y los capitanes Ichimaru y Kuchiki. Kon siente auténtica adoración por Rukia (algo extraño, ya que él suele preferir a las mujeres de grandes pechos) desde que ella le salvó la vida, y siempre que puede trata de demostrarle su amor, con la consecuente respuesta violenta de la propia Shinigami . En lo que respecta a Ichimaru, mientras que Rukia confiesa sentir pánico hacia él y tratar de evitarlo en la medida de lo posible, éste parece disfrutar con la situación y divertirse poniéndola en situaciones límite que buscan destrozar su personalidad y estabilidad emocional.

Rukia demuestra una gran preocupación por Ichigo en los momentos en que se encuentra en peligro, y se ocupa también de intentar mantenerlo al margen de los problemas. Además, no duda en enseñarle los rudimentos del trabajo de Shinigami y de darle su consejo y opinión siempre que son requeridos. Aun así, también hay varios momentos de discusión entre ambos, ya que ninguno de los dos quiere ceder jamás en sus razonamientos. Sea como fuere, existe una evidente compenetración entre Ichigo y Rukia, hasta llegar a tales extremos que el uno predice el comportamiento del otro.


Necesidad de Prueba por ser personaje Cannon

creado por Lyska





Pasa el cursor aquí
Nelliel Tu Odelschwanck
Arrancar · Edad Desconocida · Hueco Mundo · Libre



Personalidad
El vocabulario de Nell marca un gran contraste con su edad aparente, ya que contiene ciertas expresiones y palabras que no son propias de un niño pequeño. Ichigo Kurosaki asume que sus "hermanos" han sido los culpables de esto.

Aun así, tanto Nell como Pesche y Dondochakka desde su primera aparición demuestran no parecerse en nada al resto de Hollows y Arrancar, al no ser entes malignos, sino todo lo contrario, de apariencia ciertamente cómica e inapropiada para estas razas, y además temerosos de los Shinigami, de los que afirman que son los verdaderos seres malvados del mundo. Mas Nell no tarda en coger cariño a Ichigo y acompañarlo, mostrando una naturaleza juguetona y traviesa, pero también algo celosa y acaparadora.

En su forma adulta, la de Nelliel, se comporta de una forma mucho más madura, inteligente y sofisticada, con unas firmes ideas respecto a cómo luchar, aseverando que todas las peleas impulsadas por el odio, los prejuicios o simplemente el instinto animal, hacen que el combatiente no pueda ser calificado de guerrero, por su comportamiento inmaduro. Cuando aún formaba parte de los Espada, Nelliel era ya una Arrancar seria y formal, que ya entonces había demostrado que no le gustaba combatir, a no ser que fuese por defensa propia o para proteger a los seres queridos, algo ciertamente extraño en un Arrancar además de uno de los rangos más altos.

Durante la lucha, Nelliel se muestra calmada y silenciosa, por feroces que puedan ser sus oponentes. Además, Nelliel es leal, amable y compasiva, aunque en ella se ve también rasgos que aún mantiene en su forma infantil, como el gran afecto que muestra a sus amigos y la gran energía con la que demuestra sus emociones.


Historia
Cuando Aizen llegase al Hueco Mundo (aunque la fecha exacta sigue siendo imprecisa), Nelliel Tu Odelschwanck era la Tercera Espada. Desde un principio se ganó el odio de Nnoitra Gilga, que por entonces era la Octava Espada, al viajar junto a él en la búsqueda de Menos Vasto Lorde a los que enrolar en el ejército Arrancar.

Nelliel despreciaba los asesinatos perpetrados por su compañero, incluso cuando los enemigos fuesen Arrancar opositores a Aizen, pero aun así lo salva en alguna ocasión. Como respuesta, Nelliel alega que Nnoitra es un Espada más débil que ella, pero al ostentar esa importante posición, Aizen no podía permitirse su baja de buenas a primeras.

Nnoitra no encajaría bien esta afirmación, y no pudiendo asumir que una mujer como ella dirigiese a los hombres en el combate, se enfrentaría a ella varias veces, siendo siempre derrotado. Viéndose incapaz de vencer a Nelliel, Nnoitra se alió con Szayelaporro Granz, quien no era un Espada en aquel tiempo, para atacar de forma traicionera a la Tercera Espada.

Primeramente, Nnoitra arrancó los restos de su máscara Hollow a la Fracción de su enemiga, Pesche y Dondochakka, un acto horrible y tabú entre los Arrancar que consiguió el objetivo de que Nelliel le atacase con furia.

Mas Nelliel atacó a una imagen ilusoria de Nnoitra que había sido creada por Szayel, y por la espalda recibió un serio golpe de su oponente, que rompió su máscara y le hizo la cicatriz que luce en la actualidad. Posteriormente, Nnoitra lanzó fuera de Las Noches los cuerpos de Nelliel y su Fracción, gritándole que cuando ella regresase él ya se habría vuelto lo suficientemente fuerte como para derrotarla. No obstante, Nnoitra acabó decepcionándose al observar que Nelliel tomaba la apariencia de una niña pequeña (algo que Szayel dijo que podría deberse al reiatsu que había escapado a través de la herida de su máscara), lo que significaba que el día de su victoria definitivamente jamas llegará.

Cuando Nell recobró el conocimiento, parecía haber perdido todos sus recuerdos, y Pesche y Dondochakka decidieron no contarle su verdadera historia. Las dos antiguas Fracciones juraron proteger a Nell a cualquier costo, y aunque tomaron el papel de dos hermanos mayores estúpidos y juguetones sin revelar jamás su verdadera identidad, no dejaron de entrenarse en secreto para evitar que Nell sufriese ningún daño.

Más tarde Pesche explicaría su decisión al decir que Nelliel odiaba las luchas, y que ahora que se la había brindado la oportunidad de vivir ajena a ellas, no podían desaprovecharlo. Nnoitra, antes de pedir ayuda a Szayel, vio que tendria su victoria asegurada.

Después de que Ichigo y sus compañeros entren al Hueco Mundo a salvar a Orihime, se encuentran con Nel al confundirla con un humano que estaba siendo perseguido por tres Hollows (Pesche, Dondochakka y Bawabawa), al que ayudan de inmediato. Nel detiene el ataque de Ichigo, revelando ser una Arrancar que simplemente jugaba con sus hermanos y su mascota al pilla-pilla eterno.

Inicialmente, los Increíbles Hermanos del Desierto (aunque no existe unanimidad con el nombre, ya que existen otras variantes como "Los Bandidos Nel-Don-Pe" y "Los Tres Hermanos") mostraron cierto estupor al descubrir que Ichigo era un Shinigami, pero finalmente deciden acompañarle hasta Las Noches, al ya haber sido calificados como traidores por el guardián de la arena, Lunuganga.

Ichigo y su grupo acaban entrando en Las Noches y se dividen en cinco direcciones, dejando atrás a Nel y sus hermanos.Éstos deciden seguir a Ichigo, pero sólo Nel llega a alcanzarle, justo antes de que éste sea interceptado por Dordoni Alessandro Del Socaccio, uno de los Privaron Espada.

Cuando Dordoni le lanza un Cero a Ichigo, Nell se interpone, absorbiéndolo y volviéndolo a lanzar a su enemigo, en la técnica que más tarde sería identificada como el Cero Doble. Furioso, Dordoni ataca a Nell, pero Ichigo la protege y acaba derrotando a su enemigo.

Mientras progresa su viaje, Nell contempla con miedo y terror cómo Ichigo se enfrenta con Ulquiorra y después con Grimmjow, para ser después atacado por el mismísimo Nnoitra Jiruga, cuando su amigo aún no ha tenido tiempo de recuperarse de las heridas sufridas en el último combate.
La Fracción de Nnoitra, Tesla, descubre a Nell escondida detrás de una piedra, y es entonces cuando Nnoitra la identifica como una antigua Espada, a la que no duda en atacar pese a encontrarse en su forma infantil. Una vez más, Ichigo se interpone y es herido en numerosas ocasiones por Nnoitra, llevando a Nell a tal límite de desesperación que finalmente se transforma de forma espontánea, y recupera su antigua apariencia. Así, se revela como la antigua Tercera Espada, quien ha decidido devolver el favor a Ichigo y proteger le a partir de entonces, luchando en igualdad de condiciones si no de cierta superioridad con Nnoitra. Más el actual Quinto Espada ha aumentado considerablemente el nivel que mostrase años atrás y Nell, viendo que las fuerzas están muy compensadas, decide liberar su Zanpaku-tō.

Rápidamente Nnoitra queda a merced de Nell, pero ésta pierde de súbito todos sus poderes y regresa a su aspecto infantil, ante la sorpresa de todos y la salvaje euforia de Nnoitra. Éste da una gran patada a Nel y comienza a torturar a Ichigo hasta la llegada de Kenpachi.

Mientras Nnoitra sigue luchando Orihime cura a Nell, y en el preciso momento en que acaba de recobrar el conocimiento Nnoitra es derrotado por Kenpachi y muere, dedicándole una última mirada a su eterna enemiga, que lo reconoce en medio de su sopor.


Relación con Ichigo Kurosaki
Deseando seguir jugando con Ichigo, Nell lo sigue hasta Las Noches e incluso tras haberse separado éste de sus amigos. Obligado a llevar a Nell y cuidar de ella, Ichigo vuelca todo su afán protector en ella durante la pelea con Dordonii, preocupándose porque no salga herida hasta tal punto que decide luchar a su máximo potencial aunque sea una carta que prefiera guardar bajo su manga.

Más tarde, cuando Ichigo pelea con Ulquiorra por primera vez y es derrotado, Nell se siente terriblemente culpable por haber sido una carga para su amigo, y es esta idea la que le impulsa a protegerlo frente a Nnoitra. Al recuperar su aspecto original, ante la sorpresa de Ichigo y Orihime, los sentimientos que siente por Ichigo son los mismos, llegando a abrazarlo con fuerza en una explosión de alegría pese a encontrarse éste en muy mal estado.


No hay Necesidad de Prueba

creado por Lyska





Pasa el cursor aquí
Isshin Kurosaki
Shinigami · Edad Desconocida · Sociedad de Almas · Libre



Personalidad
Isshin se muestra como un padre tremendamente energético e hiperactivo, amante de las luchas y algo estúpido, que muestra un constante interés por lo que están haciendo sus hijos, demostrándolo de una forma tan enervante que ellos suelen reaccionar alejándose a gran velocidad o, más frecuentemente, en forma de puñetazo. Aunque sus hijos hayan demostrado ser bastante independientes y no necesitar ayuda para sus propios problemas, la gran naturaleza protectora de Isshin no conoce barreras, y suele volcarla casi en exclusiva en sus dos hijas menores, Karin y Yuzu. Cuando se siente particularmente sensible, por lo general cuando cualquiera de sus hijos no le soporta más y le hace un comentario algo más duro de lo habitual o le da un golpe más fuerte, Isshin se lanza a un enorme póster de su difunta esposa, Masaki, y se lamenta del comportamiento de sus hijos.

Pese a esta forma de ser, algo infantil, Isshin puede mostrarse serio y perceptivo cuando la ocasión lo requiere. En el aniversario de la muerte de su esposa, Isshin apenas abre la boca y siempre fuma un cigarro frente a su tumba, en recuerdo a que Masaki pensaba que cuando fumaba tenía un aire sofisticado (y según dice después él, fue la única vez que Masaki le hizo un cumplido). También cuando Isshin reveló ser un Shinigami se alejó diametralmente de la imagen que había dado en un principio, y permaneció prácticamente todo el tiempo con gesto adulto y calmado mientras acababa en un abrir y cerrar de ojos con el asesino de su mujer.


Historia
Isshin llegó a ser un Capitán de la Décima División de la Sociedad de Almas de los Escuadrones de Protección del Gotei 13, con Rangiku Matsumoto como su teniente y Tōshirō Hitsugaya como su tercer oficial. Cierto día, Hitsugaya le informa que un shinigami murió en Ciudad Naruki hace dos meses, Isshin expresa conocimiento de los hechos, plenamente consciente de que el Gotei 13 ya estaba investigando el incidente. Hitsugaya también le informa que otras dos personas murieron en el último mes. Preocupado por las desapariciones, Isshin decide investigar solo, sabiendo de antemano que Rangiku e Hitsugaya no eran lo suficientemente fuertes para asistirlo en esta misión.

Isshin hace su llegada a Ciudad Naruki donde se encuentra a dos miembros de su división, quienes patrullaban la zona, tras una hilarante platica les pide que se marchen con el objetivo de hacerse cargo de la misión por su cuenta. Mientras Isshin patrullaba el área esperando cualquier señal de peligro, siente la presencia de algo aproximándose y eleva su reiatsu para llamar su atención. Tras esto es testigo de cómo sus subordinados son asesinados y luego se encuentra cara a cara con una criatura de apariencia similar a la de un Vasto Lorde. Cuando Isshin revisa más a fondo, nota que el extraño ser tiene una piel de coloración oscura y su agujero de Hollow está completamente cerrado. Antes de que pudiera reaccionar, el Hollow desconocido ataca a Isshin obligándolo a defenderse. Justo en ese momento cuando Isshin prepara su Shikai para contraatacar, Aizen entra en escena y sorprende a Isshin atacándolo por la espalda. Isshin no pudo notar la presencia de Aizen gracias a que la capa especial que él y sus cómplices portaban no sólo ocultaba su Reiatsu sino también su presencia física haciéndolos prácticamente invisibles, sin embargo Isshin pudo identificar su herida como una infligida por una Zanpakutō. El Hollow comienza a atacarlo y Isshin se ve obligado a contraatacar a pesar de no poder usar su bankai debido a la gravedad de su herida. En el momento en el que el extraño ser se prepara para atacar a Isshin con un Cero, Masaki entra en escena para ayudar al Shinigami.

Cuando Masaki logra destruir al Hollow, Isshin se apresura a salvarla al ver que esta criatura intenta autodestruirse, recibiendo así el impacto de la explosión pero gracias a su rápida reacción, la joven Quincy sale sana y salva. Tras esto él y Masaki se presentan, e intercambian algunas palabras que a Isshin le resultan agradables. Luego de lo sucedido, Isshin regresa a la Sociedad de Almas para reportar lo acontecido en el mundo humano al comandante general Yamamoto, aunque Genryūsai pasa por alto la violación de las reglas ya que no hubieron daños severos en el mundo de los vivos y las muertes fueron mínimas, Yamamoto sospecha que Isshin estaba ocultando algo, pero este ultimo lo niega rotundamente.

Tras regresar a los cuartales de su División, Isshin empieza a pensar en Masaki y en cómo le gustaría agradecerle personalmente lo que hizo por él.

Más tarde, Isshin decide regresar al mundo humano sin permiso. Una vez allí, se encuentra con Ryūken Ishida, a quien salva de un Hollow. Después de saludar casualmente a Ryuken, este enfadado le muestra la condición en que se encuentra Masaki, y le recrimina que esto es culpa suya, Isshin se muestra horrorizado al ver que él era el motivo por el cual ella estaba sufriendo. Cuando crecen las tensiones entre Ryuken e Isshin, Kisuke Urahara interviene y detiene la pelea, diciendo que él sabe cómo salvarla. En la Tienda de Urahara, Kisuke les explica a ambos el concepto de Hollowficacion. Tras esto, pone en manifiesto la solución y las consecuencias que esto conllevaría, pero justo cuando lo hace, Isshin de inmediato se compromete a sacrificar sus poderes de shinigami para salvar a Masaki. De esta forma Urahara lo prepara e Isshin ingresa al mundo interno de la joven Quincy para enfrentar al Hollow, el cual consigue derrotar por medio del Getsuga Tensho, salvando así la vida de Masaki.

Luego del incidente ocurrido con Masaki y su hollowficación, Isshin es forzado a quedarse al Mundo humano, donde con ayuda de Kisuke Urahara logrando así ajustarse a su nuevo estilo de vida y termina estudiando medicina, abriendo su propia Clínica privada la cual era muy frecuentada por Masaki quien en su época de universitaria se burlaba mucho de su túnica de Doctor. Al cabo de un tiempo, Isshin empieza a salir con Masaki y le cuenta cómo fue que perdió sus poderes de shinigami bajo la excusa de que fue por causa de un error, que terminó expulsándolo de la Sociedad de Almas; mentira que nunca le creyó, pues el mismísimo Isshin admite que era malo para mentirle a Masaki.

Al poco tiempo de perder sus poderes y pasar a ser un humano común se casó con Masaki, con quien tuvo tres hijos: Ichigo, Karin y Yuzu. Seis años antes de que Isshin recuperase sus poderes, Masaki murió a manos de Grand Fisher, un peligroso Hollow, cuando trataba de proteger a Ichigo. Este trágico suceso marcó un antes y un después en todos los miembros de la familia Kurosaki, e Isshin se culpó desde entonces por no haber podido salvar a su mujer.

Isshin demuestra no tener ni idea de que Ichigo cada vez era capaz de ver más espíritus, y de que éstos hablasen más con su hijo, algo que sin embargo sí sabían Karin y Yuzu. Por entonces, se dejó entrever que no tenía poder espiritual alguno, y que los únicos miembros de la familia que eran capaces de ver y relacionarse con los Plus eran Ichigo y Karin. Sin embargo, en secreto Isshin estuvo al tanto durante todo aquel tiempo de la adquisición de poderes de Shinigami de Ichigo, de la existencia de Kon y seguramente también de la de Rukia.

Al visitar el cementerio al cumplirse el aniversario de la muerte de Masaki, Ichigo combate contra Grand Fisher mientras Isshin se encuentra desaparecido. Al regresar, tiene una conversación con su hijo sobre Masaki, siendo el primer momento en que se le llega a ver serio y maduro. Isshin se marcha de la tumba de Masaki diciéndole a Ichigo que viva bien y que no se culpe más por la muerte de su madre.

Antes de que Ichigo se marche a la Sociedad de Almas para rescatar a Rukia, Isshin le presta un amuleto diciéndole que era un regalo de su madre, algo que extraña mucho a Ichigo pero que no duda en aceptar.

Tras su regreso de la Sociedad de Almas, Ichigo trata de devolver el talismán a Isshin, pero éste insiste en que lo lleve consigo. Gracias a ello, al emitir una misteriosa luz cuando Grand Fisher ataca a Kon, pensando que es Ichigo, Isshin puede acudir rápidamente en su auxilio, presentándose vestido de Shinigami. De un solo golpe, y a una increíble velocidad, Isshin acaba con Grand Fisher y de esta forma venga la muerte de Masaki, aunque luego reconoce no haberse movido por la venganza sino por el arrepentimiento de no haber sido capaz de defender a Masaki.

Entonces aparece Kisuke Urahara , aparentemente sorprendido de que Isshin ya haya recuperado sus poderes tras veinte años sin ellos, y ambos demuestran estar al tanto de que los Vizard han intentado contactar con Ichigo para que se una a ellos, y de que se avecina un conflicto a gran escala entre las fuerzas de Aizen y las de la Sociedad de Almas, sin tener muy claro en qué bando participarán los Vizard ni sus verdaderos propósitos.

Isshin y Urahara logran amedrentar a Kon, que ha presenciado toda la escena para que guarde el secreto e Ichigo no se entere de la verdadera identidad de su padre. En casa, el comportamiento de Isshin sigue siendo el mismo que de costumbre, aunque parece estar más al tanto ahora de los ataques de los Arrancar y guardar silencio durante las ausencias de Ichigo.

Cuando Rukia se presenta en casa, es rápidamente aceptada en la familia al haber logrado conmover tanto a Yuzu como aparentemente a Isshin, y como resultado éste se lanza hacia el póster de Masaki y entre lágrimas le dice: "!He dado a luz a nuestra tercera hija!".

Inmediatamente después de que Ichigo se marche al Hueco Mundo, Isshin visita a Ryūken a su sala de entrenamiento oculta en el hospital, comentando lo mal padre que es y aceptando también el hecho de que él no es un buen padre. Isshin logra entrar en el lugar incluso aunque Ryūken se ocupara de esconderlo con cuidado. El Quincy, nada más verlo, se muestra genuinamente sorprendido de que Isshin haya recuperado sus poderes.

En el momento en el que Aizen le va a revelar a Ichigo un secreto de su origen, Isshin hace su aparición interponiéndose entre Aizen e Ichigo. Isshin golpea con un cabezazo a Ichigo con el propósito de alejarlo y decirle que respondera todas sus preguntas luego, pero Ichigo responde que cuando su padre se sienta apto para contarle todo lo escuchara pero que no le preguntará nada.

Ichigo va al encuentro con Gin que libera su Bankai, mientras que Isshin manda a volar a Aizen con una onda que produjo de uno de sus dedos. Luego de una breve pelea contra Aizen, este le pregunta por qué ha bajado su ritmo y si ya ha alcanzado su límite, entonces Aizen le responde que ha llegado a su límite como shinigami, ante lo cual Isshin le pregunta a que se refiere y Aizen contesta que al fin su alma esta empezando a entender la voluntad del Hōgyoku.

Al tiempo que aparece Kisuke Urahara, y despues de la explosion que le provoco a Aizen, Isshin y Urahara se lanzan ante Aizen, este los para, sin embargo atan unas cadenas a su pie y estiran para que Yoruichi, provista de unos extraños guantes y botas, le golpee desde arriba.

Aizen sobrevive y sale de la explosión prometiéndoles una lenta y dolorosa muerte. Junto con Urahara y Yoruichi siguen luchando contra Aizen hasta que este último los derrota a los tres y parte hacia la Sociedad de las Almas junto con Gin. Tras haber cruzado la Senkai, Isshin se despierta y hace ver a Ichigo que ellos deben luchar para proteger la ciudad de Karakura. Entonces abre una puerta Senkai y van en busca de Aizen.

Al estar en el Dangai, Isshin comenta que no puede sentir el reiatsu del Seimichiō, cosa extraña, ya que se supone que los poderes de shinigami son inútiles contra él. Sin embargo, dice que es lo mejor por el momento. Al decir esto, explica a Ichigo que es el Dangai y la función del Seimichiō.

Tras acabar las explicaciones, le dice a Ichigo que en un lugar como ese, en el que no pasa el tiempo respecto a la Sociedad de Almas o el mundo humano podrá enseñarle el Getsuga Tenshō Final. Sella las paredes del Dangai y le ordena a Ichigo que empiece a meditar con su espada y que tendrá tres meses hasta que su Reiatsu se agote y no pueda sellar las paredes y le advierte a Ichigo que Zangetsu será agresivo. Más tarde, Ichigo llega a Karakura con su padre en el hombro inconsciente, Ichigo lo deposita en el suelo y le da las gracias, se nota que le ha crecido la barba.

Han pasado los años y, el que antes fuera capitán de la décima división, ha logrado posicionar a su antiguo clan dentro de la nobleza de la sociedad de almas. Actua como un aliado del Gotei 13, llegando a ser parte del 5º escuadrón, donde Ichigo es el Teniente. Actualmente ocupa el tercer lugar dentro de la división.


Relación con Ichigo Kurosaki
El objetivo preferente de la energía sin límites de Isshin es, desde el principio del día, Ichigo. Nada más bajar a desayunar, Isshin le suele esperar para burlarse y pelear con él mientras Karin y Yuzu contemplan la escena con aburrimiento. Invariablemente, el resultado es el mismo, e Ichigo acaba imponiéndose a su padre, a menudo agotando su paciencia y marchándose enfadado.

Entonces, Isshin se vuelca en sus hijas, lo que provoca un comentario ácido de Karin (y alguna vez incluso un golpe por parte suya), para protegerse a sí misma o a Yuzu del cariño y la sobre-protección de su padre. Como Ichigo es el mayor y pasa poco tiempo en casa, Isshin suele centrar su atención y vigilancia sobre sus hijas, para terror de éstas.

No obstante, en medio de esta extraña relación familiar, se deja también entrever el continuo cuidado de Isshin por sus hijos y el ominoso recuerdo de la muerte de Masaki, que trata de olvidarse precisamente a base de jaleo y distracciones y pequeñas peleas. Una muestra clara de la preocupación de Isshin por Ichigo, una vez éste se convierte en Shinigami, es el hecho de haberle dado una especie de amuleto cuya naturaleza aún no nos es conocida por completo, aunque parece operar en él un hechizo de protección del tipo Kidō.


No hay Necesidad de Prueba

creado por Lyska


Última edición por Ichigo Kurosaki el Mar 30 Dic 2014, 4:42 pm, editado 12 veces
avatar
Ichigo Kurosaki

Zenis : 50
Guerrero Favorito : Ichigo Kurosaki
Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 18/04/2013
Edad : 29
Localización : Sociedad de Almas
Masculino


Datos Pj.
HP:
550/550  (550/550)
Level: 1
Experiencia:
0/100  (0/100)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: "El shinigami que no sabe Kidō"

Mensaje por Ichigo Kurosaki el Miér 24 Dic 2014, 2:46 pm





Pasa el cursor aquí
Uryū Ishida
Quincy · 234 años · Wandenreich · Libre


Personalidad
Por lo general, Ishida es una persona introvertida y callada, pero al haber gente a su alrededor trata de parecer interesante. En algunas ocasiones se muestra algo arrogante. siempre se muestra serio y distante. Normalmente no expresa sus emociones aunque en algunos momentos sí ha llegado a externar algunas emociones. También posee una personalidad digna de los Quincy.

De hecho, sus palabras y ademanes tienden a ser muy teatrales, e incluso incluye una capa corta en su traje de Quincy (más otra de repuesto) para tener un aire más cool. Además, Ishida posee una sorprendente inteligencia, como demuestra al ser el número 1 de su curso en intelecto; también tiene una capacidad de análisis y estrategia muy superiores a las de una persona normal.

Las acciones de Ishida se basan en un código ético que él llama "Orgullo Quincy", según el cual, entre otras cosas, no puede permitir las injusticias, debe defender a toda costa a los débiles y no debe dar jamás señales de miedo o debilidad frente a un enemigo. A Ishida le mueve un fuerte sentido de la justicia y de la caballerosidad, que le empujan a situaciones muy complicadas frente a las que no muestra temor alguno.


Historia
Su madre falleció como consecuencia del Auswahlen que Yhwach usó para recuperar sus poderes perdidos. Desde su infancia Ishida profesó una gran admiración y cariño a su abuelo paterno, Sōken Ishida, quien le enseñó los rudimentos de las habilidades y la filosofía Quincy. El joven Uryū vio en él a la figura paterna de la que carecía, ya que su padre, Ryūken, desde un principio desaprobó la vocación de su hijo por no generar dinero y, a partir de entonces no ha existido una buena relación entre ambos. Sōken trató de romper el hielo entre ambos, intentando hacer ver a su nieto que sin los esfuerzos de Ryūken, ellos no podrían vivir, pero sus esfuerzos fueron en vano.

Un día, cuando aún era un niño, Ishida presenció la muerte de su abuelo al ser atacado por una multitud de Hollows. A partir de ese terrible momento comenzó a odiar a los Shinigamis, que acudieron al lugar de los hechos cuando la lucha ya había terminado, y se prometió a sí mismo que demostraría que los Shinigami eran inferiores a los Quincy, y que por ello la humanidad no los necesitaba para protegerse de la amenaza de los Hollows (olvidando que uno de los preceptos del difunto Sōken era la necesidad de que ambas razas cooperasen).

Ishida descubre inmediatamente que su compañero de clase, Ichigo Kurosaki, ha obtenido poderes de Shinigami ,mediante Rukia, pero, sorprendido de que no haya detectado su presencia, decide revelarse al cabo de unas semanas, presentándose como el "Último Quincy". A fin de demostrar quién es el mejor, Ishida reta a Ichigo a una cacería de Hollows, en la que, aquél que acabe con más enemigos habrá ganado.

Para atraer a los Hollows, Ishida usa un cebo que supera todas las expectativas e infesta de enemigos la ciudad de Karakura. Al ver que sus energías se agotan y que el número de enemigos sigue en aumento, llegando incluso a presentarse en el campo de batalla un Menos Grande, acaba por admitir su error y unir fuerzas con Ichigo, consiguiendo enviar al Menos de vuelta al Hueco Mundo. A raíz de este suceso, Ishida pasa a ser amigo de Ichigo, aunque siempre sin admitir ese hecho y manteniendo su forma de ser fría y arrogante.

Más el incidente del Menos Grande ha despertado el interés de la Sociedad de Almas, que envía a dos Shinigami de alto nivel, Byakuya Kuchiki y Renji Abarai, para esclarecer los hechos y dar con Rukia Kuchiki, de quien Ichigo había obtenido sus poderes.

Al encontrarla y pretender llevarla de vuelta, aparece Ishida y se interpone entre Rukia y sus captores, pero es derrotado con facilidad por Renji.

Rukia ha sido condenada a muerte, por lo que Ichigo decide marchar a la Sociedad de Almas en su rescate. Sus amigos, Chad y Orihime se someten a un entrenamiento para controlar su recién adquiridas habilidades y así poder ayudarle, pero Ishida rechaza el ofrecimiento de una disciplina similar y opta por entrenar por su propia cuenta. Durante los siete días que dura su aprendizaje aprende a utilizar el legado que le dejó su abuelo, el Guante Sanrei, que le permite desarrollar una versión mejorada del arco de Quincy.

Ya en el Seireitei el grupo es dividido, e Ishida cae junto con Orihime. Tras conseguir escabullirse en varias ocasiones y evadir a sus perseguidores, los dos son atacados por el 4º Oficial de la 7ª División, Jirōbō Ikkanzaka, autoproclamado el mejor Shinigami en el uso de proyectiles. Tras una corta batalla, Ishida vence a su enemigo con facilidad y lo incapacita de por vida, haciendo uso de su nuevo arco.

Posteriormente, Ishida y Orihime se disfrazan de Shinigami para no llamar la atención, pero acaban siendo interceptados por el Capitán de la 12ª División, Mayuri Kurotsuchi, que no duda en sacrificar a miembros de su propia división para derrotarlos. Al interesarse Mayuri por los poderes de Orihime, Ishida consigue ponerla a salvo y lucha con él.

Más el Capitán Kurotsuchi no tiene ningún interés científico en los Quincy y decide acabar con él, haciendo uso de su shikai e incluso utilizando a su hija y subcapitana, Nemu Kurotsuchi , como señuelopara poder atacar. Ante el horror de Ishida, Mayuri se burla del proverbial "Orgullo Quincy" recordando al último Quincy que diseccionó, que no era otro que el propio abuelo de Ishida, Sōken, que aún vivía cuando llegó a los laboratorios del Departamento de Investigación y Desarrollo.

Al saber aquella horrible noticia Ishida decide darlo todo con tal de vencer a aquel Shinigami (que además era quien estaba detrás del retraso con que llegaron los encargados de abatir a los Hollow que derrotaron a su abuelo), y para ello se quita el guante Sanrei, incrementando de forma exponencial sus poderes de Quincy durante unos instantes pero condenándose a perderlos para siempre al hacer esto. Ni siquiera el bankai de Mayuri (el primero que se ve en la serie) es capaz de hacer algo ante la superioridad de Ishida y es derrotado, aunque logra salvar su vida in extremis y escapar pasando a un estado líquido.

Ya sin sus poderes de Quincy, y agotado por el esfuerzo, Ishida se aproxima a la Torre de la Penitencia, para encontrar a Rukia, pero es detenido por el Capitán Tōsen, de la 9ª División, que lo deja inconsciente al liberar su shikai y lo envía a los calabozos.

A partir de entonces, su papel en el devenir de los hechos pasa a ser secundario, y se limita a asistir junto a sus amigos desde lejos a la lucha entre Ichigo y Byakuya, y la posterior traición de Sōsuke Aizen, Capitán de la 5ª División, y que parte en dirección al Hueco Mundo para armarse contra la Sociedad de Almas y poder gobernar los cielos.

Ishida decide alejarse de sus amigos por no resultar ya útil para la batalla, hasta que es rescatado inesperadamente por su propio padre, Ryūken, del ataque de un Hollow del tipo Menos. Ryūken revela ser el verdadero "Último Quincy" y se ofrece a restablecer los poderes de su hijo, siempre que prometa no volver a involucrarse en asuntos de los Shinigami.

Ishida acepta la propuesta y se somete a un duro entrenamiento en el que por fin acaba recuperando sus poderes de Quincy, transcurrido un mes en el que, mientras, sus compañeros han estado combatiendo con los Arrancar y mejorando sus propias habilidades.

Al enterarse Ishida, por medio de Urahara de que su amiga Orihime ha sido secuestrada por los Arrancar, decide partir, junto a Ichigo y Chad. En un principio Ichigo se opone a que le acompañen sus amigos, ya que ignora hasta dónde llegan sus recientes progresos, pero acaba siendo plenamente convencido al tener que luchar Ishida y Chad con dos Arrancar nada más entrar en el Hueco Mundo.

Ishida comienza peleando con Demōra, pero rápidamente se da cuenta de que el adversario que se adecúa a sus propias habilidades es Iceringer, más rápido y astuto, e intercambia con Chad su oponente, con una aplastante victoria como resultado.

En el desierto en el que el grupo de amigos hacen su aparición se reencuentran con Renji y Rukia, y además conocen a la Arrancar Nell Tu y sus dos "hermanos" Hollows Pesche Guatiche y Dondochakka Bilstin. Contra lo que se pueda pensar en un primer momento, estos tres personajes resultan ser inofensivos y se muestran amistosos con Ichigo y los demás, llegando incluso a acompañarlos en su aventura hasta Las Noches, el palacio de Aizen y de sus más poderosos aliados, los Espada.

Dentro de Las Noches el grupo se separa e Ishida acaba luchando contra una Privaron Espada, Cirucci Sanderwicci. Al ser, como él, una combatiente con armas a distancia, Ishida comienza teniendo algún problema, pero acaba controlando la situación y llega a vencerla, presentando un nuevo artefacto Quincy, la Seele Schneider.

Durante su pelea con Cirucci irrumpe en la sala Pesche, que creía estar siguiendo a Nell, y acaba resultando de cierta ayuda en el combate. Sin embargo, la personalidad seria y poco paciente de Ishida se ve incapaz de soportar a Pesche, y las continuas discusiones entre ambos son un gag recurrente en esta temporada de la serie.

Continuando su camino en busca de Orihime, Ishida y Pesche acaban salvando a Renji, que está a punto de ser derrotado por Szayelaporro Granz, la Octava Espada.

Con la temeridad de Renji y la astucia de Ishida, consiguen provocar la retirada momentánea de su enemigo, pero al poco regresa y poco le falta para derrotarlos. Sin embargo, la llegada por sorpresa de algunos Capitanes al Hueco Mundo cambia las tornas de la batalla, y es Mayuri Kurotsuchi quien lucha y acaba venciendo a Szayelaporro.

Con buena parte de sus órganos internos destrozados y además envenenados por el bankai de Mayuri, Renji e Ishida son finalmente restablecidos por el propio Mayuri, pese a que Ishida sigue mostrando una evidente desconfianza hacia el Capitán Shinigami.

Mayuri cura primero a Renji, por lo que éste regresa al campo de batalla antes que Ishida. Aun así, éste último no tarda en volver a aparecer, al entrar en la quinta torre de Las Noches y atacar a Yammy Llargo, la Décima Espada, al ver que Orihime se encuentra en un peligro evidente. Con ayuda de una mina anti-Arrancar de Mayuri logra en un abrir y cerrar de ojos deshacerse de él y conseguir que caiga al vacío. Inicialmente sorprendido por la súbita aparición de Ishida, Ichigo le confía a su cuidado a Orihime mientras él lucha contra Ulquiorra Cifer, la Cuarta Espada. A lo largo de su combate, ambos contendientes acaban enfrentándose fuera del domo de Las Noches, pero Orihime pide a Ishida ir junto a Ichigo y éste accede a acompañarla, ocultando su reticencia.

En el mismo momento en que Ishida y Orihime logran salir de Las Noches, Ulquiorra asesta el golpe final a Ichigo, perforando su pecho con un Cero.

Ishida trata de contener a Ulquiorra mientras Orihime intenta curar a Ichigo, pero el Quincy es rápidamente derrotado llegando a perder su mano izquierda. Mas Ichigo, impulsado por los ruegos de Orihime, vuelve a ponerse en pie reconvertido en un ser sin señales de conciencia alguna, en todo similar a un Hollow, y logra derrotar con sorprendente rapidez a Ulquiorra.

Pese a saber que Ichigo se encuentra fuera de sí y que aquel ser no se asemeja en lo más mínimo a su compañero, Ishida trata de impedir que se ensañe con Ulquiorra, siendo ensartado por la Zanpaku-tō de Ichigo. Cuando recupera el control de sí mismo, ve sorprendido lo que le ha hecho a Ishida, quien pese a estar muy herido se muestra aliviado al ver que Ichigo vuelve a ser el de siempre.

Es visto nuevamente al terminar la batalla entre Ichigo y Aizen, de regreso en el mundo real junto a Chad, Orihime, Rukia y Renji aliviados de que Ichigo se encuentra a salvo, además ha recuperado el brazo que Ulquirra le amputó, seguramente gracias a Orihime. Vuelve a verse acompañando a Ichigo en su recuperación despues del desmayo que éste tuvo al perder sus poderes shinigami, por ultimo observa la despedida entre Rukia e Ichigo.

Han pasado 17 meses desde la batalla contra Aizen y se ve a Uryū con el pelo un poco más largo, peleando junto a Ichigo contra una pandílla de maleantes que aparecen en su escuela. Después, se le puede ver persiguiendo a un hombre misterioso con el cabello largo en frente de la casa de Ichigo y tiempo después aparece muy herído en el suelo, sin su brazo derecho y cubierto de sangre.

Uryū es llevado al Hospital de Karakura, siendo operado por su padre, Ryūken. Después de la cirugía, Orihime llega a verlo e Ichigo llega poco después de ella, causando que Uryū se enoje a su llegada. Ryūken le dice que habla demasiado.

Uryū le pregunta si debe dejar que los visitantes lo vean con unas heridas tan graves y que eso podría afectar su salud, pero Ryūken le asegura que él va a estar bien y le dice que tras haber sido cortado no debería reclamarle a su doctor.

Al oír las palabras de Ryūken, Ichigo le pregúnta a Uryū sobre lo que le había sucedido. Uryū no dice nada en respuesta, y Ryūken le dice que el intercambio de información es importante y que no debe permitír que su amabilidad se desperdicie. Uryū le grita a Ryūken que se calle, y le dice a Orihime que se vaya a casa. Orihime obedece y sale de la habitación junto con Ichigo y Ryūken.

Más tarde, Uryū es visitado en el hospital por Orihime. Se disculpa por la llamada repentina y le agradece por venir. Ella le pregunta si está bien para pararse y él dice que está muy bien para eso. Orihime se ofrece a curar sus heridas, y dijo que será en un instante si lo hace. Él responde que sabe y que estaba fuera de sí cuando él se negó. Quería huir si él era el verdadero objetivo, pero la situación ha cambiado y ahora quiere que lo cure.

Orihime le pregunta qué significa y Uryū responde que Ichigo ha estado en contacto con su agresor, que sorprende a Orihime. Él dice que ha habido un cambio en su reiatsu, pero es definitivamente Ichigo y Orihime le pregunta si ella ha sentido tambien. Orihime lo confirma y dice que Ichigo ha decidido no decirle nada hasta ahora.

Luego dice que el que atacó a Uryū e Ichigo es la misma persona que la atacó, impactante. Uryū trata de reflexionar sobre la naturaleza de este, pero se queda corto. Orihime dice que el atacante llamó a su habilidad y le pregunta Fullbring Uryū si era el mismo para él, pero él dice que no tuvo tiempo de preguntar y que a pesar de que era una Zanpakutō hasta que ella le dijo.

Mucho despues se ve a Ishida dirigiendose a donde se encuentra Ichigo, al llegar al lugar Ichigo piensa que este ha sido afectado por la habilidad de Tsukishima, Ishida le dice a Ichigo que se aparte ya que quien lo había atacado estaba atrás suyo. Uryū ataca a Ginjou quien detiene el ataque con su mano mientras Tsukishima ataca por la espalda a Ishida hiriéndolo. Uryū se establece sin poder hacer nada, recordando el ataque anterior.

Cuando Tsukishima y Kugo están a punto de irse, los shinigami llegan y usan su zanpakuto especial con el reiatsu de todos en el Gotei 13 para restaurar los poderes shinigami de Ichigo. Ellos explican que restaurar los poderes de Ichigo no es lo único que vienen a hacer allí, Sino que también han venido para hacer frente al Shinigami Sustituto original quien se convirtió en un traidor; Kugo Ginjo.

Cuando Ichigo se prepara para enfrentar a Kugo, Uryū se revela a si mismo y dice que Rukia lo curó y le pide disculpas a Ichigo, diciendo que cuando ellos regresaron de la sociedad de almas e Ichigo recibió su medalla de shinigami sustituto, el debió haber asumido que había otro shinigami sustituto antes que Ichigo.

Él pensó que si el anterior estaba vivo, ellos le hubieran dicho y si estaba muerto ellos le dirían el porqué. Al no haberle dicho nada a Ichigo, él supuso que la Sociedad de Almas no lo sabía.

Uryū dice que él debió haber dicho esto antes, pero Ichigo simplemente le da una patada. Ichigo dice que no importa y que no había nada que pudieran haber hecho al respecto además de que si fuera asi el lo hubiera olvidado en unos pocos días de todos modos. Ambos empiezan a discutir el uno con el otro antes de que Uryū comience a pensar que el peor de los casos sería que ninguno de los escenarios que pensó fueran aplicables. Ichigo le dice que se limpia las gafas cuando él piensa que la posibilidad es poco probable, pero no es algo que Ichigo necesita saber.

Cuando Uryū e Ichigo Kurosaki luchan con Kūgo Ginjō, eventualmente se esconden de él, lo que le permite a Ishida analizar a Kūgo y sus habilidades. Uryū se da cuenta que Kūgo tomo el reiatsu de Ichigo además de su poder fullbring.

Ichigo le pregunta a Uryū si tiene un plan. A lo que el joven Quincy responde que no está planeando nada y trata de explicarle la situación. Cada vez más impaciente, Ichigo se enfrenta a Kūgo, pese a las objeciones de Uryū.

Ichigo comienza a atacar Kūgo con un Getsuga Tenshō. Uryū trata de detenerlo, al darse cuenta de que Kūgo lo está incitando a usarlo, pero Ichigo dispara su Getsuga de todos modos. Kūgo corta a través del ataque de Ichigo y lo ataca con su propio Getsuga Tensho. Uryū aparece detrás de Kūgo y lo ataca con sus flechas, pero Ginjo evita el ataque. Uryū al ver esto concluye que además de tomar el Fullbring y Reiatsu de Ichigo, Kūgo tomo sus habilidades también.

Cuando Kūgo cuestiona porque Ichigo está luchando contra él, Ichigo rechaza sus palabras como un intento de sacudir su resolución. Uryū está de acuerdo en que él los está presionando mentalmente, preguntando si Kūgo espera que Ichigo se le una. Kūgo rechaza esto, retando a Uryū a dispararle con sus flechas y comienza a hablar sobre la Insignia de Shinigami sustituto de Ichigo.

Kūgo afirma que la historia sobre que el Shinigami Sustituto sea clasificado como un beneficio para la sociedad de almas es una mentira; algo que Uryū ya había sospechado. Kūgo establece que a todos los Shinigami Sustituto se les da una insignia de identificación sin que se den cuenta, lo cual impacta a Uryū. Kūgo afirma que el verdadero propósito de la insignia es observar y restringir el reiatsu de Ichigo como Shinigami. Kūgo luego dice que todo este esquema fue diseñado para controlar al Shinigami Sustituto y que Jūshirō Ukitake es el responsable de ello.

Cuando Kūgo dice que todos en la Sociedad de Almas lo sabían, Uryū comienza a preocuparse de cómo Ichigo tomara esta noticia. Entonces un enfurecido Ichigo le dice a Kūgo que se calle y grita Bankai. Uryū escucha cuando Ichigo le dice que se preocupa demasiado y luego rechaza la idea de que Ukitake le engañaba.


Relación con Ichigo Kurosaki
Es el último miembro de un clan destruido por los Shinigami que quiere demostrar que es superior a todos ellos aunque para ello tenga que poner en riesgo la vida de miles de inocentes. Más finalmente Ichigo pudo ver la persona que había detrás de aquella cortina de odio y desprecio, y juntos llegaron a arreglar la situación sin grandes problemas. A partir de entonces, aunque la rivalidad existente entre Ichigo e Ishida sigue patente en pequeños detalles, se ha forjado entre ellos una sólida amistad capaz de resistir cualquier reto, por más que ellos se nieguen a admitir este hecho.


No hay Necesidad de Prueba

creado por Lyska





Pasa el cursor aquí
Kisuke Urahara
Shinigami · edad desconocida · Tienda de Urahara · Libre


Personalidad
Por lo general, Urahara muestra un estado de ánimo tranquilo, incluso jovial e ingenuo, pero cuando la situación lo requiere aparece mortalmente serio. Pese a su actitud relajada, su forma de hablar es siempre muy formal y educada (siendo uno de los pocos personajes que se refiere a todos los demás con los correspondientes sufijos) aunque a veces pueda llegar a hacerlo en tono sarcástico. De igual forma, puede parecer serio pese a que su tono de voz haga entender todo lo contrario, así que suele ser difícil interpretar sus distintas acciones.

Urahara se describe a sí mismo como un "simple hombre de negocios honesto, atractivo y sexy", pero lo cierto es que detrás de la imagen que se propone dar hay mucho más de lo que se puede atisbar en un simple vistazo. Yoruichi Shihōin ha dicho, refiriéndose a la forma de ser de su amigo, que cuando se obsesiona por cualquier cosa, no se detendrá hasta conocerla por completo y satisfacer su curiosidad.


Historia
En un punto impreciso antes de que llegase a ser Capitán, Urahara vivió en la mansión de los Shihōin, la familia de Yoruichi, junto con Tessai.

Se unió al Gotei 13 a la vez que Yoruichi, y juntos entrenaron en una enorme sala subterránea que el propio Urahara construyó bajo la colina del Sōkyoku, en el corazón mismo del Seireitei.

Al cabo del tiempo, Kisuke llegó a ser 3º Oficial de la 2ª División, cuya Capitana era la propia Yoruichi. Por estar la 2ª División íntimamente ligada con el cuerpo de las Fuerzas Especiales, Kisuke compaginó su cargo con el de ser el líder de la 3ª División de las Fuerzas Especiales, correspondiente a la Unidad de Detención.

Gracias a la recomendación de Yoruichi, Kisuke fue ascendido al rango de Capitán de la 12ª División cuando su anterior responsable, la Capitana Hikifune fue ascendida a la Guardia Real. Su subcapitana, heredada de su antecesora, fue Hiyori Sarugaki, con quien tuvo ciertos problemas al principio por su difícil carácter y el aprecio que sentía por su antigua jefa.

Posteriormente, Kisuke Urahara fundó el Departamento de Investigación y Desarrollo (que a partir de entonces pasaría a ser dependencia exclusiva de la 12ª División) y nombró vicepresidente de tal institución a Mayuri Kurotsuchi, antiguo prisionero de la Unidad de Detención, al que también ascendió a 3º Oficial de la división.

Tan sólo diez años después de haber sido nombrado capitán, Kisuke fue incriminado por la hollowificación de ocho Shinigamis (los futuros Visored ) y fue oficialmente desterrado por realizar experimentos tabú, engañar y perjudicar a sus compañeros y por causar graves daños al Gotei 13.

Más tarde, Aizen afirmaría que el Capitán Urahara fue expulsado de la Sociedad de Almas por crear un gigai imposible de detectar y capaz de deteriorar el poder espiritual del Shinigami que lo ocupase, hasta llegar a convertirlo en un humano normal y corriente.

Ignoramos si ésta fue la versión que se dio del proceso judicial a los otros Shinigamis o sólo parte de la condena, ya que de hecho Urahara escapó de la Sociedad de Almas con ese gigai, junto con Tessai y los ocho Visored, gracias a la providencial intervención de Yoruichi, quién también partió al exilio.

20 años antes del incio de la serie, Aizen seguía realizando experimentos de Hollowlificación. Durante uno de esos experimentos, el entonces capitán de la 10ª División, Isshin Shiba, partió al mundo humano para investigar los reportes de shinigamis desaparecidos. Tras derrotar al "blanco", Masaki Kurosaki recibió un herida. Al día siguiente Urahara se cruzó con Masaki y se dió cuenta de lo que le sucedía. Cuando a Masaki se le empezó a formar un agujero de hollow y Ryūken lo ve, sale corriendo de la mansión Ishida con ella en brazos hasta encontrarse con Isshin, a quién culpabilizó de lo sucedido con el hollow. En ese momento Urahara les interrumpió diciéndoles que dejaran de discutir y que les diría como podían salvarla.

Poco después de que Rukia diese todos sus poderes a Ichigo, Urahara le ofrece un gigai con el que pueda reposar hasta recuperarlos. Rukia lo acepta, sin saber que se trata del gigai especial que lentamente va drenando la poca energía espiritual que le resta, permitiendo así a Urahara esconder de forma definitva la Hōgyoku, que tiene dentro la propia Rukia. Más tarde, la Shinigami, ajena al asunto, compra diversos artículos a Urahara, para facilitar el trabajo a Ichigo y evitar las sospechas de sus amigos y familiares. A raíz de estas transacciones el alma modificada Kon es dada por error a Rukia, ocasionando cierto caos en el entorno de Ichigo ante la desmadrada personalidad de su alter ego. Aun así, todo acaba bien y aunque Urahara propone destruir a Kon, como se hizo por ley con el resto de las almas modificadas, Rukia intercede por él y consigue salvarle la vida, alegando que ella lo había comprado y que no tenía ninguna queja al respecto sobre el funcionamiento del producto.

Urahara también interviene durante el asunto de Don Kanonji, permitiéndole a Ichigo adquirir la forma de Shinigami cuando Rukia no puede hacerlo. De igual forma, el tendero revela más tarde toda la historia de los Quincy a Rukia, con motivo del reto que hace Ishida a Ichigo. Al ser la ciudad infestada de Hollows con motivo de este duelo, Urahara reacciona rápidamente, enviando a su equipo para eliminar a todos los supervivientes, mientras Ichigo e Ishida luchan con un Menos Grande que ha llegado a penetrar en el mundo de los vivos. Igualmente, Kisuke se lleva a la tienda a Chad y Orihime para explicarles la naturaleza de sus poderes y la existencia de los Shinigami, los Hollows y los Quincy .
Al día siguiente, Urahara recibe la visita de Yoruichi, que a raíz de la pelea con el Menos, sospecha que los Shinigami de la Sociedad de Almas estarán investigando la ausencia de Rukia y la identidad de aquél que logró expulsarlo de vuelta al Hueco Mundo. Tal y como suponían los dos amigos, aquella misma noche Renji Abarai y Byakuya Kuchiki se llevan de vuelta a Rukia a la Sociedad de Almas prisionera, pese a los esfuerzos de Ishida y posteriormente de Ichigo para evitarlo. Debido al ataque de Byakuya, Ichigo pierde sus poderes de Shinigami, pero es el propio Urahara quien le ayuda a recuperarlos, mediante un entrenamiento exhaustivo en el que, además de combatir con él, está a punto de convertirle en Hollow y conseguir que desarrolle su shikai. A raíz de este proceso, aunque no lo sepa hasta mucho tiempo después Ichigo pasa a ser un Visored, ya que dentro de sí mismo surge una parte Hollow, que comienza a interaccionar y competir con la parte Shinigami.

Al finalizar Ichigo su entrenamiento con óptimos resultados, Urahara le envía, junto con Orihime, Ishida y Chad a la Sociedad de Almas para rescatar a Rukia, aunque sin decir en ningún momento que sus intenciones no son que el Shinigami salve su vida, sino que la Hōgyoku no caiga en manos de Aizen.

Para que la misión tenga más probabilidades de éxito, Yoruichi viaja con el grupo y es ella misma quien acaba por entrenar a Ichigo para que desarrolle el bankai, de la misma forma que lo consiguió antaño el propio Urahara.

Finalmente,la vida de Rukia es salvada, pero la Hōgyoku acaba cayendo en manos de Aizen, quien se retira al Hueco Mundo una vez descubierta su traición. A la vuelta al mundo de los vivos, Ichigo (que ya por entonces conoce buena parte del pasado de Urahara y su papel en todo lo relacionado con la Hōgyoku) va a pedir explicaciones al tendero, pero antes de que pueda decir nada, éste le pide perdón. Ichigo le acepta las disculpas y sigue confiando en él, aunque le recomienda que en cuanto pueda, se disculpe también ante Rukia.

Urahara percibe que el enfrentamiento está ya muy próximo, al notar movimiento entre los Visored, ocultos desde hacía años, y que ahora han contactado con Ichigo y le han ofrecido que se una a ellos. Al poco de este encuentro, llega al mundo de los vivos una misión de reconocimiento de los Arrancar, en la que Yammy (vigilado de cerca por Ulquiorra) pone en peligro la vida de Tatsuki, Chad, Orihime e Ichigo, hasta que finalmente Kisuke y Yoruichi acaban por hacer su aparición en el campo de batalla. En ese momento se ve la gran diferencia de poder existente entre los dos contrincantes, ya que las habilidades de combate cuerpo a cuerpo de Yoruichi y de la Zanpaku-tō de Urahara son más que suficientes para derrotar a Yammy y lograr su retirada.

Mas la moral de Ichigo y de sus amigos está por los suelos, tras la llegada de los Arrancar. Chad, deseando mostrarse más útil y tener un nivel en el que no sea una carga para sus compañeros, pide ser entrenado por Urahara, quien consiente en que se perfeccione en la sala subterránea de la tienda, a base de luchar constantemente con el bankai de Renji. Sin embargo, cuando es Orihime quien le solicita un tipo de ayuda similar, se niega en redondo y le recomienda que deje de implicarse, pues sus habilidades y su forma de ser no están hechas para la guerra que se avecina.

Un mes después de comenzar el entrenamiento de Chad, una nueva oleada Arrancar llega a Karakura liderada por el Sexto Espada de entonces, Luppi, que consigue poner él solo en jaque a todos los Shinigamis destinados al mundo de los vivos. Junto a él, entre otros Arrancar del nivel de Espada, viaja Yammy, deseoso de borrar de su memoria la ominosa paliza que recibió en su anterior visita. Es Urahara quien le sale al paso, de nuevo, y aunque en un primer momento parece llevarse una sorpresa al recibir el ataque de Bala de Wonderweiss, se repone rápidamente y vuelve a ponerle las cosas complicadas a Yammy. Sólo cuando aparece Ulquiorra, y revela que la misión que le fue encomendada (secuestrar a Orihime mientras el resto de Arrancar actuaban de señuelo) ha sido cumplida, se interrumpen las peleas.

Después de ser capturada Orihime, Urahara abre un portal al Hueco Mundo , a petición de Ichigo, Chad e Ishida, para que puedan ir en su rescate. Posteriormente, el tendero trabaja, por orden de la Sociedad de Almas, en dos proyectos: abrir nuevos portales al Hueco Mundo para permitir el paso de algunos Capitanes que actúen de refuerzo, y enviar la ciudad de Karakura a la Sociedad de Almas, creando una copia en su lugar, para que pueda ser el escenario de la batalla entre los capitanes del Gotei 13 restantes y las fuerzas de Aizen.

Kisuke aparece detrás de Aizen, que estaba conversando con Isshin sobre el verdadero poder del Hōgyoku. Al llegar le comenta a Aizen que es extraño que se encuentren de esta forma, Aizen le dice que a la mitad de la transformación no se verá bien, Urahara le responde que no es que no se vea bien sino que finalmente se ha fusionado con la Hōgyoku Aizen le dice que no es una fusión, sino mas bien una dominación, la Hōgyoku que él no pudo dominar.

Urahara afirma lo dicho por Aizen pero también le dice que eso fue en el pasado, Aizen le dice que nunca podrá admitir la derrota pero que eso no importa, le clava su Zanpaku-tō en el pecho, pero Kisuke desaparece para volver a aparecer detrás de Aizen utilizando un Gigai portátil, Kisuke utiliza el Bakudō 61 Rikujōkōrō para inmovilizarlo, Aizen recuerda el informe de la batalla de Urahara con Yammy diciéndole que no esperaba que usara ese truco tan barato y le pregunta que hará con él tras haberlo contringido.
Kisuke le dice que porqué iba a conformarse con ese nivel de Bakudō para luego utilizar el Bakudō 63 Sajo Sabaku y continuar con el Bakudō 73 Kuyō Shibari. Empieza a recitar un encantamiento que termina siendo el del Hadō 91 Senjyu Kōten Taihō del cual Aizen logra escapar, apareciendo detrás de Urahara cortándolo con su mano desnuda, pero para cuando Aizen se da cuenta, Urahara le ha puesto unos sellos en la palma de la mano que hacen que el mismo Reiatsu de Aizen lo destruya según sus propias palabras, el reiatsu de Aizen empieza a concentrarse y es liberado produciendo una gran explosión. Sin embargo, la
Urahara Sella Aizen

Urahara sella el reiatsu de Aizen en una columna de luz
explosión no es suficiente para matarle, Aizen sale de entre las llamas envuelto por una sustancia blanca que emana el Hōgyoku y se arranca los sellos de las muñecas mientras se burla de Urahara.

En ese momento, tanto Urahara como Isshin le atacan simultáneamente, siendo ambos repelidos por Aizen, que se enreda en una cadena que sostienen Urahara e Isshin. En ese momento llega Yoruichi, provista de unos extraños guantes y botas, creados por Urahara, y golpea a Aizen con muchísima fuerza, hiriéndole.

Sin embargo, Aizen sale de la polvareda levantada por el golpe de Yoruichi prometiéndoles una muerte lenta y dolorosa. Despues de ello, Urahara empieza a decir que las botas y guantes que el ha hecho debieron de haber soportado mas y Yoruichi afirma que no fue culpa suya, por lo cual comienzan a discutir en tono casi humorístico, siendo interrumpidos por Aizen.

Yoruichi ataca a Aizen, éste le dice que no tendrá efecto pero, justo antes de alcanzar su objetivo, Yoruichi activa el Shunkō, penetrando la sustancia que protege a Aizen y lanzándole contra el suelo de la falsa Karakura.

Ella vuelve a atacar pero es detenida por Aizen, en ese momento Kisuke interviene, utilizando las habilidades de su Zanpaku-tō Shibari Benihime , para inmovilizar a Aizen e Hiasobi Benihime, para hacer explotar la red creada con la habilidad Shibari, terminando con la habilidad Juzu Tsunagi, que combina el poder de ambas técnicas para crear una explosión aún mayor.

Aizen sale indemne del ataque, solo para recibir un Getsuga Tenshō a bocajarro por parte de Isshin, sale herido pero derrota sin ningún esfuerzo a los tres y se marcha con Gin a la Sociedad de Almas.

Después de que Ichigo use el Getsuga Tenshou Final en Aizen, este cae con un corte en su cuerpo que casi lo parte en dos. Aizen comienza a regenerarse y se levanta a enfrentar de nuevo a Ichigo, pero antes de poder hacer algo una luz atraviesa su pecho. Ante un Aizen confundido por saber cuando habían puesto ese Kido en él, Urahara llega diciendo que por fin se activo, Aizen pregunta si fue él quien lo hizo.

Urahara responde que si y luego explica que escondio ese Kido dentro de otro que disparo hacia él en el momento que más tenía su guardia baja. Luego le dice que ese es el "sello" y que pensando en que iba a ser casi imposible matarlo, en el momento que se unió con el Hougyoku desarrollo ese tipo de Kido.

Aizen sonrie mientras le dice a Urahara que un sello de ese nivel no podrá hacer nada ya que está llegando a una nueva etapa de evolución, pero todo el poder que obtuvo comenzo a desaparecer. Urahara le dice que es la voluntad del Hougyoku y que el sello que dejo en él se activo en ese momento porque sus poderes se debilitaron, debido a eso la Hōgyoku ya no lo reconocía como su maestro.

Aizen se pone realmente furioso gritandole a Urahara que lo despreciaba y luego preguntandole porque un hombre de su intelecto se permite ser usado por "esa cosa", notando Urahara que se esta refiriendo al "espiritu del rey".

Urahara se da cuenta de que Aizen lo ha visto y le explica que sin la existencia del "espiritu del rey" la Sociedad de Almas se dividiría y que este es el "espiritu del rey" es el "eje central", y que sin este el todo se vendría abajo. Aizen le reclama que esa es la lógica de un perdedor y que un vencedor debería ver no como es el mundo sino como debe ser y cuando esta por decir una última cosa es completamente sellado.

Se le ve por primera vez facilitando algunos objetos a Karin, posiblemente para que continúe el trabajo que hacía Ichigo cuando aún no era shinigami; insiste en que se lleve gratis los artículos, ya que dice que Ichigo le ha ayudado mucho.

Después mantiene una conversación con Isshin Kurosaki, aparentemente ambos están trabajando para recuperar los poderes perdidos de Ichigo, y han traído a los amigos shinigamis de Ichigo al mundo real (entre ellos Rukia, Byakuya, Kenpachi Zaraki, Hitsugaya, Renji e Ikkaku). Lo que se traía entre manos con Isshin era la creación de una espada que, usando un poco de reiatsu de los shinigami, ayuda a Ichigo a recuperar por completo sus poderes.

Según lo dicho por Renji, Urahara habia trabajado bajo órdenes del Capitán General para la creación de dicha espada, viendose en medio de una reunión entre capitanes en la cual se dio la órden de que cada Capitán y Teniente debierá poner su reaitsu en la espada para poder devolverle sus poderes a Ichigo. Más tarde aparece junto a Isshin salvando a Orihime y a Sado después de que ambos entraran en estado de Shock debído al Fullbring de Tsukishima.

Después de la derrota de Tsukishima, Urahara y Isshin, llevan a Orihime y Sado a su tienda, donde son atendido por Tessai quien se dispone a curarlos. Urahara decide regresar al campo de batalla, y ordena a Tessai y a Isshin que se queden dentro de la tienda para cuidar a Orhime y a Chad, en ese momento Isshin le dice que quiere ayudar a Ichigo en la batalla con Ginjo, antes de que sepa sobre eso. Urahara reconoce la preocupacion de Isshin y le advierte que Kugo Ginjo le dira la verdad a Ichigo y que no importa como lo vea Ichigo se iba enterar de todo modos. Urahara más tarde llega a la mansión de Tsukishima, y encuentra a Riruka la única Fullbringer que permaneció allí. Luego, lleva a Ichigo y compañía, junto con Riruka, a su tienda. Algún tiempo después, Urahara le trae el desayuno a Riruka, pero descubre que se ha marchado así que entonces le ofrece la comida a Jinta.


Relación con Ichigo Kurosaki
El interés de Urahara por Ichigo puede ser más antiguo de lo que en principio pueda pensarse, una vez descubierta la relación amistosa existente entre el tendero e Isshin, el padre de Ichigo. Una vez obtuvo poderes de Shinigami de manos de Rukia Kuchiki, Ichigo fue vigilado desde la distancia por Urahara en sus diferentes aventuras, mas no llegaron a conocerse más directamente hasta que Rukia fue llevada de vuelta a la Sociedad de Almas y Urahara se ofreció a ayudar a Ichigo mediante un severo entrenamiento con el que, finalmente, recuperó los poderes de Shinigami. Desde este momento, Urahara se ha servido de Ichigo y de sus amigos para cumplir sus distintos objetivos y aunque siempre se ha mostrado benevolente y ha ayudado al equipo de una forma o de otra (sobre todo con sus consejos y valiosas informaciones), aún no se ha conseguido librar de la imagen que se tiene de él como un ser manipulador y de intenciones ocultas.


No hay Necesidad de Prueba

creado por Lyska





Pasa el cursor aquí
Yoruichi Shihōin
Shinigami · edad desconocida · Tienda de Urahara · Libre


Personalidad
Yoruichi es una persona de aguda inteligencia, con muchos conocimientos acerca de la Sociedad de Almas. Pese a ser la 22ª líder del clan Shihōin, una de las cuatro grandes familias nobles del Seireitei, su comportamiento no es arrogante y formal como el de otros nobles muy parecida en este aspecto a Kaien Shiba. Tanto es así que incluso trató que su discípula Suì-Fēng aprendiese a dirigirse a ella sin utilizar los correspondientes sufijos honoríficos, acabando por aceptar con resignación que finalmente la llamase Yoruichi-san. Otro aspecto de su excentricidad es que suele hablar en un dialecto que usan los ancianos, como por ejemplo, identificándose a ella misma como “washi” (término que normalmente utilizan los hombres mayores para definirse a sí mismos) en lugar de términos más femeninos como “watashi”, tanto en su forma humana como de gato. Cabe destacar que el amor que siente Yoruichi por su forma gatuna es tal, que incluso se enfada si dañan o se ríen de su apariencia, tal y como se puede ver cuando se molestó por que Ichigo le dañó la cola antes de entrar al Seireitei.

Cuando la ocasión lo requiere, Yoruichi puede llegar a mostrarse muy seria e incluso cortante en sus comentarios, no aceptando réplica posible y comportándose de una forma muy estricta. Sin embargo, la mayor parte de las ocasiones se la ve mucho más relajada y agradable. Además, parece disfrutar particularmente en adquirir su forma humana delante de Ichigo para burlarse de su reacción al verla desnuda.


Historia
En el pasado Yoruichi era la Comandante de las Fuerzas Especiales, así como la líder de la 2ª División de este cuerpo, los Ejecutores.

Además, era la 22ª jefa de la familia Shihōin y la primera mujer en ostentar ese rango, algo que le ganó un gran respeto en toda la Sociedad de Almas. Su poder e influencia eran tales que acabó por ingresar en el Gotei 13 como Capitana de la 2ª División, afianzándose aún más el lazo existente entre esta división y las Fuerzas Especiales (tradicionalmente lideradas por un Shihōin).

Entre tal cantidad de títulos, Yoruichi también consiguió ganarse a pulso uno nuevo y especialmente dedicado a ella, el de Shunshin (traducido generalmente como "Diosa de la Velocidad", aunque quizás la forma más adecuada de leer este nombre sea como "Diosa Instantánea" o "Diosa del Shunpo"), por ser una maestra en el arte del Shunpo y la agilidad.

Cuando Yoruichi era la indiscutible señora de las Fuerzas Especiales, tomó como uno de sus guardias personales a Suì-Fēng, quien llegó a ser su amiga y alumna, enseñándole muchas de las técnicas que conocía. También por entonces entró a formar parte de la 2ª División Kisuke Urahara, un viejo amigo de Yoruichi, que incluso se crió en la mansión de los Shihōin, y a quien elevó al rango de 3º Oficial. Una vez que la Capitana de la 12ª División, Kirio Hikifune, fue ascendida a la Guardia Real, Yoruichi propuso como sustituto a Urahara, siendo su proposición finalmente aceptada por el Gotei 13.

Unos cien años antes de los hechos principales narrados en la serie, Yoruichi ayudó a los ya Capitanes de la 12ª División y de la División de Kidō, Kisuke Urahara y Tessai Tsukabishi, a escapar de la Sociedad de Almas, rescatándoles durante su juicio delante de toda la Cámara de los 46. Después de esto, decidiendo que lo mejor que podía hacer era desaparecer sin dejar rastro, abandonó la Sociedad de Almas, junto con sus títulos y cargos, y se escondió durante muchísimo tiempo gracias a su extraña habilidad de convertirse en gato.

Inmediatamente antes de la llegada de Byakuya Kuchiki y Renji Abarai al mundo de los vivos a detener a Rukia, Yoruichi aparece en su forma felina en la tienda de Urahara, siendo recibida con gran alegría por el tendero. Allí, le dice sus sospechas de que, debido al incidente con el Menos Grande, la Sociedad de Almas ya tendrá puestos los ojos en Karakura Town y habrá enviado a alguien en busca de Rukia. Tal y como preveía Yoruichi, esa misma noche Rukia es enviada de vuelta a la Sociedad de Almas sin que Ichigo pueda hacer nada por ayudarla, por lo que desde ese mismo momento Kisuke Urahara comienza a trazar un plan para su rescate, ya que en el interior de la Shinigami se encuentra la Hōgyoku, un poderosísimo artefacto que no puede caer en malas manos. Mientras Kisuke se encarga de entrenar a Ichigo, Yoruichi enseña a Sado y Orihime a convocar sus recién adquiridos poderes siempre que los necesiten, para su inminente partida en pos de Rukia.

Yoruichi acompaña a Ichigo, Orihime, Ishida y Sado en el rescate de Rukia, tras haber depositado Kisuke Urahara toda su confianza en ella. Ya en la Sociedad de Almas, el gato les muestra la división existente entre el Rukongai y el Seireitei, y tras ser rechazado su primer intento de entrada en el Seireitei por Gin Ichimaru (a quien Yoruichi reconoce al instante como Capitán de la 3ª División), el grupo marcha a la casa de Kūkaku Shiba, quien, en virtud a los lazos que la unen a Yoruichi, decide ayudarles a entrar por medio de su cañón. Mas la entrada del grupo en el Seireitei llega a ser más accidentada de lo previsto, ya que en su caída los amigos se dividen en cuatro. Yoruichi acaba sola, y durante los días siguientes se dedica a observar desde la distancia el transcurso de los eventos. Sólo reaparece una vez que Ichigo ha finalizado su pelea con Kenpachi Zaraki, recuperando su forma humana y llevándolo al escondite que Urahara construyó años atrás bajo el Sōkyoku, para curarle. Cuando Ichigo descubre, con gran asombro, la verdadera apariencia de Yoruichi y se dispone a preguntarle quién es en realidad, su charla es interrumpida al sentir el poder espiritual de Byakuya Kuchiki, que ha acudido a la Torre de la Penitencia para evitar que Ganju Shiba y Hanatarō Yamada rescaten a Rukia.

Ichigo parte en su ayuda, y tras él va Yoruichi, quien acaba por ponerle fuera de combate empleando un Gaten o un Houten (como indica Ukitake) y se lo lleva de vuelta, ya que considera que aún está muy lejos de ser un adversario para Byakuya. Durante su huida, Byakuya y Ukitake la identifican por sus antiguos cargos, y ella reafirma ser la portadora del título de Shunshin al lograr escabullirse del Capitán Kuchiki. Ya de regreso al escondite, Yoruichi le muestra a Ichigo la forma que Kisuke Urahara inventó para conseguir el bankai en mucho menos tiempo que el resto de Shinigamis, y supervisa su duro entrenamiento. Aunque inicialmente se muestra escéptica sobre que consiga su objetivo, finalmente acaba demostrando tener fe en Ichigo, quien consigue su objetivo en tan sólo 2 días y gracias a un aparato de la familia Shihōin que le permite volar, logra detener la ejecución de Rukia. Más tarde, cuando buena parte de los capitanes del Gotei 13 se encuentran combatiendo, en medio de la caótica situación, Yoruichi evita que Suì-Fēng acabe con Kiyone Kotetsu, a quien acusa de traición, y se dispone a luchar con su antigua alumna.

Ésta demuestra haber mejorado bastante, y ser una digna sustituto de Yoruichi tanto en las Fuerzas Especiales como en la 2ª División, luchando con todas sus fuerzas para demostrarle que ya no la necesita y que es mejor que ella.

Debido a los poderes de la Zanpaku-tō de Suì-Fēng , las cosas comienzan a ponerse difíciles para Yoruichi, quien finalmente se ve obligada a mostrar el as que quedaba bajo su manga, el uso del Shunkō, una técnica que Suì-Fēng apenas es capaz de dominar y que Yoruichi controla mucho mejor. Ante esta demostración de poder, Suì-Fēng recuerda su pasado con Yoruichi, y llena de furia, ve cómo todos los ataques que lanza a su antigua maestra son detenidos. Finalmente, en su última ofensiva, Yoruichi responde con un golpe que detiene en el último momento, evitando la muerte de Suì-Fēng. Ésta, acaba por rendirse entre lágrimas, preguntándole a Yoruichi por qué no la llevó consigo cuando huyó de la Sociedad de Almas.

Después de la lucha, Yoruichi y Suì - Fēng son las primeras en aparecer en el Sōkyoku al descubrise la traición de Aizen, y entre las dos sujetan al capitán traidor hasta que hacen su aparición, desde el Hueco Mundo una cohorte de Menos Grande, que con su técnica de Negación permiten la huida de Aizen y sus aliados. Tras este suceso, Yoruichi regresa junto con Ichigo y sus compañeros al mundo de los vivos.

Al llegar los primeros Arrancar del ejército de Aizen a Karakura, Urahara y Yoruichi acuden en ayuda de Chad, Orihime e Ichigo, quienes han sido heridos por los ataques de Yammy. Allí los dos muestran una pequeña parte de sus poderes, primero Yoruichi al dar una gran paliza a Yammy con sus manos desnudas (aunque más tarde tuvo que vendárselas, por no haber empleado el Shunkō contra el Hierro que recubre la piel de los Arrancar) y después Urahara, al detener un Cero de su enemigo y dirigirle un ataque de similar potencia. Viendo que las cosas se ponían complicadas para ser una misión de reconocimiento, Ulquiorra decide retirarse, obligando a Yammy a hacer lo propio.

Las siguientes apariciones de Yoruichi son más puntuales y de menor peso en la historia. Tras destacar el peligro al que se enfrentan combatiendo a los Arrancar, es ella quien va a buscar a Orihime cuando Urahara quiere hablar con ella, y quien más tarde le dice a su amigo que quizás ha sido algo severo con la chica, al decirle que no se inmiscuyese más en la guerra que estaba por venir, pues no tenía espíritu de guerrera. Después de esta intervención, Yoruichi no ha vuelto a intervenir en los eventos principales de la serie.

Yoruichi llegó a Karakura mientrás Isshin y Urahara estaban peleando con un Aizen fusionado con la Hōgyoku.Ella interviene golpeando a Aizen cayendo en picado con unos guantes y botas desconocidas, tras atacar a Aizen es alertada por Kisuke de que salga corriendo de ahí, Aizen logra herirla y destruir sus guantes. Yoruichi regresa al lado de Urahara. Tras una breve pausa se muestra que a Yoruichi solo le queda el guante izquierdo.

Empieza a discutir en tono casi humorístico con Urahara sobre la calidad de los guantes y las botas. Después, Urahara utiliza el Hadō 32: Okasen para distraer a Aizen, Yoruichi ataca a Aizen una vez más, pero este lo bloquea, y le dice que aunque le ataque mil veces con ese guante, no podrá derrotarlo. Yoruichi, entonces, vuelve a atacarle, pero justo cuando estaba a punto de hacer contacto con el brazo de Aizen, activa el Shunkō, atravesándole parcialmente el brazo y golpeándole, lanzando a Aizen hacia el suelo.

Pero en cuando le vuelve a intentar golpear, Aizen detiene su golpe sin dificultad. Entonces, Urahara utiliza primero la habilidad Shibari Benihime para inmovilizar a Aizen y luego la habilidad Hiasobi Benihime para hacer explotar la "red" creada por la habilidad Shibari. Aizen sale herido de la gran humareda, pero burlándose de la que supone que es el as en la manga de Urahara, solo para recibir un Getsuga Tenshō a bocajarro por parte de Isshin. Aun así, solo recibe una herida leve en la cabeza y derrota fácilmente a Isshin, Urahara y a la propia Yoruichi, para acabar marchándose a la hacia la verdadera Karakura , que se halla en la Sociedad de las Almas.

Yoruichi fue uno de los Shinigami que aportaron su Reiatsu para devolverle sus poderes de Shinigami a Ichigo. Luego ella es vista en la cabeza de Urahara, cuando Ichigo regreso de la Sociedad de Almas para pedir el cuerpo de Kūgo Ginjō.


Relación con Ichigo Kurosaki
Yoruichi ha ayudado de buena gana a Ichigo Kurosaki en numerosas ocasiones, llegando a salvarle la vida durante su encuentro con Byakuya Kuchiki en la Torre de la Penitencia. De la misma forma que Urahara, Yoruichi ha actuado como una especie de maestra para el Shinigami sustituto, revelándole la existencia del bankai y enseñándole el método que ideó Urahara para conseguirlo en sólo tres días. Las buenas relaciones entre Ichigo y Yoruichi se demuestran por la confianza que se muestran ambos y lo mucho que disfruta la segunda provocando al primero enseñándole su cuerpo desnudo tras recuperar su forma humana.


No hay Necesidad de Prueba

creado por Lyska





Pasa el cursor aquí
Hiyori Sarugaki
Visored · edad desconocida · Base secreta de los Vizards · Libre


Personalidad
Pese a su pequeño tamaño y apariencia casi infantil, Hiyori es una persona muy agresiva, tremendamente impulsiva, con muy poca paciencia y tendencias violentas en cada uno de sus actos. Este comportamiento proviene ya de sus años como Subcapitana, en la que demostraba una clara falta de respeto incluso hacia Shinigami que se encontraban por encima de ella, como Shinji Hirako, Capitán de la 5ª División, o Kisuke Urahara, su propio Capitán. No obstante, no todas las personas a su alrededor sufrían los episodios de ira tan frecuente en Hiyori, ya que con su anterior jefa, la Capitana Hikifune, mostraba un profundo respeto, e incluso adoración. Es posible que la violencia con la que suele tratar a los demás sea un mecanismo de defensa de la propia Hiyori, emocionalmente más sensible de lo que ella misma quiere admitir. De hecho, ha reconocido en uno de sus infrecuentes periodos de calma odiar profundamente tanto a los humanos como a los Shinigami, probablemente por el dolor de no poder pertenecer a ninguno de estos grupos.


Historia
Hiyori era la Subcapitana de la 12ª División, antes de que ésta se encontrase a cargo de Kisuke Urahara y se fundase el Departamento de Investigación y Desarrollo. Sirvió durante un tiempo que no se ha especificado bajo las órdenes de Kirio Hikifune, hasta que ésta fue ascendida a la Guardia Real, y más tarde durante el breve (apenas más de diez años) mandato de Urahara. Aunque en un principio Hiyori se negó a aceptar a Urahara como su nuevo capitán, permaneció en el puesto y llegó a implicarse en los cambios que éste tenía decidido acometer en la división, al acompañarle al Nido de los Gusanos y visitar a Mayuri Kurotsuchi, por entonces un prisionero de aquel lugar. En su visita a aquel lugar, Hiyori tuvo que enfrentarse a una realidad que desconocía sobre el funcionamiento del Seireitei, ya que averiguó que todos los personajes que se considerasen peligrosos, independientemente de si habían hecho algo malo o no, eran encerrados allí sin previo aviso. Tras la fundación del Departamento de Investigación y Desarrollo, aunque siguió conservando las funciones de Subcapitana de la división, tuvo que aceptar la preeminencia de Mayuri dentro de los límites de la sección científica, ya que él fue nombrado Vicepresidente, sólo bajo las órdenes de Urahara.

Diez años después del ascenso de Urahara a Capitán de la 12ª División, llegó a oídos del Gotei 13 la noticia de unas misteriosas desapariciones de almas en el Rukongai sin motivos aparentes. Al volatilizarse también todo rastro de los Shinigami enviados allí, fueron enviados los altos cargos de la 9ª División, liderados por el Capitán Kensei Muguruma y la Subcapitana Mashiro Kuna, quienes solicitaron la presencia inmediata de un miembro de la 12ª División para que estudiase los hechos y las muestras encontradas. Urahara encargó a Hiyori esta tarea, depositando en ella toda su confianza, y cuando llegó ésta fue atacada por Kensei, que había sufrido los efectos de la Hollowficación. Hiyori no se atrevió a combatir con él y se batió en retirada, al reconocerlo bajo su apariencia de Hollow, hasta que llegaron Hirako y otros importantes Shinigamis enviados por el Gotei 13 a tal efecto. Aunque el escuadrón de rescate de Hirako logró detener a Kensei y Mashiro, que se habían convertido en Hollows, rápidamente sufrieron ellos mismos los mismos síntomas de la Hollowficación, cumpliéndose así las expectativas de quien se encontraba detrás de toda aquella conspiración, Sōsuke Aizen, Subcapitán de la 5ª División y lugarteniente de Hirako. La primera en convertirse en Hollow fue la propia Hiyori, ante la sorpresa de sus compañeros, y llegó a herir a Hirako al dejar de ser dueña de sus actos.
Al llegar Aizen junto con sus aliados a la zona de combate, rápidamente derrotaron a todos los Shinigami, acelerando así el proceso de Hollowficación. Mientras Aizen hablaba con un sorprendido Hirako, Hiyori pareció recuperar durante unos segundos la conciencia de sí misma, mas antes de que pudiese hacer algo fue atacada y gravemente herida a traición por Kaname Tōsen. Poco tiempo después, es el propio Urahara quien hace su aparición y, al escapar sin ningún problema Aizen, se centra en tratar de detener la Hollowficación que han sufrido su Subcapitana y los otros siete Shinigami, llevándolos a las dependencias de la 12ª División y empleando la Hōgyoku, su más reciente creación. Desgraciadamente, los intentos de Urahara no parecen dar su fruto, e inmediatamente es detenido y enviado a la Cámara de los 46, donde se revela que los Shinigamis que han sufrido este experimento serán eliminados como simples Hollows, sin posibilidad de redención. Sólo la rápida intervención de Yoruichi Shihōin y la creación de gigai indetectables por parte de Urahara logran poner a todo el grupo a salvo, refugiándose todos en el mundo de los vivos, y alimentando los nuevos Vizard un profundo odio hacia la Sociedad de Almas.

Al poco de regresar Ichigo de la Sociedad de Almas, tras rescatar a Rukia, Hirako en nombre de los demás Vizard contacta con él y trata de convencerlo para que se una a ellos. Ya entonces, cuando Ichigo deniega por primera vez su oferta, Hirako habla por teléfono móvil con Hiyori, pudiéndose ver ya la regañina que recibe. Mas la Vizard no tarda en aparecer, al ir personalmente a por Hirako y echarle en cara a base de golpes su fracaso. Entonces es vista tanto por Orihime como por Chad, amigos de Ichigo, y en uno de sus frecuentes accesos de ira se propone matarlos, y sólo la rápida intervención de Hirako, quien se la lleva lejos de escena, logra que el asunto no pase a mayores.

Más tarde, cuando es Ichigo quien acude al escondite de los Vizard en busca de un entrenamiento, Hiyori no tarda en aburrirse ante el combate que se establece entre él e Hirako, ya que ninguno de ellos lucha de verdad, y no duda en echar a su compañero Vizard con un aparatoso golpe de sandalia de la lucha y enfrentarse personalmente a Ichigo, mostrándole su máscara Hollow. De esta forma, Hiyori logra que se manifiesten los poderes Hollow de Ichigo que tanto miedo tenía él de mostrar, pero de no ser rápidamente rescatada por los demás Vizard, hubiera muerto estrangulada al ser atacada de improviso por un Ichigo parcialmente convertido en Hollow. Junto con los demás, Hiyori ayuda a suprimir el Hollow interno de Ichigo mientras éste lucha consigo mismo, y más tarde ella en exclusiva se ocupa de entrenarle y de lograr que adquiera un mínimo control sobre sus recién adquiridos poderes. Durante un momento, llega a salir al exterior en busca de Orihime, a la que se lleva consigo sin mediar palabra y por expresa petición de Hachi, pero no tarda en regresar al lado de Ichigo.

Una vez que comienza la batalla en una copia de Karakura Town entre las fuerzas de la Sociedad de Almas y el ejército de Arrancar liderado por Aizen, los Vizard se ponen en movimiento a una orden de Hirako y se encaminan al lugar del enfrentamiento. A causa de una barrera protectora, su llegada se retrasa algo respecto a lo previsto, y sólo llegan a presentarse cuando las fuerzas de Aizen parecen llevar la ventaja sobre los debilitados Shinigami de la Sociedad de Almas. Tal y como le dice Hirako al Comandante General, los Vizard no quieren tener nada que ver con el Gotei 13, pero van a ayudarlos en calidad de aliados de Ichigo y por tener un asunto pendiente con Aizen. Así, Hiyori y los otros Vizard se ponen sus Máscaras Vizard y combaten contra una multitud de Gillian, a los que no tardan en aniquilar. Inmediatamente después, Hiyori acude junto a Risa a luchar contra Tier Harribel, la Tercera Espada, ayudando así al Capitán Hitsugaya. Pese a ello, no tarda en comenzar a discutir con Hitsugaya, y Risa

se ve obligada a luchar en un primer momento sola con Halibel. Sólo a partir de que Risa libere su propio shikai, Hiyori y Hitsugaya deciden unirse al combate, peleando al mismo tiempo con la Espada hasta que aparece de improviso Aizen y hiere mortalmente a Halibel, diciéndole que ya no le es necesaria. Posteriormente, Aizen provoca a sus enemigos, en especial a los Vizard, para que le ataquen. Pese a los avisos de Hirako, Hiyori acaba dejándose llevar y se lanza sobre él, para ser sorprendentemente partida en dos por el shikai de Gin Ichimaru. Hiyori cae, y con sus últimas fuerzas pide perdón a Hirako, que ha acudido en su rescate y la sostiene en brazos mientras grita a Ichigo que venga cuanto antes. Más tarde es curada por Yachiru Unohana aunque su estado seguía siendo muy grave.


Relación con Ichigo Kurosaki
Una vez que Ichigo se presentó en el escondite de los Visored y solicitó ser entrenado por ellos en el dominio de su Hollow interior, Hiyori desplegó todo su temperamento sobre él, llegando a luchar ambos como prueba a sus aptitudes. Finalmente Ichigo no sólo superó la prueba, sino que casi mata a Hiyori al manifestarse su lado Hollow, pillando por sorpresa a la Visored. Mas este hecho no pareció asustarla, sino todo lo contrario, ya que inmediatamente después le puso a cargo del “Super Hiyori Walker”, hasta Ichigo se cansó de él y volvió a ser objeto de la furia de Hiyori por rechazar su creación. Es muy posible que ya entonces ella se sintiese bastante interesada por el destino de Ichigo, ya que cuando luchaba por controlar su Hollow interno, se la puede ver callada y muy seria, en un gesto ciertamente muy extraño en ella. Rose llegaría a dejar entrever que, en el fondo, Hiyori se sentía feliz por la aparición de Ichigo, al tener la impresión de que su “familia” estaba creciendo y habían encontrado a alguien muy similar a ellos (de forma análoga a la relación que se estableció entre Hachi y Orihime, cuyos poderes tanto se asemejan entre sí).


No hay Necesidad de Prueba

creado por Lyska


Última edición por Ichigo Kurosaki el Mar 30 Dic 2014, 4:53 pm, editado 5 veces
avatar
Ichigo Kurosaki

Zenis : 50
Guerrero Favorito : Ichigo Kurosaki
Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 18/04/2013
Edad : 29
Localización : Sociedad de Almas
Masculino


Datos Pj.
HP:
550/550  (550/550)
Level: 1
Experiencia:
0/100  (0/100)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: "El shinigami que no sabe Kidō"

Mensaje por Ichigo Kurosaki el Dom 28 Dic 2014, 9:34 pm


 

 

 
Pasa el cursor aquí
Renji Abarai
Shinigami · edad desconocida · Sociedad de Almas · Libre


Personalidad
En apariencia parece peligroso y rudo, pero en realidad no es así, es leal, también suele ser bastante arrogante, está bastante confiado en sus poderes y no suele arredrarse ante una batalla, al contrario, sale a su encuentro. Admira y venera a Byakuya Kuchiki, al cual quiere superar. Siempre parece estar enfadado, en especial cuando tiene que enfrentarse contra alguien. Es muy competitivo y perseverante, no se rendirá fácilmente ante algo hasta conseguirlo.

En pocas palabras Renji es muy dinámico. Su personalidad varía de un presumido y engreído al de inquieto y deprimido después de una derrota importante, pero se muestra a sí mismo como un luchador increíblemente serio y decidido cuando se enfrenta a una amenaza real. Dispuesto a luchar, matar y morir por lo que él cree, Renji es un hombre peligroso para aquellos que se interponen en su camino. Yasutora Sado compara su estilo de lucha a la de Ichigo Kurosaki.  También le gusta el fútbol de salón, y en su tiempo libre trabaja en formar un equipo de la 6 ª División, con cierto éxito. Los miembros actuales de este equipo son: él mismo, Rikichi y los 4º, 8º, 13º y 20º oficiales.

Su sueño es que algún día pueda llevar unas gafas que él mismo haya diseñado.

Pese a ser una persona extremadamente agresiva es amable con sus amigos, en especial con Rukia, con quien mantiene una relación amistosa muy fuerte.  


Historia
Renji y Rukia se conocieron en el Rukongai, en el que habitaban en uno de los distritos más conflictivos de todos (en el número 78), decidieron hacerse Shinigami para salir de ese sitio y tener un futuro, allí Rukia fue adoptada por el Clan Kuchiki y Renji tomó la decisión de superar al líder de su clan Byakuya Kuchiki y adquirir gran fuerza. fue progresando en la Academia de Shinigamis, cada vez más separado de Rukia aunque trabando amistad con Iduru Kira y Momo Hinamori, en una de las misiones en el mundo real para ejecutar funerales del alma, fueron sorprendidos por varios Huge Hollow que sabían ocultar su presencia espiritual, estos mataron a dos de sus superiores. Kira, Renji y Hinamori unieron fuerzas para proteger al último de ellos, Shūhei Hisagi, aunque sus esfuerzos fueron valdíos, cuando todo parecía perdido llegaron al rescate el Capitán de la Quinta División Sōsuke Aizen y su Subcapitán Gin Ichimaru.

Después de eso y de graduarse ingresó junto a sus compañeros en la Quinta División, aunque pronto fue traspasado (debido a su carácter conflictivo para Aizen) a la Undécima de Zaraki Kenpachi, en la que conoció a Madarame Ikkaku y con el que desarrolló una fuerte amistad, además de entrenar zanjutsu con el en la que Renji lo supero

Él mismo día en el que Rukia parte hacia Karakura, Renji es nombrado por los Subcapitanes de la Tercera y Quinta Divisiones (Kira y Hinamori) Subcapitán de la Sexta División.

Renji reaparece en Karakura junto a Byakuya para llevarse a Rukia, condenada por transferencia de poderes a un humano, allí le muestra su poder a Rukia y derrota fácilmente al Quincy Uryû Ishida, Ichigo Kurosaki aparece entonces para rescatar a Rukia pero Renji lo derrota usando su shikai, no obstante la batalla se inclina a favor del joven Shinigami, que supera por completo al Subcapitán (pero nótese que este tenía el 80% de su fuerza sellada) y debe ser salvado por Byakuya , que usando el senka destroza el saketsu y hakushui de Ichigo y lo deja al borde de la muerte llevándose a Rukia.

Renji le presta su apoyo cuando está encarcelada y confía en que la intervención de Byakuya para salvarla, sin embargo esta no se produce y Renji comienza a debatirse entre la amistad con su amiga y lo que debe hacer como Shinigami. Poco después Ichigo Kurosaki, Uryū Ishida ,Orihime Inoue y Yasutora Sado se infiltran en la Sociedad de Almas, siendo detenidos en la puerta primero por Jidanbō Ikkanzaka después por el Capitán Ichimaru Gin , aunque lograrán entrar en el Seireitei gracias al cañón de Kūkaku Shiba , justo entonces Renji se reúne con Sōsuke Aizen.

Cuando Ichigo, Ganju Shiba y Hanataro Yamada se aproximaban al Palacio de la Penitencia para salvar a Rukia, Renji se anticipa a los demás y los encuentra, entablando de nuevo combate con el Shinigami, aunque Renji supera a Ichigo claramente con Zabimaru, Ichigo logra derrotarlo usando su Getsuga Tenshō. En su derrota, Renji recuerda los buenos momentos con Rukia y le pide a Ichigo que la salve. Es encontrado por Iduru Kira y no es degradado por su derrota a pesar de que Byakuya Kuchiki lo recomienda. Tras fugarse de la prisión y entrenar junto a Ichigo Kurosaki su propio bankai, decide salvar a Rukia pero es detenido por Byakuya. Aunque Renji evita el senka y sorprende al Capitán con su bankai (Hihiō Zabimaru), Byakuya lo derrota de un solo golpe con su propia liberación completa, aunque reconoce su determinación.

Yachiru Unohana cura sus heridas y lo deja a cargo de Hanatarō Yamada, el día de la ejecución mientras Ichigo se enfrenta a los Shinigami, Renji escapa con Rukia. Sin embargo en su huída es detenido por el Capitán de la Novena División Kaname Tōsen que lo transporta de nuevo al Sōkyoku una vez revelada la conspiración de Aizen.

Aunque Renji protege con todas sus fuerzas a Rukia y traza un plan con Ichigo, ambos son derrotados fácilmente y el hōgyoku es extraído. Finalmente todos los Shinigami disponibles, además de Jidanbō y Kūkaku Shiba llegan para detener a los Capitanes traidores, pero logran huír, gracias a la negación de los Menos Grande, a Hueco Mundo. Los Shinigami son curados, los ryoka indultados y la calma vuelve al Seireitei. Tras unos días, éstos abandonan la Sociedad de Almas sin Rukia, que permanece con su hermano.

Después de que Ichigo y sus amigos resultaran derrotados por los Arrancar Ulquiorra Schiffer y Yammy, el Comandante-Capitán Yamamoto envía una fuerza de avanzadilla comandada por Tōshirō Hitsugaya estará acompañado por Rangiku Matsumoto, Rukia Kuchiki, Ikkaku Madarame y Yumichika Ayasegawa, además del propio Renji, tras reunirse en casa de Ichigo y darle información sobre los Menos Grande todos entran en el instituto de Karakura y buscan alojamiento, Renji parte a casa de Kisuke Urahara, en la que le pide respuestas a ciertas preguntas. Esa misma noche un grupo de Arrancar comandados por el Sexto Espada Grimmjow Jaegerjaquez en Karakura sin autorización de Aizen y entablan combate con las fuerzas de Hitsugaya.

Tras esto Urahara sólo accede a aclarar sus dudas si ayuda a entrenar a Yasutora Sado, Renji accede y durante el próximo mes entrena sin descanso con Chad, tanto es así que cuando un grupo Arrancar formado por varios Espada irrumpe en Karakura , ninguno de los dos puede combatir. Urahara decide ir en su lugar para ayudar a sus amigos.

Finalmente los Arrancar se retiran cuando Ulquiorra Cifer da la orden, el día siguiente el Comandante Yamamoto y el Capitán Ukitake informan de la desaparición de Inoue Orihime, a la que consideran traidora, Renji e Ichigo se ofrecen para ir a Hueco Mundo al rescate, pero Yamamoto deniega esto y envía a Kenpachi Zaraki y a Byakuya Kuchiki para ordenar la retirada de las fuerzas de Hitsugaya, que vuelven a la Sociedad de Almas apenados.

Sin embargo Ichigo va en busca de Urahara para llegar a Hueco Mundo, en efecto el tendero le abre la Garganta y el shinigami parte junto a Uryū Ishida y Yasutora Sado.

En la Sociedad de Almas Rukia Kuchiki y Renji deciden ir en busca de Inoue y deciden volver a Karakura , Byakuya les ayuda, les abre la puerta y les da unas capas para soportar la arena del Hueco Mundo, ya en Karakura, Urahara les abre la Garganta y ambos compañeros se reúnen a Ichigo y los demás cuando estaban en aprietos ante el guardián del desierto, el Hollow Lunuganga (que es derrotado por Rukia).

Todos se dirigen a Las Noches con la ayuda de los Arrancar Nel, Dondochakka Bilstin y Pesche Guatiche , con los que hacen buenas migas.

Finalmente, en el muro de Las Noches, Renji e Ichigo abren un hueco con sus shikais y entran, tras avanzar, encuentran cinco caminos diferentes y deciden separarse y hacer un cántico para jurar que volverán a encontrarse, los Hermanos del Desierto los siguen después de irse.

Renji se encuentra con Dondochakka en su carrera, preocupado por Nel y Pesshe , que han seguido caminos diferentes y afrontan junto a Ichigo e Ishida las batallas con los Privaron Espada. Renji es el último en entrar en combate ya que cae en la trampa del Octava Espada Szayel Aporro Granz junto a Dondochakka .

El Bankai de Renji es anulado por el Espada, que resulta ser el hermano de Yilfortd Granz, a quien Renji derrotó. Szayel derrota fácilmente a Renji, que apenas logra infligirle una herida no obstante es ayudado por el Quincy Uryū Ishida que va acompañado de Pesshe Guatiche, aunque los poderes de Ishida también son sellados ambos logran trazar un plan y herir gravemente al Espada, que sobrevive gracias a su Fracción.

A pesar de intentar huír, el Espada los manipula y libera su Zanpakutō (Fornicarás) para divertirse a su costa y torturarlos creando clones de ellos y muñecos vudú. Cuando todo parece perdido aparece el Capitán de la Duodécima División Mayuri Kurotsuchi junto a su Subcapitana Nemu Kurotsuchi dispuesto a entablar combate. Tras una dura batalla de inteligencia Mayuri se alza victorioso y acaba con Szayel Aporro.

Renji e Ishida son curados mientras el resto de Capitanes luchan. Cuando estas terminan, Sōsuke Aizen se comunica con todos ellos y les explica que el secuestro de Orihime era parte de su plan para atrapar a varios shinigamis y ryoka en Hueco Mundo (cerrando sus Gargantas) y así poder destruir Karakura fácilmente y crear la Ōken. Al encontrarse en Karakura con el resto de Capitanes del Gotei, Aizen convoca a sus tres Espada más poderosos.

Cuando Ichigo Kurosaki trata de alcanzar a Orihime Inoue, custodiada por el Cuarto Espada Ulquiorra Cifer, los Caballeros Exequias se interponen en su camino, sin embargo, Yasutora Sado, Rukia Kuchiki y el propio Renji aparecen para enfrentarse al escuadrón ejecutor. No obstante es Rukia la que enfrenta a los enemigos pues Renji y Sado son atacados por innumerables Hollow. Al destruir a todos los Hollow , Renji va a la ayuda de Rukia y sorprende al líder de los Exequias con su poder espiritual, conparándola ésta con la de un espada. Al congelar Rukia al líder de los Exequias,cae el Décimo Espada Yammy Llargo, aplastando al líder de los Exequias e iniciando la batalla contra él mismo.

La guerra entre las fuerzas Hollow de Aizen y los Shinigami, da fin, siendo los triunfante los shinigami.
Renji sigue con su papel de teniente.


Relación con Ichigo Kurosaki
En un principio pensaba en él como un enemigo, pero una vez que Ichigo lo derrota, Renji e Ichigo se dan cuenta que desean salvar a Rukia, ayudándose mutuamente a salvar su vida. Renji y Ichigo tienden a tener las mismas opiniones sobre la vida y tienen prácticamente la misma personalidad. Renji ayuda a Ichigo en varias ocasiones, como la prevención de la ejecución de Rukia y la lucha contra los Espada, a pesar de su lealtad a la Sociedad de Almas. A pesar de esto, tienden a enfrentarse en confrontaciones verbales entre sí. Sin embargo son buenos amigos.


Necesidad de Prueba por ser cannon

   
creado por Lyska


 

 

 
Pasa el cursor aquí
Byakuya Kuchiki
Shinigami · edad desconocida · Sociedad de Almas · Libre


Personalidad
Como 28º jefe de la familia Kuchiki, una de las cuatro grandes familias nobles de la Sociedad de Almas, las maneras de Byakuya son las propias de un aristócrata, mostrándose en todo momento altivo, sereno y apático al resto de la gente, por más que dentro de sí mismo pueda existir un conflicto emocional. Tanto es así que rara vez expresa su opinión en público, y durante las reuniones de los trece Capitanes mantiene un obstinado silencio y los ojos cerrados. Igualmente, en el campo de batalla su actitud es totalmente calmada y rara vez se sorprende, sólo en las situaciones más críticas.

En estas ocasiones tan excepcionales su sorpresa sólo se refleja en que abre los ojos más de lo normal, pero no tarda en reponerse y reaccionar consecuentemente. Debido a su estatus Byakuya mantiene un comportamiento arrogante con todos sus semejantes, incluso mientras lucha, teniendo a su enemigo como alguien poco valioso e indigno de medirse con él. No obstante, y pese a este trato, Byakuya es un hombre muy perceptivo y conoce muy bien sus limitaciones.

Byakuya cree firmemente en la ley y el orden. Asumiendo sus cargos, ha decidido trabajar duro para lograr una sociedad pacífica y bien organizada. Según él, si alguien de su posición no siguiese las reglas y fuese un buen ejemplo para los demás, nadie le seguiría. Para mantener el orden, Byakuya cree que todos aquellos que infrinjan las leyes, por injustas que sean o puedan ir en contra de sus propios deseos, han de ser castigados. Esta idea lo llevará al extremo, como se vio en la Saga de la Sociedad de Almas, donde apoya la ejecución de su propia hermana adoptiva, Rukia, en su obligado cumplimiento de las leyes.

Además, es muy popular entre las shinigami al ser catalogado como el Capitán del que queremos tener un álbum de fotos.  


Historia
Poco se sabe de la juventud de Byakuya, excepto que 110 años antes, era un chico joven e impulsivo. Al parecer, empleaba varias horas con Ginrei Kuchiki. También recibía constantes visitas de la entonces Capitana de la 2ª División y líder de la familia noble de los Shihōin, Yoruichi, que disfrutaba provocándole a la vez que le enseñaba a moverse con velocidad.

Alrededor de 55 años despues, a pesar de su actitud Byakuya, conoció a una mujer muy dulce llamada Hisana, una habitante del Rukongai de la cual se enamoro y con quien se caso, aunque para eso tuvo que romper las reglas de la familia Kuchiki.

Desgraciadamente, su matrimonio fue muy corto, ya que Hisana padecía una enfermedad que acabó por debilitarla hasta tal extremo que, ya próxima a la muerte, le pidió a su esposo que encontrase, adoptase y cuidase de su hermana biológica, Rukia, a la que había abandonado cuando aún era una bebé.

También le hizo prometer que jamás le dijese que ella era su hermana, ya que suponía que jamás le perdonaría el haberla dejado sola cuando más indefensa se encontraba.

Byakuya encontró por casualidad a Rukia al poco de haber entrado en la Academia, adoptándola inmediatamente como su hermana. Al hacer este gesto, había cumplido el último deseo de Hisana pero había vuelto a romper las normas de su clan.

Por ello, juró ante la tumba de sus padres, que nunca volvería a quebrantar las leyes de nuevo, independientemente del motivo. Como resultado, pese a no mostrar reacciones externas, al ser condenada Rukia a muerte, Byakuya se vería sacudido por una guerra de principios, ya que el juramento prestado ante los recuerdos de los anteriores líderes de su familia chocaba frontalmente con el realizado a su difunta esposa.

Byakuya fue nombrado Capitán de la 6ª División en torno a unos 50 años después, y sólo un poco tiempo antes de que Rukia hubiese entrado en el Gotei 13.

Muchos años más tarde, es enviado al mundo de los vivos junto a su Subcapitán, Renji Abarai, para capturar a Rukia y averiguar qué ha sucedido con sus poderes de Shinigami. Como está terminantemente prohibido prestar los poderes a un humano, Rukia había huido de la casa de Ichigo y, de no ser por su repentina aparición, hubiera partido a la Sociedad de Almas sin proferir una sola queja, pero finalmente es atrapada.

Byakuya está presente en las dos reuniones de capitanes convocadas por Shigekuni Yamamoto-Genryūsai con motivo de la invasión de los Ryoka, mas no llega a articular una sola palabra en ninguna de ellas. Después de que Renji es derrotado por Ichigo, Byakuya ordena que no sea llevado a las dependencias de la 4ª División, sino que sea directamente enviado a las mazmorras de la 6ª División, como castigo por haber desobedecido las órdenes de mantenerse en su puesto.

El día de la ejecución de Rukia, Byakuya se dirige solo al Sōkyoku después de haberse despedido de una fotografía de Hisana. De camino a la colina, detecta la presencia de Renji, quien ha decidido combatir contra él y evitar a toda costa la muerte de su amiga.

En un primer momento Byakuya le conmina a abandonar su actitud rebelde, mas no tarda en adoptar una postura más agresiva, y responde a los ataques de su adversario de forma similar. Convencido como está de su superioridad sobre su subordinado, al que compara con un perro que trata de tocar la luna confundiéndola con un reflejo en el agua, Byakuya se sorprende visiblemente al ver que Renji ha llegado a ser capaz de desarrollar su propio bankai.

No obstante, este hecho no merma ni un ápice la determinación del Capitán Kuchiki, que combinando su dominio en las artes Kidō con su propio bankai, acorrala y derrota sin paliativos a su Subcapitán, dejándolo próximo a la muerte.

El combate definitivo entre Ichigo y Byakuya se produce después de que el primero llegue justo a tiempo y logre evitar la ejecución de Rukia, poniéndola a salvo con la ayuda de Renji, restablecido gracias a la secreta ayuda de Hanatarō y la Capitana Unohana.

Durante esta lucha, ambos contrincantes muestran sus bankai, aunque la inexperiencia de Ichigo acaba por pasarle factura y se ve superado por el poderoso Byakuya.

Aunque en un principio la sorprendente velocidad obtenida por el Shinigami sustituto logra poner contra las cuerdas a Byakuya, quien se siente profundamente ofendido por el hecho de que alguien como Ichigo haya accedido al bankai, éste recupera la ventaja perdida después de recurrir a su técnica del Senkei.

Sólo la inesperada manifestación en medio del combate de los poderes Hollow latentes en Ichigo acaban cambiando las tornas, pillando por sorpresa a Byakuya y superándole por completo.

Cuando Ichigo recobra el control sobre su cuerpo, ambos contrincantes deciden desplegar todo la energía espiritual que les resta en un ataque definitivo, que acaba con la rotura de la Zanpaku-tō de Byakuya y la renuncia de éste a seguir oponiéndose a la ejecución de Rukia, al admitir su derrota.

Tras concluir la lucha, Byakuya abandona el Sōkyoku, pero regresa con rapidez al ser avisado de la traición de Sōsuke Aizen, quien había orquestado su supuesto asesinato y la ejecución de Rukia con el propósito de hacerse con un poderoso artefacto, la Hōgyoku.

Cuando Aizen ordena a su cómplice, el Capitán Ichimaru, que mate a Rukia, Byakuya protege a su hermana con su propio cuerpo, recibiendo el ataque de Shinsō ante la sorpresa de todos los presentes. Aun así, el Capitán Kuchiki acaba siendo curado, gracias a los servicios de Unohana, una vez que Aizen y sus aliados han partido al Hueco Mundo.

Es entonces cuando Byakuya, rompiendo la promesa que le hizo a Hisana, le cuenta a Rukia la historia de su pasado y el porqué de su adopción, pidiéndole perdón por no haberla ayudado y dándole las gracias a Ichigo por haberle abierto los ojos.

Byakuya Kuchiki es uno de los cuatro capitanes enviados al Hueco Mundo para ayudar a Ichigo y sus compañeros en su lucha contra los Espada. Aparece en el preciso instante en que la Séptima Espada, Zommari Leroux, se dispone a dar el golpe de gracia a Rukia , gravemente herida (e incluso dada por muerta por sus amigos) tras su combate con Aaroniero Arruruerie.

Los dos empiezan a luchar, y Byakuya inicialmente recurre a su técnica de ataque más básica, en la que trata de acabar de un solo golpe con su enemigo por medio del Shunpo. Sin embargo, Zommari se autoproclama el más veloz de entre los Espada, y lo demuestra con su técnica de los Gemelos Sonido, con la cual puede crear cierto número de clones que atacan simultáneamente al Shinigami.

Byakuya logra esquivar con pericia los ataques de varias de las copias de Zommari, mas cuando éste le revela que pueden coexistir hasta cinco imágenes suyas a un mismo tiempo, el Capitán de la 6ª División se ve obligado a recurrir a una de las técnicas de evasión aprendidas por Yoruichi. Cuando Zommari afirma que la causa de la inminente derrota de Byakuya será su excesiva arrogancia, éste le responde que el arrogante es el propio Espada, ya que jamás un Arrancar podrá ser igual a él.

Para doblegar el desmedido orgullo de Byakuya, Zommari libera su Zanpakutō, y usando el poder que él denomina Amor, pasa a controlar la pierna y el brazo izquierdos del Shinigami , quien no duda en cortar sus tendones antes de ser manejado por el Espada. Zommari decide cambiar de estrategia, y pasa a controlar el cuerpo desmayado de Rukia, al dirigir su ataque a la cabeza de la Shinigami.

De esta forma, la séptima espada amenaza a Byakuya con matar a su hermana adoptiva si no se rinde, mas éste reacciona con prontitud, bloqueando con el Bakudō #61 la espada de Rukia y liberando a continuación su propio bankai, con el que ataca desde todos los ángulos posibles a Zommari por medio del Gōkei, el espada intenta controlar todas las flores de byakuya con todos sus ojos, pero viendo que eran demasiados pétalos; lo atacaron y lo dejaron gravemente herido.

El Espada consigue sobrevivir a duras penas, y echa en cara a su adversario el por qué los Shinigamis han decidido que los Hollows son malvados y quién les ha conferido de la autoridad para eliminarlos del mundo. Byakuya, con su habitual calma, afirma que él no había luchado contra él por ser un Shinigami y él un Hollow, sino porque Zommari había atacado a la razón de su orgullo (Rukia), al final Byakuya le corta con su espada, Rukia le dice porque su ropa estaba ensangrentada, pero su hermano le dijo que no le tome importancia.

Cuando Yammy Llargo está a punto de aplastar a Ichigo, Byakuya y Zaraki aparecen en escena. El Capitán de la 6ª División lanza al Arrancar un Hadō #33 de gigantescas dimensiones a la vez que el de la 11ª División cercena una de las patas de su enorme enemigo, haciéndole caer.

Después de oír una queja de Kenpachi por no haber podido asestar el primer golpe a Yammy, Byakuya responde con frialdad que sus palabras no tienen ningún sentido, pues él ha llegado en primer lugar, y le conmina a "aprender dónde se encuentra su lugar".

Aún así, un Yammy ciego de rabia ataca a Kenpachi, y Byakuya contempla la escena a la vez que convence a Ichigo de que vaya a Karakura, pues ésa es su tarea como Shinigami sustituto. Después de que Ichigo se haya marchado acompañado de la Capitana Unohana y de haber tenido unas breves palabras con Mayuri Kurotsuchi, Byakuya y Kenpachi se enzarzan en una discusión sobre quién debe darle el golpe de gracia a Yammy, ante lo cual el Capitán de la 6ª División libera su bankai y se dispone a atacar a su colega de la 11ª División.

Sin embargo, antes de que ambos Shinigami lleguen a combatir entre sí, Yammy se interpone entre ambos y los dos aprovechan para descargar sus más potentes ataques sobre su rostro. Esto enfurece más si cabe al Arrancar, que aumenta su tamaño y atacada con renovadas fuerzas a Kenpachi y Byakuya, obligados a dejar para después su discusión y hacer frente a su formidable enemigo.

Después de que Ichigo y Urahara derrotaran a Aizen, Byakuya y Kenpachi llegan a la falsa Karakura, victoriosos en su batalla contra el décimo espada.

Luego se dirigen al encuentro de el Capitán Yamamoto junto con Shunsui. El Capitán del Primer Escuadrón los regaña con un nivel de enfado muy alto por la pérdida de su haori, cosa que los Capitanes no toman con mucho valor diciendo que es una baratija (Byakuya), una molestia (Zaraki) y algo que da estilo (Shunsui), entonces Yamamoto les grita aun más enfadado.

Y así victorioso, sigue ejerciendo su cargo como capitán de la sexta división.


Relación con Ichigo Kurosaki
Byakuya fue el principal antagonista de Ichigo durante la Saga de la Sociedad de Almas, así como uno de los oponentes más formidables a los que se ha tenido que enfrentar. Debido a la actitud pasiva de Byakuya ante la ejecución de su propia hermana, se ganó la animadversión de Ichigo, quien desde el principio se propuso rescatarla y encontró en el Capitán Kuchiki su más letal adversario.

En sus dos primeros encuentros, Byakuya demostró una clara superioridad y mostró un gran desprecio hacia Ichigo, quien le recordaba tanto en el aspecto físico como en sus motivaciones al ya fallecido Subcapitán de la 13ª División, Kaien Shiba. Aunque no se haya ahondado aún en esta relación, parece ser que en el pasado Kaien se ganó la enemistad de Byakuya, y esta es una de las razones de que el Capitán Kuchiki extrapolase sus sentimientos hacia Ichigo.

A raíz del combate épico entre Byakuya e Ichigo en el Sōkyoku, comenzaron a operarse cambios en el primero, quien acabó por comprender que antes de seguir unas normas injustas debía proteger a sus seres queridos. Desde entonces, Byakuya ha comenzado a respetar a Ichigo, pero sigue pareciéndole una persona desagradable a la que nunca trata con sufijos honoríficos. Por su parte, Ichigo tampoco ve a Byakuya como un enemigo, y ha ido cogiéndole confianza hasta llegar a llamarle por su nombre de pila, algo que no deja de molestar al noble capitán, sin embargo después de la partida de Aizen hacia el hueco mundo, mientras Ichigo está buscando a Rukia en el Seireitei pasa a la habitación donde se encontraba Renji conversando con Byakuya en ese momento Ichigo pregunta sobre el paradero de Rukia llamando por su nombre de pila al capitán al retirarse Ichigo este muestra un poco de incertidumbre y un poco de pena de que el shinigami sustituto le llamara por su nombre

Se percibe que Byakuya respeta a Ichigo ya que cuando derrota a Tsukushima, argumenta que ser enemigo de Ichigo Kurosaki es suficiente para que él le mate.


Necesidad de Prueba por ser cannon

   
creado por Lyska





Pasa el cursor aquí
Hanatarō Yamada
Shinigami · edad desconocida · Sociedad de Almas · Libre


Personalidad
Hanatarō es una persona muy tímida y nerviosa, que acaba por convertirle en el objetivo de muchas burlas y bromas por parte de otros Shinigamis. Él mismo mantiene que es el chico que más matones tiene a su alrededor del mundo. El hecho de que su fecha de nacimiento coincida con el día de April Fools' (equivalente anglosajón al Día de los Inocentes) juega también en su contra, y la gente en lugar de felicitarlo se ocupa de tomarle el pelo y reírse de él.

Aunque Hanatarō es un ser profundamente amable y sin malicia alguna, también es torpe e ingenuo. Pese a su aparente naturaleza cobarde y asustadiza, Hanatarō ha demostrado ser audaz y valiente en algunas ocasiones, incluso a sabiendas de que lo que hace va en contra de la estrictas leyes de la Sociedad de Almas. Él afirma, al presentarse, que su nombre es relativamente fácil de recordar, aunque Ichigo dice todo lo contrario, manteniendo que si se llamase Hanako (un nombre de chica muy común) o Tarō (un nombre de chico muy común) sí sería fácil, pero siendo Hanatarō una mezcla de los dos es algo confuso.


Historia
Hanatarō aparece al ver un multitud de Shinigami alborotando algo por lo que decide acercarse y sin percatarse se tropieza y conoce a Ichigo y Ganju cuando ellos lo capturan y tratan de usarlo como rehén para escapar de los otros Shinigamis. Lo que no sabían los Ryoka (invasores) era que Hanatarō pertenecía a la 4ª División, y como tal era despreciado por los recios y pendencieros miembros de la 11ª División que los perseguían, y les daba exactamente igual qué hicieran con él. Por ello, finalmente Hanatarō acaba huyendo junto a Ichigo y Ganju de sus perseguidores.

Posteriormente Hanataro acompaña a Ichigo y Ganju en su largo viaje para salvar a Rukia, tras esto comienza a caminar por las alcantarillas para pasar desapercibidos entonces Ganju le pregunta a Hanataro como es conoces bien las alcantarillas y además añade seguramente es un ruta para realizar adecuadamente sus operaciones medicas entonces Hanataro muy avergonzado le dice no es eso, solo que los miembros de la cuarta división nos encargamos de limpiar las alcantarillas. En el transcurso del viaje, Ganju le pregunta por que nos estas ayudando a lo que Hanataro muy sincero le dice que Rukia le hablo de Ichigo y que el sinceramente espera que la salve provocando sorpresa tanto a Ichigo como Ganju.

Hanataro les comienza a contar a Ichigo y Ganju como es conoció a Rukia que se encontraba en la prisión de la oficina de la sexta división, el la llamo Rukia-sama por lo que ella pertenecía a la nobleza entonces Rukia lo regaño y le dijo que no se dirija a ella con "sama" e Yamada siguió contando que Rukia tiene una voz muy suave y que le hizo sentir muy bien además que charlaba con el sobre Ichigo Kurosaki como su vida había cambiado desde que lo conoció, tras esta información que Hanataro revelo asombro a Ichigo a lo que Ganju dijo parece que es otra Shinigami raro como tu refiriéndose a Ichigo.

Al salir al lugar más cercano a la Torre de la Penitencia, Ichigo lucha con Renji Abarai, Subcapitán de la 6ª División, Hanataro se da cuenta que Ichigo es capaz de vencer a Rnji Abarai, por que lo nota a Ichigo muy decidido. Luego Hanataro junto con Ganju quedan sorprendidos por el poder de Ichigo y como este es capaz de levantarse después de recibir golpes por parte de Abarai. Luego Hanataro junto con Ganju deciden llevarse el cuerpo malherido de Ichigo tras haber vencido a Renji, Hanataro ya en las alcantarillas procede a curar a Ichigo de las graves heridas que este recibió durante su enfrentamiento con Abarai. Cuando Ichigo despierta, Hanataro le dice que aun esta herido y no debe luchar pero Kurosaki hace caso omiso de sus indicaciones y se va caminado entonces Ganju lo golpea fuertemente que deja inconsciente por lo que Hanataro le dice que no debio hacer esto entonces Yamada se percata de la extraña mascara que llevaba escondida entre su ropa fue quien la salvo.

Cuando Ichigo esta recuperado del todo, Ganju se percata que también fue curado por Hanatro quien se encontraba descansando, mas tarde Hanataro les explica la función de una píldora energética que toman los miembros de la cuarta división tras esto salen de las alcantarillas. Luego Ichigo junto con Ganju y Hanataro corren al sentir la fuerte presión espiritual de Zaraki, quien buscaba al más fuerte. Hanataro se desmaya a causa de la fuerte presión espiritual de Zaraki entonces Ichigo le dice a Ganju que recoja el cuerpo de Hanatro mientras el se enfrenta a Kenpachi. Ya en el camino Hanataro despierta y le dice Ganju que tiene que volver donde se encuentra Ichigo para ayudarlo y al darse cuenta que el rival de Kurosaki es Kenpachi Zaraki, Hanataro comienza a sudar y a tiritar de miedo.

Hanataro acompañado de Ganju logran llegar a la torre del arrepentimiento luego de varias caídas y al enfrentarse a Shinigami que custodiaban el lugar. Hanataro queda muy asombrado por las palabra de Ganju al indicar que fue Rukia quien mato al hermano del Shiba. Yamada trata de detener el enfrentamiento entre Kuchiki y Shiba diciéndole que no han venido aquí par eso sino para salvarla, en ese momento Hanataro siente la presión espiritual de Byakuya Kuchiki que se acerca a la celda de Rukia entonces Hanataro trata de apaciguar a Ganju diciéndole que es entendible su situación que nadie daría su vida por el asesino de su hermana pero que tienen que hacerlo por Ichigo, además Yamada añade que será quien se enfrente a Byakuya y que el huya con Rukia y finalmente se despide y se va a enfrentar a Byakuya sin embargo Ganju lo detiene y lo bota del lugar para que Shiba se enfrente a Byakuya. Hanataro se preocupa al ver a Ganju caer después de recibir Sembozakura de Byakuya, mas tarde con la aparición de Ichigo en la torre del arrepentimiento Hanataro se emociona al verlo. Hanataro observa la batalla de Byakuya contra Ichigo e Yoruichi, cuando Rukia se desmaya este acude a ayudarla y se queda sorprendido por la aparición de los tercero oficiales del capitán Jushiro Ukitake entonces Hanataro les pide que traigan un paramédico pero Sentarou le dice que se aparte por lo que Hanataro le dice que no lo ara por eso Ukitake le explica por que esta ayudándole ya que ellos hicieron todo este alboroto por alguien de su división asombrando a Hanataro.

Allí, es retenido por la Capitana Unohana, que muestra severidad ante las acciones de su 7º Oficial, pero cuando se encuentra con la Subcapitana Kotetsu, ésta le responde que lo que ha hecho ha sido un acto muy valiente. Al final, es liberado por su amigo Rikichi de la 6ª División para curar a Renji de sus heridas, percibiendo en ese momento que ya antes otro Shinigami (la propia Unohana) había remediado aquéllas que eran mucho más graves.

Hanataro tiene una corta participación en esta saga donde acompaña a Rin Tsubokura a analizar los residuos de los Arrancar, ambos deciden ir primeramente a la casa de Kisuke Urahara y posteriormente a averiguar. Luego en el camino se enfrenta a un Hollow llamado Momoyama con lo cual resulta victorioso.

Cuando cuatro capitanes de división son enviados al Hueco Mundo para ayudar a Ichigo y sus compañeros en las luchas contra los Arrancar, Hanatarō parte junto con Byakuya, aunque rápidamente lo pierde de vista gracias a su uso del Shunpo, una disciplina que no domina en absoluto Hanatarō. Cuando consigue alcanzarlo, ha comenzado a luchar contra la Séptima Espada, Zommari Rureaux, así que trata de poner a salvo el cuerpo de Rukia, en un grave estado tras su reciente combate. Sin embargo, Hanatarō acaba siendo herido de gravedad por la propia Rukia, al ser ésta controlada por las habilidades de Zommari al liberar su Zanpaku-tō, y necesita ser curado por Isane. Posteriormente, éste sana las heridas de Byakuya Kuchiki. Su situación actual es desconocida, pero teniendo en cuenta su carencia en técnicas de alta velocidad como el shumpo o su aparente flaqueza en el cuerpo, presuntamente ha quedado en retaguardia hasta que sus servicios curativos sean necesarios. (aunque en el Omake del Capitulo 288 se ve que todos se olvidaron de el y esta vagando en el desierto de Hueco Mundo)

Hanataro e Isane regresan sanos y salvos a la Sociedad de las Almas, todos les dan una gran bienvenida, e incluso dicen estar orgullosos de él.


Relación con Ichigo Kurosaki
Al cruzarse en su camino Ichigo y Ganju y tomarle como rehén, Hanatarō rápidamente les demuestra estar de su lado y ayudarles con sus conocimientos de los túneles del Seireitei y sus habilidades curativas a llegar hasta Rukia.

Aunque en un principio tanto Ichigo como Ganju ven a Hanatarō de una forma similar a como lo hacen la mayor parte de los Shinigamis, compadeciéndose de él, en muy poco tiempo se dan cuenta de su forma de ser desinteresada y generosa, y no tardan en verlo como un amigo más.

El afán protector de Ichigo se extiende rápidamente también hacia él, mientras que Ganju -que vive más aventuras a su lado- se convierte en poco tiempo en uno de sus mejores amigos, llegando a llamarlo simplemente Hana.

Tras conocer a Ichigo y verlo pelear, se opera en Hanatarō un cambio muy notable, ya que a partir de entonces decide tener un rol más importante y no contentarse con ver todo desde la barrera. Esta decisión la muestra también frente a sus superiores, y a partir de entonces decide llevar siempre consigo su Zanpaku-tō.


No hay Necesidad de Prueba

creado por Lyska





Pasa el cursor aquí
Kenpachi Zaraki
Shinigami · edad desconocida · Sociedad de Almas · Libre


Personalidad
Kenpachi Zaraki en principio parece un ser desequilibrado que sólo busca combates por pura diversión, sin embargo posteriormente se ve en él cierta profundidad, a pesar de su carácter se preocupa por sus subordinados, con los que tiene una buena relación. Es un gran amante de la lucha hasta el punto de que se divierte buscando enemigos fuertes como Nnoitra, Byakuya, Unohana o Ichigo.


Historia
Kenpachi habitaba en el Distrito 80 del Rukongai , el más salvaje, violento y peligroso de todos. Ese Distrito se llama "Zaraki", y de ahí que él adoptase ese nombre, pues hasta entonces no tenía. "Kenpachi" es un título que se da a los shinigamis más fuertes de cada generación, y por eso lo añadió a su nombre. En ese ambiente aprendió a manejar la espada, a sobrevivir y hacerse más fuerte, matando a varios hombres bajo el filo de su espada. Tras una de esas batallas, se enfrentó contra la que entonces era capitana de la 11ª División, Yachiru Unohana, a quién superaba ampliamente a pesar de ser solamente un niño. Sin embargo, al haber encontrado a alguien a quién podía llamar enemigo, inconscientemente selló su poder de lucha a un nivel extremo ya que al haber encontrado a alguien capaz de competir con su poder pensó que si la mataba no podría volver a luchar otra vez contra alguien así. Fue entonces cuando ambos recibieron una herida que posteriormente los caracterizaría.

En una de esas peleas encontró a una niña procedente del Distrito 79 a la que dio el apellido "Kusajishi", que es como se llama dicho distrito, y el nombre de "Yachiru", que es el nombre de la única persona que le gustaría estuviera allí. Yachiru le acompaña desde entonces. Posteriormente se convertiría en su Teniente en el 11º Escuadrón del Gotei 13. También se sabe que, cuando aún estaba en el Rukongai, derrotó fácilmente a Madarame Ikkaku y que debido a su reticencia a matarlo y a que le instó a volverse más fuerte y vengarse en vez de clamar por la muerte, éste lo siguió al Seireitei y se convirtió en shinigami para luchar y morir bajo sus órdenes. Después de pelear contra Ikakku, Zaraki, luchó a muerte contra el Capitan de la 11 división, Kenpachi Kiganjo, al cual asesina y así Zaraki se convierte en Capitán del 11° escuadrón. Se sabe que en cuanto entró en las Trece Divisiones el Comandante Yamamoto le recomendó en repetidas ocasiones que practicara kendo, no obstante, la filosofía de este arte le resultaba incomprensible a Kenpachi y lo desechó, mas no así el concepto de agarrar la espada con dos manos. Zaraki obtuvo su puesto de Capitán de la Undécima División asesinando al anterior Capitán en un duelo a muerte ante todos los integrantes de la Undécima División, lo cual lo habilitó para el cargo a pesar de desconocer incluso el nombre de su propia Zanpakutō.

Después de su pasado como niña y adolescente, decide ir junto a Gin Ichimaru para hacerle una visita a Byakuya Kuchiki después de que éste le informe a su hermana de la sentencia tomada por la Cámara de los 46, donde mantiene un agrio intercambio de palabras con el Capitán, al igual que con Mayuri Kurotsuchi en la reunión de Capitanes en la que acusan a Ichimaru de no haber matado a los intrusos. Una vez se informe de la invasión ryoka de Ichigo Kurosaki, Yasutora Sado, Inoue Orihime, Uryū Ishida y Yoruichi Shihōin en forma felina, se dedíca a buscarlos incesantemente (con un nulo sentido de la orientación) hasta que es puesto sobre aviso por su Tercer oficial Madarame Ikkaku acerca del poder de Ichigo. Finalmente le encuentra justo en el Palacio de la penitencia y entabla combate con él mientras Hanatarō Yamada y Ganju Shiba escapan y tratan de salvar a Rukia. Aunque en principio Ichigo está totalmente abrumado por el poder de Zaraki y no puede ni cortarlo, el joven shinigami logra calmarse y cortar al Capitán. Ambos entrechocan sus espadas en feroces golpes varias veces. Ichigo se confía al comprobar que Kenpachi no puede liberar su Zanpaku-tō, más es entonces cuando Zaraki atraviesa la guardia horizontal que Ichigo mantenía con Zangetsu y lo traspasa, haciéndolo caer y creyéndolo derrotado. No obstante, cuando se da la vuelta Ichigo emerge con una potencia espiritual desorbitada y toma ventaja, cortando varias veces a Kenpachi. Sin embargo éste responde lleno de éxtasis y ambos comienzan a luchar tremendamente igualados. Cuando Zaraki cree estar ante un rival que merece la pena, se desprende del parche que lo limitaba y se dispone a destrozar a Ichigo. Éste por su parte recibe todo el poder de Zangetsu y de su Hollow Interno para realizar un último ataque. Ambos chocan en una violenta explosión y acaban mortalmente heridos. Zaraki ve su espada rota y le concede a un inconsciente Ichigo la victoria. Tras esto Yachiru se lleva a Zaraki lejos al tiempo que llama a Yachiru Unohana para que cure a su malherido amigo. Mientras esperan, Zaraki le pregunta su nombre a la Zanpakutō para hacerse más fuerte, más al no obtener respuesta siente una gran frustración y se desmaya. Poco antes de la ejecución de Rukia, Zaraki se encuentra recuperado de sus heridas en el cuartel de su División junto a Ikkaku y su Quinto Representante Yumichika Ayasegawa. Yachiru lleva ante él a Makizō Aramaki y a Orihime Inoue, después de que huyeran de la batalla con Mayuri Kurotsuchi y le explícan la situación. Zaraki decide ayudar a los ryoka y a Ichigo y se revela ante la ejecución, liberando a los prisioneros Chad, Ishida y Ganju.

Se encuentran en su camino con los Capitanes de la Séptima y Novena división, Sajin Komamura y Kaname Tōsen respectivamente, además de sus Subcapitanes, Tetsuzaemon Iba y Shūhei Hisagi. Zaraki plantea un cuatro contra uno y ordena a los demás que se adelanten. Los Capitanes se burlan de él y sus subordinados tratan de adelantarse para atacar a Zaraki, pero Yumichika e Ikkaku, que no han continuado adelante, deciden entablar combate con ellos y parten a un lugar alejado para no molestar a su Capitán usando el shunpo.

Komamura y Tōsen demuestran no ser rivales con sus liberaciones iniciales para Zaraki, quién los derrota fácilmente y alienta a usar sus liberaciones completas, Komamura se resiste pero Tousen accede y libera su bankai (Suzumushitsuikishi Enma Kōrogi) que priva de todos sus sentidos a Zaraki menos del tacto. Ante esto, Zaraki resulta herido varias veces, aunque poco a poco va adaptándose a la situación y evitando los golpes del Capitán. Finalmente se deja traspasar por la espada de Tōsen para ubicarlo y cortarlo transversalmente en dos ocasiones, lo cual destroza el bankai del Capitán y lo deja fuera de combate. Cuando Zaraki va a rematar a Tōsen por su insistencia, Sajin Komamura se interpone y libera su bankai para acabar definitivamente con Zaraki. La pelea no llega a comenzar puesto que Komamura se va al ver que Yamamoto va a pelear.
No tendrá más apariciones hasta después de la marcha de Sōsuke Aizen, Gin Ichimaru y Tōsen, en la que quiere entablar pelea con Ichigo, que se encontraba en el cuartel de su división, Ichigo sale corriendo cómicamente para evitar el combate, dejando a Zaraki enfadado.

Más tarde, tras la incursión en Hueco Mundo de Ichigo Kurosaki, Rukia Kuchiki, Renji Abarai, Yasutora Sado y Uryū Ishida para rescatar a la cautiva Inoue Orihime parece acabar definitivamente en derrota, Zaraki es uno de los Capitanes enviados para ayudar a Ichigo, deteniendo el ataque del Arrancar Tesla que acabaría con Ichigo con su espada y recrimina a éste el estar tirado y al borde de la muerte. Zaraki explica que ha llegado gracias a que Kisuke Urahara estabilizó la Garganta antes de tiempo. Yachiru está con él también. Tesla se enfurece y ataca a pesar de la advertencia de Nnoitra Jiruga pero es en vano, Zaraki corta transversalmente y en dos partes al Número que cae. Es entonces cuando tanto el Quinto Espada como el Capitán se presentan y comienzan un igualado combate. Aunque Kenpachi se ve incapaz de atravesar en principio el poderoso Hierro del Espada, poco a poco se acostumbra al combate y logra tomar ventaja, cortando en varias ocasiones a Nnoitra, llegando incluso a rechazar un Cero con las manos. Finalmente Nnoitra es derrotado al quitarle el parche al Capitán por error y recibir un brutal corte. No obstante Nnoitra vuelve a tomar ventaja liberando su Zanpakutō (Santa Teresa) con la que se cura y obtiene, primero 4 brazos y después 6. Kenpachi lucha emocionado pero es gravemente herido. Cuando observa que está en verdadero peligro de muerte, decide lanzar un poderoso golpe a dos manos llamado Kendo (el camino de la espada) que definitivamente derrota al Espada. Nnoitra no se resigna a perder y Kenpachi, aunque renuente, acaba por ejecutarlo. El Shinigami le rinde sus respetos al inerte Espada y le ordena a Ichigo que regrese junto a Orihime Inoue a Karakura, no obstante el Espada Stark interviene y desaparece junto a la humana misteriosamente sin que Kenpachi o Ichigo puedan hacer nada. Aizen se comuníca con todos ellos entonces y les explíca que el rapto de Inoue Orihime era parte de su plan para atrapar a varios shinigamis y Ryoka en Hueco Mundo y así poder destruir Karakura fácilmente para poder crear la Oken. Ichigo trata de moverse pero Zaraki lo detiene, diciendo que Yamamoto previó esto y le solicitó a Kisuke Urahara el habilitar la llegada a Karakura de todos los Capitanes restantes del Gotei.
Mientras los demás Capitanes explícan que gracias a la Tenkaikechū y a Kisuke Urahara, Karakura fue trasladada a una zona alejada del Rukongai mientras los habitantes fueron puestos a dormír, Zaraki observa como Ichigo se lanza hacia la Quinta Torre de Las Noches, donde Inoue está cautiva por el reaparecido Ulquiorra Cifer.

Kenpachi y Byakuya Kuchiki irrumpen en la batalla entre Yammy Llargo e Ichigo. Byakuya ataca a Yammy con Kido (Hado 33, Sokatsui) y Kenpachi corta una de sus piernas, haciéndole caer. A continuación, regaña a Byakuya por "robar" el primer golpe y le dice que se aleje de la zona de batalla. Byakuya llama a su declaración "sin sentido", ya que él fue el primero en llegar y que Kenpachi debe aprender cual es su lugar. Kenpachi, sin embargo, ignora a Byakuya diciéndole que no le culpe si termina cortado en trozos junto con Yammy. Kenpachi le dice a Ichigo que desaparézca y le ataca, pero es interrumpido por un puñetazo de Yammy que le arroja contra un pilar. Yammy pretende atacar a sus otros dos rivales, pero es detenido por una enorme piedra que había caído sobre Kenpachi al derrumbarse el pilar y que éste le arrojó de una patada. Mientras la pelea entre ambos continúa, Byakuya impide a Ichigo intervenir y le insta a volver a Karakura. Aparece Mayuri Kurotsuchi, quién abre una Garganta a través de la cuál Ichigo y Unohana (que reciéntemente había aparecido en escena) se dirigen a Karakura. Mientras tanto, la pelea entre Kenpachi y Yammy prosigue, habiéndole cortado el primero tres dedos al segundo y luego atacado directamente en la cabeza. Yammy cae y Kenpachi ordena a Byakuya que le de el golpe final, lo que enfada a Byakuya quién responde que eso es trabajo de un bárbaro como Kenpachi. En la discusión, Yammy se levanta y arroja un Cero a los capitanes, quiénes lo esquivan y pretenden pelear entre ellos. Pero aún estando Yammy en pie, ambos le atacan para quitarle del medio. El daño tumba a Yammy, pero sólo por unos instantes. Cuando los capitanes pretendían nuevamente comenzar a luchar entre sí, Yammy se levanta y sana sus heridas al tiempo que aumenta aún más de tamaño y sufre un cambio en su forma. Más tarde, después de derrotar a Yammy, Kenpachi junto a Byakuya, salen del Hueco Mundo mediante una Garganta . Al llegar a la Sociedad de Almas es recibido por algunos miembros de la 11 ª División. La 4 ª División respondió de inmediato a su llegada, teniendo en cuenta que si bien ambos están de pie están horriblemente heridos. Cuando se les pregúnta por la batalla, Kenpachi aclara que fue aburridisima. Después de tratar sus lesiones, Kenpachi junto con Byakuya y Shunsui aparécen reunidos con Yamamoto, quien les regaña por haber perdido sus haoris de capitán. Cada uno de ellos son indiferentes a la cuestión, Kenpachi diciendo que le molestaba, Byakuya que era una simple baratija y Shunsui algo que daba estilo. El capitán de la Primera División se enfada cada vez más.

Al ya tener su victoria contra Aizen los de Gotei 13, Kempachi Zaraki continua como capitán de la undecima división.


Relación con Ichigo Kurosaki
Desde que Ikkaku fue derrotado por Ichigo, Kenpachi ha tenido interés en la lucha contra él, y durante los varios enfrentamientos que ha tenido contra él ha disfrutado como pocas veces ha podido con otros rivales, manteniendo una amistad o rivalidad entre aliados.


Necesidad de Prueba por ser Cannon

creado por Lyska


Última edición por Ichigo Kurosaki el Miér 31 Dic 2014, 6:13 am, editado 5 veces
avatar
Ichigo Kurosaki

Zenis : 50
Guerrero Favorito : Ichigo Kurosaki
Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 18/04/2013
Edad : 29
Localización : Sociedad de Almas
Masculino


Datos Pj.
HP:
550/550  (550/550)
Level: 1
Experiencia:
0/100  (0/100)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: "El shinigami que no sabe Kidō"

Mensaje por Ichigo Kurosaki el Lun 29 Dic 2014, 9:20 pm





Pasa el cursor aquí
Ganju Shiba
Alma del Rukongai · edad desconocida · Clan Shiba · Libre


Personalidad
A raíz de la muerte de su hermano mayor, Kaien, a manos de otro Shinigami, Ganju ha desarrollado a lo largo de su vida un profundo odio hacia todos los Shinigamis que es lo que le mueve a ayudar de una forma tan activa a Ichigo y sus compañeros. No obstante, en su primera y sorprendente aparición, cuando el grupo de Ichigo aún no había ido a visitar a Kūkaku, Ganju se mostró como el líder de una banda con un gran ego, modales muy bruscos y con ganas de pelea. Cuando se encuentra próximo a su hermana, sin embargo, cambia radicalmente de forma de ser, portándose de forma educada y atenta con los invitados, debido al miedo que le da a Ganju ver a Kūkaku enfadada y lo violenta que puede llegar a ser con él si la ocasión lo merece. Con aquéllos que son sus amigos, Ganju se porta de forma muy correcta, preocupándose por ellos e incluso llegando a arriesgar su vida para realizar los propósitos de sus camaradas.


Historia
Ganju apenas era un niño cuando su adorado hermano mayor, Kaien Shiba, quien por entonces era Subcapitán de la 13ª División, murió a manos de otro miembro de su división, Rukia Kuchiki. Esto convierte a Ganju en uno de los habitantes de la Sociedad de Almas más jóvenes de los conocidos, pues Rukia no lleva más de cincuenta años en el Gotei 13. Ignoramos si ya entonces la familia Shiba, que entonces era considerada uno de los grandes Clanes Nobles (junto con las familias Kuchiki, Shihōin y dos más aún desconocidas), había caído en desgracia o no, pero lo cierto es que a raíz del trágico suceso los dos únicos integrantes del clan supervivientes, Kūkaku y Ganju, se instalaron definitivamente en el Rukongai. Profundamente impactado por la muerte de Kaien, Ganju desarrolló un gran rencor hacia los Shinigamis, a los que culpó de todo lo que había ocurrido, y se centró en integrarse en el Rukongai y hacerse un nombre en el lugar, pese a la férrea disciplina a la que le tiene sometido su hermana.

Tras haber fracasado en su primer intento de entrar en el Seireitei, Yoruichi Shihōin, quien ejercía de guía de Ichigo Kurosaki y sus compañeros, decidió probar suerte y visitar a su vieja amiga, Kūkaku Shiba.

Precisamente la noche antes de ir a la pintoresca casa de Kūkaku, el grupo tuvo un encontronazo casual con Ganju y sus amigos, que dio lugar a una pelea entre éste primero e Ichigo, impulsado por el odio de éste a los Shinigamis, pero que finalizó de forma brusca cuando Ganju se dio cuenta de lo tarde que se le había hecho.

Cuando ningún miembro del grupo pensaba que sus caminos se volverían a cruzar, Ganju apareció por casualidad al tratarse del hermano menor de Kūkaku y decidir ella enviarle junto a los demás en la misión de rescate. La sorpresa inicial fue mayúscula, pero una vez que Kūkaku rebajó la tensión a base de golpes a ambos contendientes, Ichigo y Ganju comenzaron a soportarse el uno al otro.

La idea de Yoruichi de entrar en el Seireitei era por medio del cañón de Kūkaku, algo que acaba por funcionar con éxito, pero que requiere la presencia de Ganju con el grupo de los Ryoka para poder fijar la trayectoria y acceder sin problemas a su lugar de destino. Finalmente, el grupo formado por Ichigo, Orihime, Uryū, Chad, Yoruichi y Ganju logra su objetivo, pero acaban separándose nada más penetrar en la barrera área del Seireitei.

Fruto del azar, a Ganju le toca compartir el mismo camino que Ichigo, y ambos aterrizan en la zona de la pendenciera 11ª División, amortiguando su caída gracias a la extraña habilidad de Ganju de transformar la piedra en arena.

Mientras Ichigo se enfrenta a Ikkaku Madarame, Ganju es perseguido por Yumichika Ayasegawa, el 5º Oficial de la 11ª División.

Sabiéndose más débil que su adversario, Ganju trata de darle esquinazo varias ocasiones sin conseguirlo, pero al final logra aprovecharse del exceso de confianza de su adversario (seguro de su victoria por luchar con un enemigo tan feo) y gracias a una mezcla de fuegos artificiales y lo que Yumichika considera "juego sucio", Ganju puede derrotar a su enemigo y de paso dar con Ichigo.

Ichigo y Ganju toman como rehén a Hanatarō, pensando que de esta forma los Shinigamis que los persiguen se detendrán, pero el efecto conseguido es justo el contrario. No obstante, los tres acaban escapando y refugiándose en la red de alcantarillado del Seireitei, que conoce muy bien Hanatarō. Éste decide ayudarlos a toda costa, convencido de la inocencia de Rukia, y gracias a él llegan a conocer el lugar donde se encuentra Rukia y cómo llegar hasta allí.

De camino a la Torre de la Penitencia, Ichigo se enfrenta a Renji mientras Ganju y Hanatarō no pueden hacer otra cosa que contemplar el combate, del que acaba por salir victorioso Ichigo.

Tras ser curado por Hanatarō, los tres reanudan la marcha y es entonces cuando Ichigo tiene que luchar contra un adversario aún más peligroso, Kenpachi Zaraki, razón por la cual el grupo se divide y Ganju y Hanatarō logran finalmente llegar a la Torre de la Penitencia y contactar con Rukia. Al ver el rostro de la Shinigami objeto de tantas preocupaciones, Ganju sufre una tremenda sorpresa, pues Rukia resulta ser quien, años atrás, mató a Kaien y fue la razón del odio de los Shiba a los Shinigamis.

Aun así, Ganju no duda en enfrentarse a Byakuya Kuchiki cuando éste acude a la Torre de la Penitencia al detectar a los intrusos, y sufre los devastadores efectos de Senbonzakura, que no duda en liberar Byakuya al identificar a Ganju como un miembro de la familia Shiba. Sólo la repentina aparición de Ichigo y la posterior clemencia de Ukitake, quien ordena que Ganju sea curado pero puesto en prisión logran salvarle la vida.

Ya encerrado, Ganju se reúne con Chad e Ishida, y más tarde también con Orihime, quien ha logrado convencer a los miembros de la 11ª División para que los liberen. Juntos, el grupo de amigos se encamina al Sōkyoku, donde Ichigo ya ha logrado salvar a Rukia y se está enfrentando a Byakuya. Sin embargo, no llegan al lugar hasta que se descubre la traición de Aizen y su posterior marcha al Hueco Mundo. Después de esta escena, tanto Ganju como Kūkaku regresan al Rukongai y acaban por recibir al poco tiempo una visita de Rukia, en la que finalmente se reconcilia con los Shiba.


Relación con Ichigo Kurosaki
El primer encuentro entre Ganju y el grupo de los Ryoka fue algo accidentado, ya que apenas sin medir palabra acabó peleándose con Ichigo. Al volver a encontrarse en casa de Kūkaku se reanudó el enfrentamiento, plasmándose entre ambos personajes una rivalidad en cierta forma similar a la que también tuvo en su momento Ichigo con Renji Abarai. Sin embargo, con el tiempo Ganju e Ichigo acabarían por aprender a tolerarse mutuamente, e incluso Ganju le echó una mano al Shinigami sustituto cuando trató de enfocar su energía espiritual en la esfera especial de Kūkaku que permitiría introducir al grupo en el Seireitei. Una vez dentro, Ganju e Ichigo continuarían la búsqueda de Rukia juntos durante un buen tiempo, discutiendo en alguna que otra ocasión pero dejando bien claro que tras esta forma peculiar de tratarse existía una amistad. De igual forma, Ganju también se hizo amigo de Uryū Ishida, Orihime Inoue y Yasutora Sado, pero al ser separados nada más entrar coincidió menos con ellos.


No hay Necesidad de Prueba

creado por Lyska





Pasa el cursor aquí
Sōsuke Aizen
Shinigami · edad desconocida · Anterior Líder del Ejército Arrancar · Libre


Personalidad
Pese a haber una posición de gran autoridad, Aizen es sorprendentemente amable y cortés con todos sus interlocutores, aliados, incluso enemigos. Su forma de hablar es lenta y pausada, y su rostro suele mostrar siempre una calma apacible, como si todo lo que ocurriese a su alrededor lo tuviese planeado de antemano.

De hecho, muy pocas veces ha mostrado signos de alarma o sorpresa, pareciendo sacar partido de cualquier suceso, incluso los planes que son elaborados en contra suyo. En la Sociedad de Almas, todos consideraban a Aizen como uno de los capitanes más agradables y respetados, así como querido y admirado por todos los Shinigami, en especial sus más directos subordinados. Esto, sin embargo, era una muestra más de su naturaleza peligrosa y manipuladora, que fue capaz de proyectar una imagen totalmente distinta a la que tiene en realidad.

El verdadero Aizen se preocupa poco de aquéllos que le sirven (tanto en el pasado como en el presente), y les ve como simples piezas en un enorme juego de ajedrez. Según sus propias palabras, no se ve afectado por ningún tipo de ética o moral, que ve como innecesarias restricciones a su potencial. Así, Aizen carece de todo tipo de honor y compasión, no dudando ni un solo momento en utilizar e incluso asesinar a tantas personas como le sean necesarios para alcanzar sus objetivos.

La megalomanía de Aizen llega hasta unos límites difíciles de imaginar, al considerar que sólo los débiles necesitan confiar en algo o en alguien, pues para ellos es imposible vivir sin obedecer a alguien que esté por encima de ellos. Partiendo de la idea de que una persona necesita de otra superior a él en la que confiar, ésta última a su vez en otra, y así sucesivamente, Aizen afirma que una cadena de sentimientos de este tipo da lugar a los dioses, algo que no duda en considerarse al estar en la cúspide de esta jerarquización.

Sin embargo, y a pesar de la más que asombrosa personalidad pasiva de la que hace gala, también ha demostrado ser alguien a quién no le hace ninguna gracia que el resto de personas se le opongan de manera que ellos mismos se consideren superiores a él.


Historia
Las primeras noticias de Sōsuke Aizen las tenemos de 110 años antes de los eventos ocurridos en Karakura Town y que finalizaron con su captura por el Gotei 13, cuando aún era el Subcapitán de la 5ª División, bajo las órdenes de Shinji Hirako. Durante la presentación de Kisuke Urahara como nuevo Capitán de la 12ª División, pero a Aizen descubre que la antecesora de Urahara en el cargo, Kirio Hikifune, no se había retirado sino que había sido ascendida y pasado a formar parte de la Guardia Real, un hecho que parece impresionarle profundamente.

Por estas fechas Aizen conoce a quien será su lugarteniente, Gin Ichimaru, cuando éste llega a asesinar al 3º Oficial de la Quinta División. Gratamente impresionado, Aizen no deja de tener en cuenta los innegables talentos de aquél niño prodigio y no tarda en convertirlo en su mano derecha. Ignoramos el momento preciso en el que se conocen Aizen y Tōsen, pero también ocurre en torno a esta época, ya que por aquel entonces Aizen ya era Subcapitán de la Quinta División.

Al menos a partir de esta época Aizen comienza a interesarse por la búsqueda de métodos mediante los que un Shinigami pueda incrementar su poder por encima de los límites establecidos por la propia naturaleza, tratando de encontrar la forma de romper la barrera existente entre los poderes de los Shinigami y los Hollows.

Comenzó experimentando con almas del Rukongai y con Shinigamis de bajo nivel en el proceso de Hollowficación, pero el nulo o escaso poder espiritual de sus sujetos de investigación hacía que, invariablemente, perdiesen la vida durante el proceso o acabaran convirtiéndose en Hollows completos. Nueve años después del nombramiento de Urahara como capitán, junto a Ichimaru y Tōsen, Aizen orquestó un plan en el que consiguió que cuatro Capitanes y cuatro Subcapitanes acabasen cayendo en sus redes, entre ellos su propio superior, el Capitán Hirako.

Ante la sorpresa y el odio de Hirako, Aizen afirma que los efectos de la Hollowficación son irreversibles y que es inevitable que tanto su capitán como los otros Shinigamis afectados acaben convirtiéndose en Hollows, si bien el proceso es ralentizado por la resistencia que opone el propio individuo. Aizen reprocha a Hirako el haberle tratado siempre con tanta cautela, desconfiando a las claras de él, y achaca precisamente a este hecho su definitivo final. No obstante, Hirako y los otros Shinigamis salvan sus vidas gracias a la rápida intervención de Kisuke Urahara y Tessai Tsukabishi, ante los cuales Aizen y sus subordinados optan por retirarse.

Más gracias a la presencia en el lugar de Urahara y la habilidad de su Zanpaku-tō, Aizen tiene una coartada y un chivo expiatorio, ya que logra desviar las sospechas hacia Urahara (quien había estado investigando el caso de las desapariciones en el Rukongai y la Hollowficación), obligando a huir de la Sociedad de Almas a las únicas personas que habían llegado a entrever sus verdaderos propósitos. Junto con Urahara y Tessai parte la también capitana Yoruichi Shihōin, así como Shinji Hirako y los demás Shinigamis infectados, los futuros Visored, que acabarán desapareciendo sin dejar huella y perdiéndose todo rastro de ellos durante un siglo entero.

Aizen se convierte en Capitán de la 5ª División en cierto momento de la historia, seguramente poco después de la desaparición de Hirako y los demás, tanto por méritos propios como por el gran número de puestos vacantes existentes (correspondientes a las divisiones 2ª, 3ª, 5ª, 7ª, 9ª, 10ª y 12ª).

Adoptando a Ichimaru como subcapitán suyo, Aizen continúa con sus experimentos secretos a la par que se convierte en uno de los líderes más apreciados y valorados en la Sociedad de Almas. Con ellos, es capaz de crear Hollows capaces de ocultar a su antojo su presión espiritual o con la capacidad de fusionar su alma con la de un Shinigami, siendo así el responsable indirecto de la muerte del Subcapitán de la 13ª División, Kaien Shiba.

Antes de la línea temporal de la serie, Aizen estaba concentrado en buscar a Hirako y los otros infectados por sus experimentos en el pasado intuyendo que estaban ocultándose en el mundo humano. Decidido a mover cielo y tierra para poder encontrarlos, indaga en el mundo humano a raíz de sus experimentos previos con Hollows en pos de su objetivo. Lo que no esperaba Aizen era encontrarse con que Isshin, el capitán de la décima División quien fue al mundo humano para investigar un incidente asociado con un Hollow, estuviera combatiendo contra uno bastante particular el cual tiene la piel oscura, el agujero Hollow cerrado y una máscara Hollow que sigue los mismos patrones que la de Ichigo Kurosaki. Aizen entonces decide entrar en acción al viajar al mundo humano acompañado de Gin y Tōsen para atacar a Isshin por la espalda cuando éste se disponía a contraatacar al extraño ser. Isshin no puede reconocer a Aizen como su atacante debido a que éste y sus cómplices utilizaron las mismas capas especiales que usó Kisuke Urahara en el pasado para salvar a Hirako y al resto de Shinigamis infectados por sus experimentos gracias a que estas capas también tienen la facultad de hacer invisible a su portador. A Aizen le causa sorpresa ver que Isshin pudo reconocer el daño infligido sobre él por su Zanpaku-tō y no parece mostrar mayor interés en su pelea con el Hollow oscuro aludiendo que si el ser es vencido solamente con el Shikai, significa que el experimento fue un completo fracaso; sin embargo cuando ve a Masaki Kurosaki en el campo de batalla ayudando a Isshin muestra una expresión de sorpresa e interés en ese instante.

Aizen también tuvo la oportunidad de estudiar todos los trabajos de Kisuke Urahara, acabando por tener noticias de la Hōgyoku, el artefacto que diseñó el antiguo Capitán de la 12ª División con el que se podían crear híbridos de Hollows y Shinigamis. Percatándose de que la Hōgyoku era aquello que había estado ansiando durante tanto tiempo, Aizen centra toda su atención en dar con su paradero y afianza su camino para poder conseguirla.

Sabiendo que la Academia es una auténtica mina de sujetos a los que poder manipular según sus deseos, Aizen la visita con bastante frecuencia y se gana el respeto y la admiración de muchos de los estudiantes. De entre ellos, toma bajo su protección a los que cree que tienen más posibilidades de convertirse en Shinigami poderosos y fáciles de controlar, admitiéndolos en la 5ª División. Mientras que mantiene a Hinamori bajo su mando directo y acaba por convertirla en su Subcapitana, a Izuru Kira y a Shūhei Hisagi los destina a las divisiones 3ª y 9ª, donde acaban convirtiéndose en los lugartenientes de Ichimaru y Tōsen, respectivamente, que habían sido ascendidos en un paso más de Aizen por situarse en una posición ventajosa. Otra de sus grandes promesas, Renji Abarai, resulta no ser tan maleable como en un principio pensó, y acaba traspasándolo a la 11ª División, desechándole de sus planes.

Aizen no sólo afianza su posición y la de sus subordinados en la Sociedad de Almas, sino que también se va preparando, en secreto, para una más que posible guerra con el Gotei 13 una vez que revele sus verdaderas intenciones.

Sin llegar a despertar sospecha alguna entre los otros Shinigami, Aizen viaja al Hueco Mundo y consigue que se adhieran a su causa tanto Hollows como Arrancar naturales. A sus diez guerreros más poderosos Aizen los nombra integrantes de los Espada y les conmina, no sólo a irse preparando para la guerra, sino también a buscar a los más poderosos habitantes de aquel desolado lugar, los Vasto Lorde, para convencerlos de que se unan a sus filas.

Al menos en una ocasión Aizen, acompañado por Ichimaru y Tōsen (cuando ya eran los tres capitanes de división) viajan al Hueco Mundo para sojuzgar a quien se hace llamar el Rey de aquel lugar, Baraggan Louisenbairn, destruyendo su ejército, obligándole a rendirles pleitesía y convirtiendo su palacio de Las Noches en su fortaleza y base de operaciones.

Con Aizen convertido en secreto en el principal gobernante del Hueco Mundo y sus Espada alistando nuevos y más poderosos miembros a sus fuerzas, el Capitán de la 5ª División no tiene más que dar con el paradero de la Hōgyoku para poder dar comienzo a sus más ansiados propósitos.

Al llegar a sus oídos que Rukia Kuchiki ha desaparecido en el mundo de los vivos, Aizen sospecha que Urahara se encuentra detrás del asunto, y que con este hecho no busca otra cosa más que esconder la Hōgyoku, el único objeto capaz de crear híbridos perfectos de Hollows y Shinigami.

El siguiente paso que da Aizen es el decisivo y aquél con el que deberá desenmascararse, al verse en la necesidad de actuar cuanto antes. Por entonces ya sabía que si quería extraer la Hōgyoku de Rukia debería hacerlo mediante un proceso como una ejecución mediante el Sōkyoku, capaz de desprender una altísima cantidad de energía, suficiente como para desintegrar el cuerpo de la Shinigami.

Aizen decide asesinar a todos los integrantes de la Cámara de los 46, el órgano legislativo de la Sociedad de Almas, y ocultar este hecho a los demás capitanes (salvo Ichimaru y Tōsen) para hacer pasar la sentencia a muerte de Rukia por una decisión tomada por la Cámara de los 46, si bien es cierto que el supuesto proceso judicial no deja de sembrar sospechas en algunos Shinigamis, que consideraban excesiva la pena.

Para rescatar a Rukia, el Shinigami sustituto Ichigo Kurosaki y sus amigos irrumpen en la Sociedad de Almas, cumpliendo así los deseos de Urahara, que les brinda los medios necesarios. Aizen, que ya preveía algo así, aumenta aún más el desorden en el Seireitei simulando su propia muerte e incitando a la lucha entre sus más fervorosos servidores gracias al enorme afecto que le profesaban.

Aunque hace que todas las sospechas acerca de la identidad de su asesino apunten en dirección a Ichimaru, Aizen escribe una carta a Hinamori a modo de testamento, en la cual le advierte acerca de Hitsugaya y le señala como el culpable de su muerte. Este hecho no sólo quiebra la estabilidad emocional de Hinamori, al verse obligada a luchar con su amigo al creer que fue él quien mató a su admirado Capitán Aizen, sino que provoca el enfrentamiento entre Hitsugaya e Ichimaru y la aparición de rencillas entre los Subcapitanes, distrayendo buena parte de la atención.

Por si esto no fuera poco, Aizen se oculta hasta el día de la ejecución de Rukia en las dependencias de los miembros de la Cámara de los 46 y última sus investigaciones, llegando a descubrir un método alternativo al Sōkyoku para extraer la Hōgyoku del cuerpo de Rukia, que no conllevaría la muerte de la Shinigami. Cuando Ichigo logra rescatar a Rukia ante la mirada pasmada de medio Gotei 13, Aizen opta por mostrar sus cartas y se revela ante Hinamori para después herirla de extrema gravedad.

Aunque evita luchar con la Capitana Unohana, la única que había empezado a tener sospechas del engaño, no tiene ningún reparo en combatir, sucesivamente, con los Capitanes Hitsugaya y Komamura, así como con Ichigo y Renji, derrotándolos a todos ellos en un instante, de un solo golpe. Finalmente, Aizen logra su objetivo y extrae la del cuerpo de Rukia sin necesidad de matarla, para después dejar su vida en manos de Ichimaru.

Sólo la veloz intervención de Byakuya Kuchiki evita que Ichimaru asesine a Rukia, poco antes de que Yoruichi y Suì-Fēng aparezcan en la cima del Sōkyoku y mantengan prisionero a Aizen hasta la llegada de los demás capitanes y subcapitanes.

Más los Shinigami traidores no se impresionan ante el despliegue de efectivos, ya que súbitamente se forma una enorme Garganta en el cielo de la Sociedad de Almas de la que emerge una cohorte de Gillian, que mediante la técnica de Negación atraen hacia sí a Aizen, Ichimaru y Tōsen. Mientras se marcha con sus aliados Hollows al Hueco Mundo para prepararse para el enfrentamiento definitivo, Aizen rompe sus gafas y modifica su peinado, así como revela que su verdadera intención es llegar a ocupar el trono de los cielos.

Ya instalado en el enorme palacio de Las Noches, Aizen comienza a prepararse para la guerra contra la Sociedad de Almas aliado con los Arrancar, aunque la Hōgyoku sigue sin funcionar a su pleno rendimiento.

Interesado en Ichigo, envía a dos de sus Espada, Ulquiorra y Yammy, al mundo de los vivos para ver si el Shinigami sustituto supone realmente una amenaza. Aunque su ataque se ve contrarrestado por la presencia de Urahara y Yoruichi, la información conseguida es más que suficiente, y regresan a Las Noches.

Allí, Ulquiorra le muestra a Aizen todo lo que ha presenciado y éste aprueba sus decisiones, pese a que Grimmjow Jaegerjaquez, la Sexta Espada, no tarda en descalificar y criticar a su compañero, afirmando que si Ichigo en realidad no se merecía la atención de Aizen bien podían haberlo matado. Decidido a dejar en evidencia a Ulquiorra, Grimmjow invade la ciudad de Karakura Town junto a su Fracción sin el permiso de Aizen, siendo derrotados todos los Arrancar a su mando. Cuando Tōsen trae de vuelta a Las Noches a Grimmjow, Aizen se muestra algo más severo que de costumbre pero se niega a castigar al Espada hasta que éste trata de atacar a Tōsen cuando éste le amputa su brazo, advirtiéndole entonces de que si daña a su subordinado deberá pagar las consecuencias.

Gracias a la misión de reconocimiento de Ulquiorra, llega al conocimiento de Aizen la existencia de Orihime Inoue, amiga de Ichigo, y sus increíbles habilidades, de las cuales la que más le llama la atención es su Sōten Kisshun, que él no duda en calificar como "rechazo de los eventos", un poder capaz de inmiscuirse y modificar los designios divinos.

Por ello, ordena a Ulquiorra que secuestre a Orihime y así da a entender a la Sociedad de Almas que necesita a la muchacha para fabricar la Ōken, con la que podrá acceder a la dimensión donde habita el Rey Shinigami. Para el cumplimiento de su misión, Ulquiorra selecciona a distintos Arrancar de nivel Espada que actúen como señuelos en Karakura combatiendo contra Ichigo y los Shinigamis destacados en el lugar, eligiendo entre ellos a Wonderweiss Margera, el Arrancar que acaba de crear Aizen mediante el empleo de la Hōgyoku. La misión resulta un éxito, y Ulquiorra trae consigo a Orihime, quien demuestra el alcance de sus poderes restaurando el brazo perdido de Grimmjow ante la evidente complacencia de Aizen.

Antes de confinarla en su celda, Aizen hace llamar a Orihime y decide mostrarle la Hōgyoku como muestra de la confianza que ha depositado en ella. Este hecho hace que la muchacha se decida en su fuero interno a destruir gracias a sus poderes aquel artefacto, llevándolo a un momento previo a su creación.

Al mismo tiempo que Orihime toma esta determinación se ve cómo Aizen sonríe con malicia, lo que parece indicarnos que ya tenía en mente esta posibilidad, aunque hasta el momento no se ha visto qué es lo que se propone a este respecto.

Con motivo de la entrada de Ichigo y de sus amigos en el Hueco Mundo (de nuevo ayudados por Urahara) para rescatar a Orihime, Aizen organiza una reunión con sus Espada y resta importancia al asunto, y aunque les avisa de que los intrusos son más poderosos de lo que a primera vista aparentan, les conmina a actuar con perfecta normalidad y no moverse de sus aposentos.

Posteriormente también llegan a Las Noches cuatro capitanes de la Sociedad de Almas como refuerzos de Ichigo, momento que es aprovechado por Aizen para cerrar todas las Garganta utilizadas como vías de acceso al Hueco Mundo, encerrando a los intrusos en aquel lugar y revelando entonces que el secuestro de Orihime no era más que un señuelo para atraer al Shinigami sustituto y dividir las fuerzas de la Sociedad de Almas a la mitad, encontrándose con menor oposición a la hora de destruir Karakura Town, un paso necesario para llegar a fabricar la Ōken.

Nada más llegar Aizen, Ichimaru y Tōsen a Karakura, se dan cuenta de que están ante una imitación de la ciudad, que ha sido instalada en el mundo de los vivos por Kisuke Urahara siguiendo las órdenes de la Sociedad de Almas, mientras la verdadera Karakura ha sido trasladada temporalmente a la Sociedad de Almas y sus habitantes puestos a dormir.

En la copia de la ciudad, los tres Shinigami traidores se encuentran con el resto de capitanes, preparados para pelear. Aizen no se preocupa por ello, afirmando que los derrotará sin inconvenientes en ese lugar y que, cuando vaya a la Sociedad de Almas, podrá fabricar la Ōken sin ninguna oposición. Aizen convoca en el campo de batalla a los tres Espada de mayor rango, Starrk, Baraggan y Harribel, mientras que deja a Ulquiorra al cargo de Las Noches.

El Comandante General y Capitán de la 1ª División, Shigekuni Yamamoto-Genryūsai, realiza el primer movimiento y mediante una técnica de su shikai encierra mediante una prisión de fuego a Aizen, Ichimaru y Tōsen, optando por que sus fuerzas derroten primero a los Espada antes de encararse con los antiguos capitanes. Rodeado de las abrasadoras llamas, Aizen resta importancia a la acción de Yamamoto, así como a la imprevista aparición de Hinamori, convencido como está de su victoria.

No obstante, su paciencia parece agotarse un tiempo después, o eso al menos comenta Starrk al ver cómo llegan a la ciudad Wonderweiss y una enorme criatura llamada Fūrā, que con un soplido apaga el fuego y libera a Aizen y sus subordinados. Lo que parece ser la inminente derrota del Gotei 13 es interrumpida por la inesperada aparición de los Visored, dirigidos por Shinji Hirako, que han decidido unirse a las fuerzas de la Sociedad de Almas para vengarse de Aizen. Hirako descarga un mandoble sobre Aizen, pero es oportunamente detenido por Tōsen sin que el líder del ejército de los Arrancar llegue a dirigirle en un solo momento la palabra a su antiguo superior.

Los distintos combates prosiguen hasta que los dos primeros Espada, Starrk y Baraggan, mueren a manos de sus respectivos enemigos. Aizen tampoco hace ningún comentario al respecto ante lo que debería suponerle un serio revés, y sin embargo insta a Ichimaru y a Tōsen.

Tōsen a que acaben con lo que están haciendo. Seguidamente, Aizen se sitúa junto a Harribel, quien aún continúa luchando contra tres personas a un mismo tiempo, y sin cruzar una sola palabra, la hiere mortalmente con su Zanpaku-tō diciéndole que no es lo suficientemente fuerte como para poder combatir para él.

Después de deshacerse de la última de los Espada, Aizen insta a los Shinigami y a los Visored (a quienes llama "intentos de Arrancar de mala calidad") a luchar todos a un mismo tiempo contra él, pasando a continuación a provocar en especial a los Visored. Aizen se burla de las recomendaciones de Hirako al resto de sus compañeros, asegurando que tanto si le atacan de súbito como si idean una estrategia, el resultado será el mismo, y mantiene que no tiene nada que temer de ellos, pues ya llevan muertos cien años.

Esto último acaba sacando de sus casillas a Hiyori Sarugaki, quien se lanza contra Aizen para ser partida en dos por el shikai de Ichimaru. Viendo cómo Hirako se desespera y ansía la llegada de Ichigo, Aizen se burla de su debilidad y le hace ver que, si sus subordinados en algún momento confiaron en él, también fue muestra de su propia debilidad.

Aizen se dispone a luchar con Hirako, decidido a mostrarle poco a poco el "Dios" que es. Pese a las confiadas palabras de Aizen, Hirako no se arredra y, al desenvainar a Kyōka Suigetsu, éste pasa a liberar su propio shikai, después de decirle a su antiguo subordinado que, gracias a haber desconfiado de él y marcar distancias un siglo atrás, Aizen ignora por completo cuáles son las habilidades de su Zanpaku-tō.

La Zanpaku-tō de Hirako, resulta tener la habilidad de alterar la percepción espacial de un oponente, mediante la creación de un "mundo al revés" en el que la derecha es izquierda, el delante es detrás, etc. Hirako llega incluso a herir levemente a Aizen en un hombro aprovechándose de este poder tan especial, pero su enemigo no tarda en controlar la situación y recupera el control, hiriendo en la espalda a su antiguo superior y tomando de nuevo la ventaja en el combate.

Viendo que Tōsen ha sido derrotado, Aizen mata de un ataque a distancia, por medio de su tremendo poder espiritual, a su antiguo subordinado, ante la ira de Komamura.

Inmediatamente después, a las espaldas de Aizen, llega por fin Ichigo Kurosaki, dispuesto a derrotarle lanzándole su técnica de Getsuga Tenshō. Aizen resulta ileso y no tarda en demostrar una clara superioridad sobre Ichigo aún con su Máscara Hollow, esquivando sus golpes con enorme facilidad y demostrándole la diferencia de nivel que existe entre ellos.

Sabiendo que, por ser la única persona con un nivel comparable o superior al de un Capitán que aún no ha caído bajo el influjo de Kyōka Suigetsu, los Shinigami y Vizard que aún se mantienen en pie y luchando deciden proteger a Ichigo y se enfrentan todos a un mismo tiempo a Aizen.

Éste detiene los furiosos embates de Hitsugaya y los certeros golpes de Kyōraku sin apenas pestañear, tras lo cual se enfrenta al bankai de Hitsugaya y a las fuerzas combinadas de Komamura y de Love.

Una vez más, Aizen resulta totalmente indemne y decide, según sus propias palabras, explicar qué es lo que significa el verdadero "poder" a Komamura, destruyendo su enorme bankai y a éste con él, para después enfrentarse a un mismo tiempo a Love y a Rose, a los que también derrota.

Después de abatir a Risa Yadōmaru, Aizen se encara con Soi Fong, neutralizando su letal técnica de Nigeki Kessatsu, pero ese momento es aprovechado por Kyōraku para volver a herirle. Seguidamente, y a consecuencia del efecto del shikai de Hirako, Aizen es alcanzado por Hitsugaya, quien le atraviesa desde atrás el pecho con su Zanpaku-tō.
Sin embargo, el Aizen que ha llegado a ser gravemente herido por los capitanes ha sido una ilusión proyectada por Kyōka Suigetsu. En la realidad, y tal y como un horrorizado Ichigo no tarda en señalar a sus aliados, Hitsugaya ha atravesado el cuerpo de su amiga Momo Hinamori, por quien Aizen había cambiado posiciones, logrando asestar de la forma más cruel posible un tremendo golpe emocional a las fuerzas de la Sociedad de Almas, especialmente a Hitsugaya. Descubierta la ilusión, Aizen abate a los Subcapitanes Kira e Iba, quienes creían estar dirigiéndose a Hinamori, y después se encara con Hirako, quien le pregunta furioso desde cuándo había recurrido a las ilusiones.

Aizen le contesta con otra pregunta: ¿desde cuándo habían pensado que él no estaba empleando a Kyōka Suigetsu?. A continuación, Hitsugaya arremete con frenesí contra Aizen pese a las advertencias de Kyōraku, y el propio Aizen señala que todos sus contrincantes acaban de dejar una apertura en sus defensas, y lo demuestra dejando fuera de combate de forma simultánea a cuatro capitanes Shinigamis (Hirako, Kyōraku, Soi Fong e Hitsugaya).

En ese instante Ichigo, que presenciaba el combate a lo lejos, se prepara para enfrentarse a Aizen pero antes de que pueda alcanzarlo Yamamoto decide tomar cartas en el asunto, surgiendo en medio de una columna de llamas con su Shikai activado. El Comandante ataca a Aizen, quien le esquiva con la habilidad de su espada y atraviesa a Yamamoto, que le aferra el brazo con fuerza asegurando haberlo atrapado.

Aizen impávidamente le pregunta que si la mano que está agarrando es su mano real a lo que Yamamoto le responde que no hace falta que pregunte por que con solo reconocer el reiatsu de su Zanpaku-tō, sabe que está enfrentándose con él. A lo que activa una nueva técnica con la cual pretende inmolarse junto con Aizen llamada Ennetsu Jigoku tras lo cual el anciano general advierte a Ichigo a que se aleje por el poder destructivo de la técnica ya que al no formar parte del Gotei 13, no tiene porque compartir su destino. Aizen le reprocha especialmente para dejar a Yamamoto sin su principal arma, al tiempo que le advierte que su final ha llegado.

Más tarde, cuando Wonderweiss salió disparado por el ataque de Yamamoto con su mano desnuda, Yamamoto dice a Aizen que es el Shinigami más poderoso jamás nacido en los últimos siglos, razón por la cual ha sido el Comandante General del Gotei 13 durante mil años.

Acto seguido se lanza a descargar un nuevo golpe a Aizen, pero Aizen sale ileso puesto que Wonderweiss se interpone en medio de los dos. Cuando Yamamoto termina con Wonderweiss, Aizen le explica que nunca podrá usar mas a Ryūjin Jakka y le pregunta que ha donde han ido las llamas que Wonderweiss había sellado y éste último explota pero Yamamoto se lanza a la explosión para que no se alargue mucho y queda herido. Aizen se acerca a darle el golpe final, pero es sujetado por Yamamoto y este utiliza el Hadō 96, usando como catalizador su cuerpo quemado, ante la sorpresa del mismo Aizen, quien no creía que Yamamoto fuese capaz de usar su cuerpo como arma.

Al escapar del ataque, se encuentra con Ichigo con la máscara Hollow. Ichigo logra asestarle su Getsuga Tenshō cortándolo por debajo de su hombro izquierdo, pero Aizen una vez cesan los ataques de su adversario, le dice que ha perdido su última oportunidad. A la vez cura su herida y se burla sobre la creencia de Ichigo de que esto ha sido posible gracias a la regeneración instantánea, comentando que él no se convertiría en Hollow.

Al momento descubre su pecho mostrando en su centro al Hōgyoku y comenta a Ichigo que es sorprendente como había crecido su reiatsu, tal como él lo había planeado y que sus batallas con Ishida (despierta su poder Shinigami), Renji (aprende la habilidad de su Zanpaku-tō), Kenpachi (Da un paso más al desarrollo de su Bankai), Byakuya (Se acerca a su forma Hollow), Grimmjow (Domina su forma Hollow) y Ulquiorra (Gana aun más fuerza) han estado todo el tiempo en la palma de su mano.

Ichigo no cree en las palabras de Aizen, por lo que este sigue dando detalles acerca de todos las batallas y situaciones por la que ha pasado Ichigo, insinuando que todas han sido impulsadas gracias a sus movimientos, explicando que Ichigo es material fino para llevar a cabo sus investigaciones. Ichigo intenta atacarlo, pero Aizen detiene a Zangetsu con su mano desnuda, y le revela que desde el día de su concepción, Ichigo ha tenido una existencia única. Pero justo cuando está a punto de desembrollar esa cuestión, Isshin Kurosaki se interpone entre ambos, callando a Aizen. Isshin le da un cabezazo a Ichigo que lo aleja de la zona.

Isshin e Ichigo conversan. En ese momento hace su aparición Gin, el cual se había ocultado. Aizen le pregunta por qué no había aparecido antes, entonces Gin le dice que estaba esperando el momento indicado para hacerlo. Luego de esto, Ichigo se lanza contra Gin, iniciando la batalla. Al mismo tiempo, Isshin comienza a combatir con Aizen.

En el medio del combate, Isshin ataca a Aizen con una técnica desconocida, mediante la cual extiende el dedo medio de la mano hacia Aizen, lanzándolo contra los edificios con la sola fuerza de este movimiento. Mientras Ichigo pelea con Gin, Aizen se recupera del ataque de Isshin, y se acerca a este, para utilizar en su contra el Hadō nº 63, Raikohō, generando una explosión gigantesca. Isshin sale ileso de este ataque, y le dice a Aizen que sus movimientos se están haciendo lentos, a lo que Aizen contesta que ha consumido toda su alma shinigami, y que ha llegado la hora de utilizar una nueva alma, desconcertando a Isshin.

En ese momento Aizen le explica a Isshin que la razón de esto se debe a que ha comprendido el funcionamiento del Hōgyoku

El cual materializa los deseos de las personas de forma inconsciente. Al tiempo que su cuerpo comienza a cubrirse de una extraña sustancia salida del interior de la joya, Aizen es sorprendido por un ataque por la espalda de parte de Kisuke Urahara quien llega a su encuentro.

Le ataca pero Urahara sobrevive gracias a un gigai portátil. Éste le atrapa con varios hechizos de Kidō y ataca con estos, aunque Aizen sobrevive gracias al Hogyoku. Aizen hiere después a Urahara con la mano desnuda, pero este le lanza un último ataque poniéndole unos sellos en las palmas de las manos que, según palabras de Urahara, hacen que el mismo Reiatsu de Aizen le destruya. Después de esas palabras los sellos hacen una gran explosión.

Sin embargo, la explosión no es suficiente para matarle, gracias a la protección del Hogyoku, Aizen sale de las llamas envuelto por una sustancia blanca que emana del Hogyoku y se arranca los sellos de las muñecas mientras se burla de Urahara, en ese momento, Urahara le ataca a la vez que Isshin, desde detrás y le aguantan de los brazos con unas cadenas, En ese momento llega Yoruichi provista de unos extraños guantes y botas y lo golpea con muchísima fuerza, hiriéndole. Aizen se enfada y les promete una muerte lenta y dolorosa.
Aizen desafía a sus adversarios para atacarlo, Aizen mira a Ichigo con una mirada fría para disuadirle a entrar en la pelea. Señala que debe haber habido algo especial en la armadura de Yoruichi. Aizen de repente aparece junto a Yoruichi y la ataca, causando una gran cantidad de destrucción en los alrededores.

Después haber roto parte de su armadura, Aizen mira como Yoruichi y Kisuke discuten. Cuando Kisuke le pregunta por qué lo está mirando fijamente, Aizen explica que él se está preguntando si su preocupación por Yoruichi es parte de un plan. Aizen revela que él es ahora mucho más fuerte, pero él todavía encuentra a Kisuke interesante ya que es el único en la Sociedad de Almas, que excede su intelecto. Despreocupado por las palabras de Aizen, Kisuke ataca a Aizen con un Hadō # 32, Ōkasen. Aizen fácilmente lo bloquea y anticipa un ataque sorpresa de Yoruichi. Pero Yoruichi activa su Shunkō, Aizen cae al suelo. Yoruichi intenta seguir atacando pero es bloqueada por Aizen. Kisuke interviene, atándolo con su Shikai Shibari Benihime y luego ataca con Hiasobi Benihime y al final con Juzu Tsunagi.

Después Isshin lo remata con un Getsuga Tenshō. Aizen sobrevive al Getsuga Tenshō de Isshin con una gran grieta en su cuerpo. Poco después, estalla una gran explosión detrás de Ichigo, desde donde sale Aizen, que ha derrotado a Isshin, a Kisuke y a Yoruichi.

Aizen le pregunta a Gin que estaba haciendo con Ichigo, a lo que Gin responde que él solo estaba probando el poder del muchacho. A continuación, Aizen ordena a Gin abrir el Senkaimon, explicando que sería más conveniente crear la Oken en la Sociedad de Almas. De repente, la máscara rota en la cara de Aizen se cae a pedazos, revelando su nueva forma. Gin comenta que el período de incubación ha terminado. Con su nueva forma, él y Gin parten hacia la Sociedad de las Almas.

Cuando cruzan la puerta senkaimon por el camino Gin y Aizen ve a larga distancia el Kōtotsu y se voltea, Gin le dice que no le haga caso que pertenece al mundo de la Sensatez pero cuando lo dijo era demasiado tarde Aizen ya lo había destruido y le dice a Gin que si le temía , Gin se queda callado y continúan.

Al llegar Aizen dice que han llegado lejos del centro de Karakura diciéndolo en forma de que Gin tenía la culpa a lo que Gin le reprende que eso se debió a que él había sido un poco travieso. Ya en Karakura, se cruzan con un habitante que se ha despertado pero no puede soportar el inmenso poder de la fusión de la Hōgyoku y muere. Más tarde, él y Gin ven a Tatsuki Arisawa cargando con Chizuru Honshō y Aizen comenta que son amigos de Ichigo, y que los vio a través del ojo de Ulquiorra. Tras jugar un rato con sus indefensas presas, momento en el que Don Kanonji y Zennosuke Kurumadani les ayudan a escapar, Aizen no muestra algún tipo de impresión cuando a Karakura llega Rangiku Matsumoto quién solo venía a hablar con Gin.

Tras contemplar como Gin aparentemente asesinó a Rangiku Matsumoto (puesto que no puede sentir su reiatsu), Aizen le insinúa a Gin que preparará la Ôken en el centro de Karakura una vez haya matado a los amigos de Ichigo y dejado sus cadáveres en las afueras de la ciudad.

Cuando de repente, Gin toca la Zanpaku-tō de Aizen y sorprendido (puesto que el propio Gin le dice que conoce el punto débil de su shikai al haber estado durante tanto tiempo con él), Aizen recibe una brutal estocada en su pecho de parte de su subordinado.

Gin le explica a un enfurecido Aizen que no salía aún de su asombro, que en realidad estaba mintiendo acerca de la función real de su Zanpaku-tō cuando activa el bankai; cada vez que corta a su oponente y el arma se hace polvo al momento de contraerse y estirarse, deja en el interior del enemigo un poderoso veneno almacenado en cada fragmento de su espada el cual destruirá a su oponente desde dentro empezando por sus células. Dicho esto, el cuerpo de Aizen comienza a desintegrarse. Pero el ya estaba fusionado con la Hōgyoku así que aunque Gin se la arrebato él siguió vivo y en una transformación no antes vista.

Posteriormente se dispone a asesinar a Gin. Sin piedad lo corta con su Zanpaku-tō y le revela algo estremecedor: aún antes de que Urahara descubriera la Hōgyoku, el mismo Aizen había logrado crear su propia Hogyouku; por lo que desde el principio existen dos Hōgyokus. Como ambas eran imperfectas, Aizen decidió robar la de Kisuke Urahara y fusionarla con la suya propia para perfeccionarlas.

Una vez dicho esto, le arranca el brazo (en una de las escenas más crueles de la serie, por cierto), lo atraviesa y le dedica unas últimas y emotivas palabras: "El miedo es necesario para evolucionar. El miedo de que uno podría ser aniquilado... en cualquier momento. Gracias, Gin. Gracias a tus esfuerzos ahora finalmente me he elevado a una existencia que va más allá de un shinigami o un hollow". Así termina con la vida del traidor. Entonces va tras los amigos de Ichigo, y mucho antes de alcanzarlos los reduce con una increíble presión espiritual.

Justo cuando se dispone a finalizarlos llega Ichigo cargando a un inconsciente Isshin, al parecer con una nueva fuerza y listo para la batalla. Apenas lo ve llegar, Aizen le pregunta si de verdad es Ichigo, pero él le ignora y se centra en el cuerpo del moribundo Gin, que tiene a una Rangiku Matsumoto sumida en lagrimas (puesto que en realidad, Gin nunca la había matado) a su lado. Entonces se dirige a Aizen y le pregunta que a que se refiere con que si en verdad es él.

Aizen le dice que si realmente es él, está decepcionado, ya que al igual que Tatsuki no siente ni un mínimo de Reiatsu, y que aunque lo estuviese ocultando, es imposible que no se sienta ni un ápice, por lo que le dice que ha fallado en evolucionar y que no ha aprovechado la última oportunidad que le dio. Ichigo al oír esto, dirige su mirada hacia el cuerpo inerte de Gin y este antes de morir dirige su mirada hacia Ichigo y recuerda cómo eran las miradas de Ichigo antes y se dice a si mismo que esa es una mirada fuerte, y que ahora podrá irse y dejarle el resto a Ichigo.

Aizen le va a hablar, pero Ichigo le interrumpe y le dice que cambien el lugar de la pelea, a lo que Aizen responde que sus palabras no tienen sentido ya que solo alguien capaz de pelear con el podría decir eso, y cuando se disponía a decirle que no podría causar ningún daño, sorprendentemente Ichigo agarra a Aizen por el rostro y de súbito se lo lleva fuera de Karakura a una velocidad nunca antes vista, y de la que el propio Aizen se queda atónito. A continuación Ichigo lo arroja con fuerza hacia el suelo y mientras Aizen se levanta aún sorprendido y con una herida en la frente por la fuerza con la que Ichigo lo agarró, éste le dice que comiencen, y que acabará con él en un instante, mientras Aizen lo mira furioso.

De repente Aizen sonríe con malicia, y le dice a Ichigo que puede entender que su reiatsu no ha "desaparecido"; sino que lo ha intercambiado por la impresionante fuerza física con la que fue capaz de arrojarlo al suelo. Dicho esto le advierte que pierda toda esperanza, puesto que aún tras la evolución y aún con toda esa fuerza está lejos de poder alcanzarle. Las alas que hasta ese momento se habían mantenido replegadas se despliegan, confiriéndole al ex-capitán un aspecto mucho más imponente así como también mayor velocidad.

Entonces comienza la batalla. Aizen ataca y una montaña vuela en pedazos. Asombrado de su propio poder, le confiesa a Ichigo que no esperaba que sus capacidades se elevaran a tal nivel que pudiera "cambiar la forma de la tierra con un simple golpe de espada". Aizen está feliz.

Da las gracias a Ichigo por permitirle probar el "poder que trasciende a shinigamis y Hollows" y vuelve a atacar. Esta vez su contrincante no elude el golpe, sino que lo detiene con su Zanpaku-tō. Aizen se emociona y observa que luego de la evolución los brazos derechos de ambos se han fusionado con sus respectivas Zanpaku-tō, y comenta que "quizá esta es la forma que todas las Zanpaku-tō deberían adoptar". "Pero la naturaleza de ambas evoluciones es diferente" - dice Aizen - "y tal es así que si lo deseo puedo destruir tu espada con un simple golpe".

Entonces ataca y esta vez Ichigo detiene el golpe con su mano desnuda. Aizen sufre un shock: "¡Ridículo!. Entiendo que pueda eludir mi golpe... ¡¿pero detenerlo?!". Mientras está en eso, su rival le pregunta si es tan difícil de creer que él haya podido detener su espada, y si está asustado: asustado de lo que tiene frente a sus ojos, asustado de algo que está ocurriendo y que no puede comprender.

El villano ya no lo soporta más. Furioso le dice a Ichigo que no hable tan triunfal; que solamente posee más fuerza física y nada más, y que para evitar más milagros lo acabará con Kidō. Entonces con una desesperación nunca antes vista en él comienza a recitar el Hadō 90#: Kurohitsugi (Ataúd oscuro).

Cuando lo termina está seguro de victoria, puesto que se trata de "un hechizo perfectamente recitado por mí, el ser que está más allá del poder de un hollow o de un shinigami. ¡Algo que jamás podrás comprender!". Sin embargo Ichigo deshace el hechizo fácilmente con un solo golpe de espada; y le dice a su rival que al parecer no ha entendido que en ese momento es más fuerte que él y que la montaña no fue destruida por su espada, sino por la del propio Ichigo.

Sin poder siquiera responder, Aizen es herido por primera vez. Después de recibir el último golpe de Ichigo, este le dice que tiene un sentimiento extraño, por el hecho de que una vez Aizen le preguntó porqué se mantenía alejado de él, siendo ahora Aizen el que mantiene las distancias con Ichigo, por lo que este pregunta a Aizen la razón.

Aizen le pregunta a Ichigo si está feliz de haber parado su espada, de haber roto su Kidō, y de haber herido su cuerpo, para después gritarle enfurecido a Ichigo que deje de ser tan arrogante, e inmediatamente después vuelve a evolucionar, convirtiéndose en un ser de grotesca apariencia y de cuyas alas salen lo que parecen ser mascaras Hollow.

Una vez concluida su transformación, comenta que el Hōgyoku no le permitirá perder contra un humano, mientras que una de las mascaras Hollow de sus alas dispara un cero a Ichigo, provocando una gran explosión. Aizen, al comprobar que a conseguido herir a Ichigo en el brazo izquierdo, dice que duda de que Ichigo pueda volver a usar ese brazo, y dicho esto, se lanza al ataque. Ichigo sale disparado después de recibir el ataque de Aizen, y mientras Ichigo está inconsciente, Aizen lo agarra del cuello, y le pregunta a Ichigo si puede oírlo.

Aizen continúa hablando y le dice a Ichigo que él una vez consiguió destruir la barrera entre los Shinigamis y los Hollows y que se volvió trascendental, pero que ahora no es más que una sombra de lo que fue, y que no merece la pena tomarlo en serio, que conocerá la muerte por su trascendental mano, y que cuando mate a Ichigo invocará la completa separación entre las vulgares existencias de lo Shinigamis y los Hollows, pero cuando se disponía a acabar con Ichigo, este le pregunta a Aizen si eso es lo único que tiene, liberándose de un golpe de Aizen, mientras que se dispone a mostrarle el Getsuga Tenshō final.

Así, ante los ojos de un más que asombrado Aizen, Ichigo evoluciona a una nueva forma. Luego éste le explica que el Getsuga Tenshō final implica volverse él mismo Getsuga y perder todos sus poderes de shinigami, lo cual es la precisa razón por la que se llama "final".

Entonces mientras Aizen intenta comprender qué es esta nueva forma de Ichigo se da cuenta de que todavía no siente nada del reiatsu de su rival, y recuerda su batalla contra Isshin, Urahara y Yoruichi, así como su encuentro con los amigos de Ichigo, en la que sus oponentes no podían sentir su reiatsu a menos que el mismo Aizen deliberadamente lo suprimiera puesto que éste se encontraba en una dimensión superior a la de ellos. Finalmente lo comprende: la razón de que él no pueda sentir el reiatsu de Ichigo es que el mismo Ichigo se encuentra en una dimensión superior a la suya. Momento de shock.

Desesperado grita que algo así es imposible, que cómo puede ser que un simple humano pueda sobrepasarlo. Ichigo le responde: "esto es... Mugetsu" mientras que un aura oscura se esparce sobre el campo de batalla. Después de que Ichigo use el Getsuga Tenshō Final en Aizen, este cae con un corte en su cuerpo que casi lo parte en dos. Aizen comienza a regenerarse e Ichigo al ver eso se acerca a atacarlo de nuevo, pero comienza a perder sus poderes.

Aizen se levanta, su ojo derecho es blanco y el izquierdo como el de un hollow, luego le dice a Ichigo que mire su Zanpaku-tō, esta estaba desapareciendo poco a poco y a eso Aizen dice que el Hōgyoku decidió que el ya no necesitaba una y que esa era la derrota de Ichigo, pero antes de poder hacer algo una luz atraviesa su pecho. Aizen estaba confundido por saber cuando habían puesto ese Kidō en él, detrás suyo llega Urahara diciendo que por fin se activo, Aizen pregunta si fue él quien lo hizo.

Urahara responde que si y luego explica que escondió ese Kidō dentro de otro que disparo hacia él en el momento que más tenía su guardia baja. Luego le dice que ese es el "sello" y que pensando en que iba a ser casi imposible matarlo, en el momento que se unió con el Hōgyoku desarrollo ese tipo de Kidō. Aizen sonríe mientras le dice a Urahara que un sello de ese nivel no podrá hacer nada ya que está llegando a una nueva etapa de evolución, pero todo el poder que obtuvo comenzó a desaparecer.

Aizen queda sorprendido de porque sus poderes estaban desapareciendo, Kisuke Uraharalediceque es la voluntad del Hōgyoku y que el sello que dejo en él se activo en ese momento porque sus poderes se debilitaron, debido a eso la Hōgyoku ya no lo reconocía como su maestro.

Aizen se pone realmente furioso gritándole a Urahara que lo despreciaba y luego le pregunta por qué un hombre de su intelecto se permite ser usado por "esa cosa". Urahara pregunta si se está refiriendo al "espíritu del rey", luego se da cuenta de que Aizen lo ha visto y le explica que sin la existencia del "espíritu del rey" la Sociedad de Almas se dividiría y que este es el "espíritu del rey" es el "eje central", y que sin este el todo se vendría abajo.

Aizen le reclama que esa es la lógica de un perdedor y que un vencedor debería ver no como es el mundo sino como debe ser y cuando dice: "Yo..." aparentemente es sellado. Luego Urahara aclara que la forma sellada de Aizen fue enviada al Seiretei.

10 días después, Aizen se encuentra atado a una silla por muchas bandas de color negro. Él está siendo juzgado por los jueces de la Cámara de los 46, la cual le condenan al nivel más bajo de la prisión subterránea por no menos de 18.800 años. Aizen pregunta cómo los seres de su calibre pueden decretar sobre él, afirmando que le resulta un tanto irónico. Un juez le silenció llamándolo traidor y advirtiéndole que no debe ser engreído sólo porque se crea inmortal. A continuación, llaman a que cierren sus ojos y su boca y elevan su condena hasta 20.000 años.


Relación con Ichigo Kurosaki
El primer cruce entre ellos se da en la cima del Sōkyoku, siendo Ichigo fácilmente derrotado por Aizen, y los mismos no volverían a verse hasta una vez Ichigo entre en la Karakura falsa. A pesar de esto, Ichigo pareciera ser (debido a lo visto en los últimos capítulos del manga) una pieza muy importante para Aizen, llegando al punto de que Aizen a controlado e impulsado todos las batallas que Ichigo ha superado y al considerarlo material fino para sus investigaciones, al conocer más acerca de la existencia de este, que Ichigo mismo.


Necesidad de Prueba por ser uno de los enemigos nombrados en la historia del foro

creado por Lyska


También la creación de personajes originales podría ser parte de esta trama. La Quinta División se encarga del escuadrón de mensajes y muchos de sus miembros están especializados en el Kidō, menos Ichigo, que es el Teniente de esta división, por lo que necesita aprender de esta habilidad para ser un buen teniente

Además también pueden sumarse algunos cannon no puestos aquí, pero depende enormemente de su historia y relaciones.


Última edición por Ichigo Kurosaki el Miér 31 Dic 2014, 7:23 am, editado 4 veces
avatar
Ichigo Kurosaki

Zenis : 50
Guerrero Favorito : Ichigo Kurosaki
Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 18/04/2013
Edad : 29
Localización : Sociedad de Almas
Masculino


Datos Pj.
HP:
550/550  (550/550)
Level: 1
Experiencia:
0/100  (0/100)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: "El shinigami que no sabe Kidō"

Mensaje por Ichigo Kurosaki el Mar 30 Dic 2014, 6:33 pm

UP
avatar
Ichigo Kurosaki

Zenis : 50
Guerrero Favorito : Ichigo Kurosaki
Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 18/04/2013
Edad : 29
Localización : Sociedad de Almas
Masculino


Datos Pj.
HP:
550/550  (550/550)
Level: 1
Experiencia:
0/100  (0/100)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trama: "El shinigami que no sabe Kidō"

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.